Temas del día Más temas

COLO COLO

El desplome de Valencia en medio de la denuncia judicial

El volante ha sido uno de los más bajos en el regreso de Colo Colo a la cancha. Al mismo tiempo, las acusaciones de su ex pareja suman respaldos en el Congreso y el Gobierno. Blanco y Negro tuvo que responder por primera vez.

El desplome de Valencia en medio de la denuncia judicial
FELIPE ZANCA/PHOTOSPORT

Era el minuto 70 del Superclásico y Leonardo Valencia se retiraba frustrado de la cancha. Pese a que Colo Colo igualaba ante Universidad de Chile, el rostro del jugador era el mayor reflejo de un momento crítico. El club ha tenido complicaciones en su regreso, y el futbolista está fuertemente cuestionado a nivel personal. Una denuncia de su ex pareja, Valeria Pérez, ha recibido diversos respaldos públicos. Incluso, desde el Gobierno.

La situación se destapó en medio de la paralización por el coronavirus. Valeria Pérez denunció a través de redes sociales que fue víctima de graves hechos de violencia durante su relación con el futbolista, con quien tuvo tres hijos. La mujer dio a conocer antecedentes que hoy están en el Juzgado de Garantía de San Bernardo. Pérez, de hecho, declaró esta semana que el momento más traumático fue cuando Valencia “le puso una pistola en la cabeza”.

El relato de violencia intrafamiliar

El historial de agresiones habría iniciado el 18 de julio del 2011, cuando Pérez estaba embarazada. De acuerdo a su relato estos últimos meses, otro de los episodios graves ocurrió el 16 de marzo del 2012: la mujer acusa que Valencia la dejó encerrada, con llave, todo un fin de semana. El futbolista concentró esos días con La Calera para un partido ante Universidad Católica. Los hechos habrían continuado, a tal punto que Valencia recibió una pena de 61 días de prisión. El involucrado sustituyó ese castigo por una remisión condicional.

La acusación por violencia de género se viralizó rápidamente y hoy todas las miradas apuntan a Valencia, quien se defendió el 28 de julio: “La Justicia de nuestro país, en la que creo firmemente, se está ocupando de desacreditar una a una todas mentiras. Pido esperar a que en los Tribunales se aclare todo antes de emitir un juicio”, escribió en su Instagram. La directiva de Blanco y Negro siguió esa línea y se mantuvo en silencio por mucho tiempo, pero la presión fue insostenible.

La denuncia llega al Gobierno y Colo Colo responde

Además de las críticas por parte de múltiples personajes públicos, la situación llegó al Poder Legislativo. La Comisión de Mujer y Equidad de Género de la Cámara de Diputadas y Diputados se involucró en el tema. Ximena Ossandón pidió antecedentes a la concesionaria, y Erika Olivera solicitó oficios al Gobierno. Hoy las senadoras Ximena Rincón y Marcela Sabat se reunieron con el presidente de la ANFP, Pablo Milad, para analizar protocolos de violencia intrafamiliar en el fútbol.

Las denuncias ya habían escalado el lunes, cuando la ministra del Deporte, Cecilia Pérez, se refirió al tema: “Lo voy a decir con la fuerza que exige. Basta de la violencia y maltrato con la mujer. Ni en el fútbol, ni con la ex pareja de un jugador ni en el trabajo. Las experiencias dolorosas de este país pareciera que no son suficientes, porque se siguen repitiendo estas conductas (…) Los deportistas son ejemplos para hinchas, niños y jóvenes. Uno espera que sean buenos ejemplos, más allá de la investigación y principio de inocencia. Basta”, afirmó.

Frente a ese escenario, Blanco y Negro tuvo que aparecer en escena. A través de una carta que se hizo pública en la tarde de este martes 8 de septiembre, la concesionaria asegura que solicitó al jugador “su versión de los hechos” y le exigió “abordar el caso en el marco del respeto que toda persona merece”, además de solicitar “mantener las comunicaciones en el marco de los organismos competentes y establecidos en la legislación chilena”. En el documento, Colo Colo concluye “es muy importante tener claridad respecto del dictamen judicial, antes de emitir juicios de valor”.

La caída del rendimiento de Valencia: de goleador a ¿suplente?

En el regreso del fútbol chileno, Valencia mostró uno de los peores rendimientos. Pese a que convirtió un tanto ante Santiago Wanderers, el volante dejó una imagen cuestionada. Se perdió al menos tres ocasiones de gol y eso generó críticas al interior del plantel. En el Superclásico fue uno de los más bajos y fue reemplazado en el segundo tiempo por Matías Fernández. Un panorama muy diferente a los seis goles que convirtió en el primer semestre.

Javier Parraguez tocó brevemente el tema en el programa Jugados: “Yo no me ando metiendo en la vida de mis compañeros. Es lamentable lo que le está pasando, porque quizás lo puede sacar un poco del foco. Pero yo lo veo súper bien, metido en cada entrenamiento”. Pablo Mouche eludió la situación en la conferencia de hoy: “Sobre lo de Valencia, es algo que no me compete. Sería irresponsable hablar de una situación privada. Ese tema prefiero no tocarlo”. El futbolista, incluso, quedó fuera del duelo con O'Higgins que se juega este miércoles.