FÚTBOL CHILENO

"Ni científicamente está explicado": la grave lesión que golpea a zaguero del Campanil

Claudio Navarrete sufrió el percance en la vuelta a entrenamientos y podrá jugar recién en 2021. "No creo que haya influido la para de tres meses", dice.

"Ni científicamente está explicado": la grave lesión que golpea a zaguero del Campanil
ANDRES PIÑA/PHOTOSPORT

Claudio Navarrete debutó en 2019 y lentamente se fue ganando un lugar entre los titulares en Universidad de Concepción. El zaguero, de 21 años, disputó siete partidos en la temporada pasada y en 2020 sumaba tres encuentros, pero una grave e inesperada lesión dejará en pausa su consolidación con los penquistas, justo en medio del retorno a los entrenamientos en el contexto de la pandemia del coronavirus.

Navarrete sufrió un ruptura del tendón de Aquiles y no volverá a jugar hasta el próximo año, luego de ser intervenido quirúrgicamente hace unos días. "Venía un balón y quise tocarlo, puse el pie izquierdo como apoyo y de repente sentí como un pelotazo en la parte de atrás del pie. Miré hacia atrás y no había nada. Ahí pensé que algo malo había pasado, porque sentí como que algo se había cortado", cuenta el central a AS Chile.

- ¿Había tenido alguna lesión en el tendón de Aquiles anteriormente?
- No, nada. Algún esguince de tobillo, pero nada más que eso. No tuve ningún antecedente que me haya hecho pensar que tenía esa parte resentida. No creo que haya influido la para de tres meses, porque había entrenado sin ningún problema en las semanas anteriores. Parece que ni científicamente está explicado cómo puede ocurrir, en mi caso, esta lesión, porque antes no había tenido nada ahí.

- ¿Fue una ruptura parcial o total? ¿Qué le dijo el médico?
- El doctor me dijo que estaba mal la lesión. Que aparte del corte, también estaba como deshilachado, como que en cualquier momento se podía cortar. Según lo que escuché se me cortó casi el 90 por ciento del tendón.

- Muy mala cosa y justo en la ansiada vuelta a entrenamientos.
- Claro, no podía sostener el pie, lo único que podía mover era los dedos. Ya después no me podía mantener en pie, el tendón como que afirma el pie. Estábamos en la tercera semana de entrenamiento, este jueves iba a pasar ya a la cuarta. No había tenido ningún problema, ni un drama, el físico había respondido bien.

Ilusión rota

En su estreno en el fútbol profesional, Navarrete se mostró como un zaguero robusto, seguro en la marca y con tranquilidad para resolver con el balón. "Estábamos ilusionados en que este año iba a ser bueno, porque había terminado en buena forma el año pasado", indica el central del Campanil.

"Me dicen que el tiempo mínimo de recuperación son cuatro meses, pero algunos compañeros me dicen que no me apure, que vaya tranquilo. Por apurarse, uno puede correr el riesgo de que (el tendón de Aquiles) se corte otra vez", agrega Navarrete.

- ¿La prudencia va a ser clave entonces?
- Así es, no queda otra. Tengo que levantar cabeza, porque después a uno le puede pasar otra cosa y tener una depresión, por ejemplo. Aparte de que tengo el apoyo de todos, de la familia, de los compañeros y del club. Todavía me quedan dos años (de contrato) en el club, hay que ir con calma.

- ¿Cómo fueron las tres semanas de entrenamiento antes de que sufriera la lesión?
- Todo ha funcionado en orden. El complejo del club es grandes, con hartas canchas de futbolito y ahí cada jugador estaba en su cancha. Estaban todas las medidas adecuadas, todo con guantes, con mascarillas, con alcohol gel, todo seguro. Nos habíamos hecho dos tets PCR y todos habían salido bien. Este jueves mis compañeros pasaron a la Fase 3, con grupos más grandes de entrenamiento.