CORONAVIRUS

Coronavirus: ¿Ocultó China las cifras y la gravedad del virus?

Mientras el mundo se debate en una fiera lucha contra el Covid-19, salen a la luz nuevos antecedentes del brote del virus en dicha nación.

Mientras el mundo se debate en una fiera lucha contra el Covid-19, salen a la luz nuevos antecedentes del brote del virus en China.

Tras varios meses ya conviviendo en el mundo con el coronavirus, nuevamente suenan las alarmas al respecto de la información que supuestamente el gobierno chino habría escondido referente a la enfermedad que azota a todo el orbe.

Todo se remonta a noviembre. Si bien el primer caso data del 17 de ese mes, el aviso a la OMS se dio recién el 31 de diciembre en un acto que, según muchos científicos y médicos, pudo cambiar completamente el panorama del virus.

China, por su parte, ha sido enfática en mencionar que siempre han estado al servicio de la comunidad, al entregar datos y detalles sobre el proceso, tal como relató Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, quien declaró que "desde que estalló la epidemia, China ha tomado las medidas más completas, exhaustivas y rigurosas de una manera abierta, transparente y responsable y ha hecho esfuerzos para detener la propagación".

Pese a lo anterior, se levantan una serie de suspicacias debido a la gran cantidad de prohibiciones que el gobierno de aquel país tiene en cuanto al tráfico de información y a la censura de esta misma.

Los problemas más graves que causó esta supuesta falta de información es, entre otros, que China habría ocultado que el Covid-19 se transmitía entre personas, cosa que hoy no está en discusión, pero que pudo ser muy relevante en el inicio de la pandemia para lograr el control de la enfermedad.

Lo cierto es que varios estudios, entre ellos uno del diario The Guardian, demostró que el país asiático habría estado escondiendo la evidencia científica del coronavirus, peor aún, mintiendo al respecto de la real cifra de infectados en la pandemia que, según sus números, superaría los tres millones de personas.

La conclusión que se ha obtenido tras la serie de periodistas, científicos y actores relevantes del mundo de la medicina en China que han salido a contar sus experiencias con la censura de la información es algo que solo viene a confirmar que dicho país ha ocultado datos relevantes referente al virus y que, posiblemente, de haber mostrado mayor apertura a la verdad, las cosas hoy en día serían distintas.

Lamentablemente, no es posible confirmar fehacientemente las especulaciones, dado que mientras el gobierno chino no exponga con certeza sus cifras, datos y detalles recabados del coronavirus, la situación se presta para meros comentarios no certificados.