CORONAVIRUS

Bono de Protección 2020: cómo saber si soy beneficiario del bono con RUT

La ayuda es parte de las contribuciones sociales regulares del estado y, en medio de la crisis económica, puede ser una contribución de importancia para las familias.

Bono de Protección 2020: cómo saber si soy beneficiario del bono con RUT
JAVIER SALVO/ATONCHILE

El Bono Protección 2020 es uno de los aportes del Estado que se mantiene vigente en medio de la pandemia del coronavirus en el país. Por lo tanto, puede alzarse como una ayuda complementaria a las iniciativas impulsadas por el Gobierno para auxiliar a las familias necesitas frente a la grave crisis económica desencadenada por el Covid-19.

El aporte gubernamental consiste en un pago mensual que se realiza a los grupos familiares de sectores vulnerables, a través del Ministerio de Desarrollo Social. Se entregra por espacio de dos añosa los participantes del Programa Chile Seguridades y Oportunidades, quienes recibirán el pago automático y no es necesario que postulen al beneficio.

La condición para obtener el aporte estatal es que las personas formen parte del programa al firmar la Carta de Compromiso y del Plan de Intervención. Esto habilita inmeditamente el pago del Bono Protección de la forma como el beneficiario lo estipule.

¿Cómo saber si soy beneficiario del Bono Protección 2020 con el RUT?

El monto del Bono Protección 2020 asciende a $17.970 durante los primeros seis meses de cobro del befeneficio. Posteriormente, la cifra va decreciendo en forma semestral hasta llegar al monto final de $13.155.

Para consultar si eres beneficiario del Bono Protección 2020 el Instituto de Protección Social (IPS) habilitó la herramienta de consulta online IPS en Línea. Este les permite a las permsonas consultar si son destinatarios de la ayuda del  Estado solo con ingresar su RUT.

En el caso de las personas que elijan la modalidad de cobro presencial para acceder al pago del Bono Protección 2020, el plazo para hacerlo efectivo solo se extiende por 6 meses. Cumplido este lapso de tiempo, se da por entendido que el beneficiario renunció a la ayuda gubernamental y no hay más posibilidades de acceder al cobro de los dineros.