ENTREVISTA AS

La silenciosa labor del hockey chileno durante la pandemia

Alfredo Castro y Jorge Dabanch detallan todas las acciones que tanto la federación, como las 'Diablas' y 'Diablos' realizaron en los meses de cuarentena.

0
La silenciosa labor del hockey chileno durante la pandemia

"Nosotros como staff vimos la pandemia como una oportunidad". La frase es de Alfredo Castro, Head Coach de la Selección Nacional de hockey sobre Césped. Junto a la federación, las 'Diablas' y los 'Diablos', el equipo que encabeza a las escuadras chilenas realizó una serie de actividades grupales destinadas a mejorar la cohesión de los planteles y también obras sociales para ayudar a los sectores más afectados por el Covid-19. 

"El equipo que mejor se adapta a todas las circunstancias es al que mejor le va en las competencias. Te diría que las acciones sociales partieron como iniciativa de los 'Diablos' y las 'Diablas'. Nosotros nos enfocamos en el conocimiento en profundidad de los equipos que a veces en el entrenamiento día a día no te permite hacerlo", explica Castro a AS. 

Castro se refiere al programa ‘Algo sobre mí’, en el que trabajaron con los psicólogos de los planteles. Consistía en un espacio de unos 20 minutos en los que cada jugador contaba detalles de su vida dentro y fuera del hockey. 

"Nos encontramos con historias fantásticas. Hay algunos que hacen un tremendo esfuerzo por estar en la Selección, otros a los que se le hace fácil, gente que tiene mucha plata, otra que tiene poca, alguno que perdió a sus padres... imagínate cuántas historias diferentes puede haber en un grupo de 25 personas. Ayudó a conversaciones muy profundas. Hoy cuando te encuentras con el grupo lo conoces mucho más. Hoy ya no es Juan Pérez el del Country, hoy es Juan Pérez que estudia, que tiene dos hermanos, que tiene que hacer 500 kilómetros para venir a entrenar. Fue un programa que nos hizo crecer.", complementa Jorge Dabanch, entrenador de los 'Diablos'.

"Nunca descuidamos los entrenamientos físicos y análisis de videos, ni lo táctico-conceptual que pudimos hacer en las reuniones. A nivel staff profundizamos en el área de la capacitación. Hicimos foros, cursos, conferencias y fuimos mucho a las acciones con regiones"

Fueron dos cursos técnicos, dos de entrenadores y dos de árbitros. Participaron 1.685 personas. En cuanto a los cinco foros realizados, hubo 148 participantes. Y en las seis conferencias -una de Sergio Vigil- asistieron 525 personas en total.  

"Con las 'Diablas' hicimos un concurso llamado ‘Dónde está el hockey’ que fue una idea de ellas y que fue apoyada por la federación. Con eso logramos detectar 83 instituciones en todo el país. La verdad es que nos quedamos sorprendidos porque mucha gente del exterior se quiso inscribir en nuestro foro y nuestras conferencias", agrega Castro.

Los datos duros registraron 6.888 jugadores (5.795 damas), 353 entrenadores activos y 15 canchas reglamentarias, que se dividen en ocho de agua, una de arena y seis mixtas. 

"Los números son gigantes. Hay 15 clubes federados y descubrimos muchísimos clubes más, hasta en Isla de Pascua. Llevo tres años acá y llevo realizados cursos por ejemplo, a 80 kilómetros de Pucón pero para adentro, y ver que hay 50 personas interesadas es muy bueno", indica Dabanch.

Los programas que impulsaron los 'Diablos' y las 'Diablas'

Castro añade que las 'Diablas' "hicieron charlas técnicas para los jugadores de regiones" y que también participaron de un programa de dos meses. "Consistía en que un jugador entrenaba con una 'Diabla' o un 'Diablo' o compartiendo un día con ellos. En el primero, un jugador de cualquiera de los dos planteles, más un integrante del staff, entrenaban a una persona vía zoom. Era físico-técnico y ellos dirigían la sesión. En la otra actividad, compartían su vida, contaban de ella y los jugadores de los clubes hacían las preguntas. Fueron 35 acciones y llegamos a 950 jugadores", dice.

La identidad que forjaron los 'Diablos'

Jorge Dabanch detalla uno de las actividades más productivas que realizó su equipo durante la cuarentena. "Empezamos a desarrollar cada uno de los aspectos del juego. Hicimos acuerdos tácticos que logramos plasmar en 12 diapositivas que quedan en una página web y queda para la historia. Para los actuales jugadores y para los que vengan. Es una serie de acuerdos para que el equipo sepa a lo que juega", comenta.

"Ellos también plasmaron qué es ser un 'Diablo’ con frases como ‘ser un Diablo es ser un deportista 24/7’. Ha servido para la cohesión y el compromiso en las escalas previas a Santiago 2023, porque ellos ya están pensando en ese desafío. Hay un Sudamericano y una Copa América en el medio. Es un equipo con promedio de edad de 23 o 24 años y la idea de este cuerpo técnico es que lleguemos a jugar los Panamericanos con un equipo de 28 años y con 100 partidos internacionales en vez de 50 como tienen hoy. Nada te garantiza resultados, pero sí te garantiza que vas a estar en la pelea mucho mejor que ahora", afirma.