FÚTBOL CHILENO

El drama del DT líder de la B: su madre está grave con Covid

Erwin Durán debe alternar su atención hacia el plantel de San Felipe con la preocupación por el estado de salud de su progenitora, de 74 años: "Tengo fe en que va salir de esto".

El drama del DT líder de la B: su madre está grave con Covid
San Felipe

Las luces y sombra de la vida parecen golpear con fuerza hoy a Erwin Durán. Tras la goleada por 4-0 ante Santiago Morning, el entrenador de San Felipe alcanzó el liderato en Primera B, junto a Ñublense, pero no todo pueder ser satisfacción para el DT chileno: su madre, Beatriz Santander, de 74 años, es una de las miles de víctimas de la pandemia del coronavirus y suma varias semanas hospitalizada.

"Ha sido complicado, difícil, porque uno como líder debe ser el primero y el más fuerte, la cara visible. Pero cuando yo estoy con los jugadores trato de no transmitir nada que no sea solamente optimismo, confianza y seguridad. Nadie está libre de esta enfermedad, me tocó muy fuerte, muy potente. Lamentablemente hace casi un año que no veía a mi mamá y la verdad es que pasé momentos difíciles, pensando en lo peor y no tener la posibilidad de verla", cuenta a AS Chile Durán, quien es oriundo en Concepción.

"Es complicado cuando uno llega a la casa. Ahí tiene momentos para reflexionar y vivir un momento doloroso, pero ahí también aparece la imagen de la familia. Cuando me ven un poco decaído, porque es inevitable, aparece la familia que es en lo que uno de apoya. También pienso que gracias a mis padres yo soy lo que soy. Recuerdo que desde chico eran ellos lo que me llevaban cuando tenía el sueño de ser futbolista. Pienso en que ella lo único que quiere es que a mí me vaya bien", agrega el ex técnico de Copiapó y Puerto Montt.

-¿Es un tema que ronda en su cabeza permanentemente?
-Mira, trato de seguir, aunque hay momentos en que caigo un poco, pero tengo fe en que va a salir de esto. En los últimos días ha tenido una muy pequeña mejoría, sigue estable dentro de su gravedad. Tuve una llamada de los médicos y me dijeron que tuviera mucha confianza, porque veían que estaba luchando y se abría una ventana de una posible mejoría, que era para largo y había que tener mucha paciencia. Es complicado, difícil. A veces cuando a uno le toca, con la enfermedad de mi mamá, le toma mucho respeto a las cosas. En mi casa y con mi familia el cuidado es tremendo, porque se sufre harto.

-¿Lo agota también la incertidumbre?
-Ella lleva internada alrededor de 40 días. Fue una de las primeras personas que trasladaron desde Concepción a Santiago, porque allá tenían que tomar la decisión de tomar preferencias. Cuando nos dieron la posibilidad de trasladarla era porque el respirador que ocupaba mi mamá lo tenía que ocupar una persona más joven. La opción de salvarla era trasladarla a Santiago.

"No hay que relajarse"

San Felipe suma 20 puntos en la tabla de posiciones al igual que Ñublense, pero supera a los chillanejos por mejor diferencia de gol. Solo se han disputado 12 fechas en Primera B y recién se acerca el fin de la rueda inicial. Sin embargo, Durán confía en que el buen rendimiento del cuadro aconcagüino se prolongará.

"Esto es trabajo, somos un equipo humilde, chico, que está muy consciente de la forma como lo está haciendo. Trabajando con profesionalismo tanto dentro como fuera de la cancha, lo que también es muy importante. Estamos con mucha tranquilidad y confianza, porque este equipo todavía puede seguir creciendo en su juego. No hay tiempo parar relajarse, porque en un par de días más debemos estar compitiendo nuevamente (ante San Marcos)", indica el DT de San Felipe.

-¿Cual es la identidad futbolística de su equipo?
-La base es que cada jugador tiene claro lo que tiene que cumplir. Como equipo sabemos muy bien a lo que jugamos. Acá no hay dudas en cuanto a la forma de jugar y no cambiamos si estamos de visita o local. El equipo tiene mucha claridad en esto y eso a mí me tiene muy satisfecho. Siendo un equipo muy joven, entendieron lo que buscamos. Les planteamos cuál iba a ser nuestra forma de jugar y la verdad es que la cumplen a cabalidad. Saben que nos da resultado y que no tenemos por qué cambiar. Hasta ahora somos un equipo fuerte.

-¿Cuáles son sus expectativas en la presente campaña?
-A ver, hemos hecho un trabajo muy fino. Cada uno también tiene metas individuales, pero para llegar a eso tenemos que ir cumpliendo objetivos en el día a día. Ahora nuestro objetivo más cercano es San Marcos. Sabemos que si somos capaces día a día de hacer los trabajos para ese objetivo, obviamente que vamos dando pasos y podemos ir acercándonos a la meta colectiva. El equipo es muy maduro a su edad y tienen claro que no podemos desviarnos, estar pensando en otra cosa que no sea el objetivo más cercano.