Entrevista AS

Fue campeón de la Sudamericana con la U y hoy se luce en Barcelona

Carlos Alfaro formó parte de la U multicampeona del 2011-2012. Solo jugó un partido oficial: fue el día que Sampaoli dejó el club. Hoy es Director de Relaciones Internacionales de Montcada.

Fue campeón de la Sudamericana con la U y hoy se luce en Barcelona

Carlos Alfaro (29) formó parte de la U de Jorge Sampaoli que ganó prácticamente todo entre 2011 y 2012. Era el tercer arquero detrás de Johnny Herrera y Esteban Conde. Su oportunidad en el primer equipo recién llegó el día que el casildense dejó el club antes de asumir en la Roja.

Ese fue el único partido oficial que disputó en los azules. Después de intentarlo en el ascenso chileno e incluso en la Tercera División de Estados Unidos, decidió poner fin a su carrera con solo 28 años. Tras ello, dejó el país y se fue a estudiar a Barcelona un Máster de Gestión Deportiva en el prestigioso Instituto Johan Cruyff. Eso le abrió las puertas en Cataluña. Hoy es Director de Relaciones Internacionales del Montcada, club de la liga catalana. 

"Me retiro cuando estaba en Copiapó. Fue una decisión un poco apresurada, pero también pensando en el futuro. Deportivamente no iba a conseguir lo que soñé en algún momento y uno a veces tiene que ser objetivo con eso y empezar a planificarse para lo que viene y no estar toda una vida en la actividad sin tener un gran avance profesional", dice a AS Chile.

A Montcada llegó gracias al nexo que realizó un ex compañero que tuvo en Estados Unidos con gente del club. "Ellos me hablaron sobre el programa que tenían y ahí empezamos con la Experiencia Montcada, que quedó en Stand by por la pandemia, pero está funcionando muy bien", indica.

- ¿En qué consiste el programa?
- El club juega en la Segunda División de la liga catalana, que sería como un regional y la Quinta División del fútbol español. El programa ‘Experiencia Montcada’ es para jóvenes jugadores que quieran hacer una apuesta, dura un año calendario deportivo, que son 10 meses y a los chicos les entregamos una experiencia lo más real posible respecto al fútbol profesional. Se les entrega alimentación, hospedaje, también cerramos un convenio con el Instituto Johan Cruyff para algunos programas online de diplomado y máster, también hicimos alianzas con academias de idiomas y en el campeonato jugando con todo lo que te demanda un club profesional: entrenamiento todos los días, concentraciones y viajes si se da la ocasión. Es bastante completo y muchas veces es un trampolín para chicos que quieran iniciar su carrera en el fútbol.

-¿El jugador hace una inversión económica con la que busca réditos a largo plazo?
- Es la intención del programa, pero cada persona le da el énfasis que ellos quieren. Por eso nosotros nos preocupamos de hacerlo lo más completo posible y entregarle un abanico de servicios en los que puedan desenvolverse de la mejor manera.

- ¿Qué valor tiene el plan?
- El plan de 10 meses cuesta 17 mil euros (casi 16 millones de pesos). Vamos por temporada. Por lo general lo que buscamos es, si es que el jugador disfrutó el programa, que escale a una división mejor u otros que ven la posibilidad de estudiar o de vivir la experiencia para saber si es lo que quieren o no.

- ¿Cuál es su labor dentro del proyecto?
- Lo primero era dar a conocer el programa en Sudamérica, principalmente en Chile. Por una cuestión de logística todavía no hemos hecho el lanzamiento como nos hubiera gustado más que nada por el Covid y el calendario académico/deportivo que no coincide con los tiempos de allá. También gestioné un proyecto con el instituto Johan Cruyff para que los chicos, además del plano deportivo, tomen cursos académicos.

- ¿Los jugadores están solo dedicados al club o tienen otros trabajos?
- Algunos futbolistas locales se desempeñan en otras cosas, la gran mayoría estudia, trabaja y con eso vamos modificando los horarios de entrenamiento, que generalmente son en la noche para que ellos puedan cumplir con sus respectivas responsabilidades.

-¿Tienen un plan para subir de categoría?
- Es una proyección, pero principalmente por ahora es que los jugadores ocupen el club como trampolín para que vayan a divisiones mejores. El club funciona muy similar a uno profesional. Tiene categorías de formación y a los que compran el programa, se les da todo lo que te comenté antes. La mayoría ya ha tenido inferiores en algún club profesional y otros que han pasado hasta por el ascenso de Argentina, que es donde más vienen jugadores.

-¿Qué puede estudiar el jugador?
- Inglés y el catalán. Para los jugadores que quieren arrancar una carrera universitaria, las clases son en gran parte en catalán. En Johan Cruyff nos hacen descuentos y tienen programas referidos a la gestión deportiva. Te podría decir que hoy por hoy, es uno de los tres o cinco mejores del mundo.