COLO COLO

El brutal contraste de Valencia: de goleador a apuntado

El rendimiento del volante creativo ha ido a la baja post cuarentena, situación que coincide con las denuncias por violencia intrafamiliar y el pago de pensión alimenticia.

El brutal contraste de Valencia: de goleador a apuntado

Las denuncias de Valeria Pérez en contra de Leonardo Valencia por violencia intrafamiliar y no pago de pensión alimenticia de sus hijos finalmente explotaron.

Si bien en un inicio las denuncias se hicieron públicas a través del instagram de Pérez, durante la semana pasada Canal 13 abordó el tema en su matinal y el caso alcanzó una mayor audiencia. Por lo mismo, la empresa externa que asesora a Colo-Colo se vio en la obligación de sacar un comunicado refiriéndose a la situación.

Sin embargo, a pesar de las conocidas denuncias, Leo Valencia alcanzó a disputar dos encuentros en el retorno del fútbol chileno post cuarentena, hasta que durante este martes se conoció que no formaba parte de la citación del Cacique para la décima fecha del Campeonato Nacional.

De goleador a apuntado

El volante llegó procedente del Botafogo de Brasil con cartel de estrella y con la misión de echarse el equipo al hombro, algo que había realizado con éxito Jorge Valdivia, que se fue tras no renovar su contrato.

Valencia se puso la "10" de Colo-Colo y rápidamente asumió el protagonismo que se le exigía: anotó de penal ante la Universidad Católica en la semifinales de la Copa Chile, selló el paso de los albos a la final marcando el último penal de la tanda y en la gran final ante la Universidad de Chile sumó dos asistencias claves que le permitieron al Cacique anotar y levantar la copa de campeón.

Ya por el Campeonato Nacional 2020 le anotó dos veces a Palestino, un gol a Cobresal y. otro gol a la Universidad de Concepción.

En total, Valencia durante el primer semestre conquistó la Copa Chile, anotó cinco goles (más otro en definición a penales) y dio dos asistencias. Buenos números en un equipo al que se le cuestionó mucho su funcionamiento.

Sin embargo, tras el parón por la cuarentena y en el regreso del fútbol, el ex Palestino no ha sido el mismo. Desde que se hicieron públicas las denuncias de su ex pareja por violencia intrafamiliar y no pago de pensión de alimentos, el volante ha participado de dos encuentros del Campeonato Nacional.

Primero, ante Santiago Wanderers, desperdició un par de veces la oportunidad de marcar y solo pudo hacerlo de penal, aunque su equipo terminaría perdiendo por 3-2 en el Estadio Monumental. Y luego, ante la Universidad de Chile, estuvo desaparecido y tuvo poco contacto con la pelota, lo que provocó que se retirara a los 69 minutos de juego sin haber incidido.

En síntesis, post denuncias, Valencia suma un gol, escaso juego y un sinfín de críticas.