COLO COLO 2 - WANDERERS 3

Prohibiciones en cancha: ¿los jugadores cumplieron el protocolo?

El Consejo de Presidentes aprobó una serie de infracciones en el Código de Procedimientos y Penalidades. "Vamos a tratar de tener sentido común", decía Osses la semana pasada.

Prohibiciones en cancha: ¿los jugadores cumplieron el protocolo?
AS

El fútbol chileno volvió con una serie de restricciones. El Consejo de Presidentes aprobó este mes tres modificaciones al Código de Procedimientos y Penalidades para poder cumplir con las medidas sanitarias. Esto fue el respaldo a un protocolo que la Comisión Médica había trabajado durante meses. La primera gran prueba se vivió con el duelo entre Colo Colo y Santiago Wanderers. ¿Se respetaron las medidas sanitarias en el Monumental?

La mayoría cumplió con el uso de mascarilla y distanciamiento social. Tanto jugadores, como acreditados presentes. En el plano organizativo, también. Se dispuso de una banca de suplentes alternativa en Océano, y los controles fueron eficaces. Hubo medición de temperatura, disponibilidad de alcohol gel y separación de personas en el recinto. Sin embargo, hubo excepciones entre los propios futbolistas. Algunas acciones al límite.

Por ejemplo, cuando Esteban Paredes se retiró de la cancha, Matías Zaldivia lo despidió con un beso (foto principal). El delantero le acababa de entregar la jineta. Algo similar ocurrió en el primer gol del partido: Bolados corrió a abrazar a Paredes. De hecho, el capitán reaccionó con un gesto de alerta. Branco Provoste, que también se acercó a festejar, sonrió.

El artículo transitorio número tres indica que “se prohíbe a jugadores y cuerpos técnicos realizar contactos físicos innecesarios, tales como saludo de manos, fotografías sin distanciamiento social, abrazos o besos entre ellos; ya sean previos, durante o posterior al partido”. La sanción puede ir desde una amonestación a una tarjeta amarilla, según indica el documento disponible en el sitio web de la ANFP.

Ese ítem aprobado por los mismos clubes también señala que “se prohíbe a los jugadores y cuerpos técnicos escupir y sudar la nariz antes, durante y después del partido”. Una situación que infringieron jugadores como Bernardo Cerezo o Leonardo Valencia. El futbolista de Santiago Wanderers lo realizó, incluso, con Marcos Bolados a pocos metros. El castigo de este punto puede ir desde tarjeta amarilla a un partido de suspensión.

No obstante, Enrique Osses, presidente que tuvo la Comisión de Árbitros hasta el viernes, había señalado que la regla buscaba evitar “los excesos”. El ex juez, además, había agregado que se utilizaría “sentido común” a la hora de aplicar las sanciones. Esta vez, según el criterio de Ángelo Hermosilla, los futbolistas mencionados pudieron continuar sin problemas.