CORONAVIRUS

Retiro 10% AFP: ¿podría salir adelante la propuesta de bono de $500 mil para afiliados sin saldo?

La medida va en ayuda de los trabajadores que retiraron todos sus fondos de las AFP y ahora es parte del proyecto de ley que busca un segundo retiro del 10%.

Retiro 10% AFP: ¿podría salir adelante la propuesta de bono de $500 mil para afiliados sin saldo?
RAUL ZAMORA/ATONCHILE

El proyecto de ley que establece una segundo retiro del 10 por ciento de los fondos acumulados en las AFP continúa con su tramitación en la Cámara de Diputados y la inminencia del Plebiscito Nacional 2020 lo dejó por ahora en la segunda línea del foco noticioso. Sin embargo, es altamente probable que una vez efectuado el referéndum otra vez capture la atención nacional en medio de la crisis ocasionada por la pandemia del coronavirus. 

La última novedad en la propuesta consiste en incluir la entrega de un bono de $500.000 para todas aquellas personas que quedaron sin dinero en sus cuentas de capitalización individual de las AFP o del Instituto de Previsión Social (ISP). Sería una transferenecia directa de dinero, no tributable y por lo tanto sin ningún tipo de descuento, a aproximadamente 1,9 millones de trabajadores.

Esta última iniciativa formaba parte de otro proyecto de ley. No obstante, junto a otras iniciativas fueron incorporadas a la propuesta del segundo retiro del 10% para dinamizar el trámite legislativo. Ahora es la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados la que debe aprobar la fusión de todos los textos, diligencia que se presume favorable y así iniciar en los próximos días la discusión en la sala de la cámara baja.

¿Podría salir adelante la propuesta de bono de $500 mil para afiliados sin saldo?

Tal como la primera aprobación del retiro del 10 por ciento de los fondos individuales de las AFP, el proyecto actual también requerirá del respaldo de 3/5 del total de los integrantes de las Cámara de Diputados. En definitiva, la inicitiva legal deberá contar con 93 votos favorables para cumplir con éxito esta fase del trámite legislativo y así avanzar al Senado.

Conforme han transcurrido los días, nuevos miembros de la cámara baja han ido manifestando su respaldo al proyecto de ley, que busca ir en ayuda de una parte de la población que aún sufre los efectos de la crisis económica desencadena por la emergencia sanitaria.

La diputada Pamela Jiles es también una de las impulsoras de la propuesta. Al respecto, la parlamentaria señaló que "me he dedicado, como lo hice en el anterior retiro del 10 por ciento, a conversar parlamentario por parlamentario. Puedo decir que hasta ahora tengo el compromiso explícito de 14 parlamentarios de la derecha para votar este proyecto afirmativamente cuando llegue a la sala".

En Renovación Nacional (RN), la diputada Erika Olivera afirmó que "me encuentro en pleno estudio por esta moción de retiro de un nuevo 10 por ciento", aludiendo a continuación a los trabajadores sin saldos en las AFP, contingencia que ahora subsanaría las enmiendas al proyecto original: "Lo preocupante es que la mayor parte de la población ya no tiene dinero para retirar. Cómo los apoyamos".

Diego Schalper, parlamentario también de RN, aseguró por su parte que "estoy abierto a evaluar este segundo retiro, en la medida en que se inserte en una cosa profunda, bien hecha (...) Creo que si lo hacemos de manera responsable, amplia y con una medida que se enmarca dentro de varias medidas, podríamos lograr un acuerdo bastante transversal".

FInalmente, la bancada del Partido por la Democracia (PPD) también ha comprometido su apoyo. El diputado Raúl Soto sostuvo que "mientras el gobierno no ponga sobre la mesa una transferencia directa de recursos como lo es una Renta Básica de Emergencia, que asegure un ingreso importante a las familias de clase media y de sectores vulnerables del país, es imposible no apoyar esta iniciativa".