Colo Colo

Las causas del nuevo fracaso de Colo Colo en Libertadores

Lesiones, bajo rendimiento futbolístico y la polémica del plantel con la dirigencia, son algunas de las razones que desembocaron en la eliminación alba.

Lesiones, bajo rendimiento futbolístico, la polémica del plantel con la dirigencia, son algunas de las razones que desembocaron en el fracaso copero de los albos.
ALBERTO VALDES AFP

Colo Colo volvió a decepcionar en la fase de grupos de la Copa Libertadores, tras caer en la última fecha de la fase de grupos ante Wilstermann en el Monumental.

El capitán del equipo, Esteban Paredes, llamó fracaso al proceso actual y también dijo que el complicado presente del equipo es la consecuencia de las cosas que se han venido haciendo mal en los últimos años: relación plantel-dirigencia, rendimiento futbolístico, etc.

Polémica del plantel con la dirigencia durante la pandemia

Los jugadores de Colo Colo se fueron a sus casas tras el cese del campeonato por la pandemia del coronavirus, y a diferencia de otros clubes, no siguieron entrenando producto de la pausa en sus contratos que hizo Blanco y Negro, acogiéndose a la Ley de Protección al Empleo.

Desde ese entonces la relación entre el plantel y la concesionaria se tornó tensa, con varias declaraciones de ambas partes que desgastaron la relación y se tradujeron en malos resultados en la cancha cuando se reanudó el campeonato y la Copa Libertadores.

Incertidumbre sobre el director técnico

Cuando Mario Salas dejó el club en febrero, los dirigentes albos de inmediato buscaron a un reemplazante para el puesto. Mientras tanto, Gualberto Jara asumió como interino y Blanco y Negro hacía público su viaje a Brasil para intentar contratar a Luiz Felipe Scolari, lo que finalmente no se concretó.

Pasaron los meses y, debido a que el club entró en pausa por la pandemia, Jara siguió como el técnico y recién con una fecha por jugar en la Libertadores, Blanco y Negro contrató a Gustavo Quinteros para asumir al equipo.

Falta de gol como visita

Ganar puntos como local es fundamental en la Copa Libertadores, pero rescatar algún punto como visita también es muy importante para intentar avanzar. Colo Colo no hizo daño como forastero, e incluso no anotó goles en sus visitas a Bolivia, Brasil y Uruguay: cayó 2-0, 3-0 y 3-0, respectivamente.

Incluso como local los albos solo anotaron tres goles en seis partidos, mientras que recibieron nueve tantos.

Lesionados sin reemplazantes

Luego del retorno al fútbol por la pandemia, el cuadro albo sufrió las consecuencias y acumuló una gran cantidad de lesionados de nivel que no pudo reemplazar. El caso más emblemático es Pablo Mouche.

El delantero argentino era el atacante que mejor rendimiento mostraba, hasta que se lesionó a los 7 minutos ante Paranaense en Brasil y nadie pudo gravitar tanto como lo hacía con su juego asociado y sus desbordes.

Los múltiples cambios en defensa también pasaron la cuenta, ya que constantemente Gualberto Jara tuvo que adaptar la línea trasera debido a las distintas lesiones.

Mala fortuna en defensa

En la competencia continental es clave estar concentrado durante todo el partido, ya que la jerarquía y experiencia puede marcar diferencias en cualquier momento. Los albos sufrieron con tres autogoles en la fase de grupos: uno de Cortés contra Wilstermann en Bolivia, y dos ante Paranaense en Brasil, de Campos y Suazo.