Entrevista AS

Yonathan Andía, de Tercera División a la Roja en tres años: "El fútbol es una oportunidad de vida"

El lateral derecho de Unión La Calera aborda su segunda convocatoria a la Selección. "Mi mamá estaba feliz", dice el jugador, que también analiza el gran presente de su escuadra.

Yonathan Andía (28) cierra una semana de ensueño. El martes vivió una histórica noche con Unión La Calera al clasificar a los octavos de final de la Copa Sudamericana y ayer recibió su segunda nominación a la Roja. En la pasada doble fecha eliminatoria fue suplente ante Colombia, pero ahora, frente a Perú y Venezuela, desea cambiar su suerte. "Tengo mucha felicidad. Espero hacerlo bien y ser una opción para jugar", señala el lateral derecho, que en su primera convocatoria supo construir lazos con Fuenzalida, Aránguiz, Roco y Pinares, por nombrar algunos.

El listado que Reinaldo Rueda confeccionó para la ventana clasificatoria que inicia la próxima semana salió a la luz pasada las 16.30 de este viernes y, 60 minutos antes de aquello, a Andía no se le pasaba por la cabeza ser parte de la Selección. "No me han dicho nada", decía, algo desentendido, al primer llamado de AS. Sin embargo, horas más tarde todo cambió: "Vi el video y quedé gratamente sorprendido. Fue hermoso". Es el presente del jugador que brilla en La Calera de Juan Pablo Vojvoda y que en tres años pasó de Tercera a Primera División. Estas son sus reflexiones.

- ¿Qué se le vino a la mente o de quién se acordó cuando supo de su nominación?
- Principalmente de mi familia. Mi madre, mi hija, mi gente del sur (Santa Bárbara, en el Biobío). Mi mamita me llamó y me dijo que me habían nominado y le dije 'sí, sí sé'. Ella pensaba que yo no sabía (ríe). Estaba muy feliz, mis tíos también. Todos felices.

- ¿Qué pensaba hace tres años sobre su carrera y la vida, cuando se encontraba en Tercera División?
- Que solo había que trabajar duro para llegar arriba. No pensaba en cosas negativas. Solo positivas.

- ¿Ha sido un cambio rotundo?
- La verdad que no. Me lo he tomado de buena manera. Creo que Tercera me sirvió para hartas cosas, como darme cuenta de cómo es la vida. Sirvió estar en esa división.

- Ahora está en uno de los líderes del Torneo Nacional, en octavos de Sudamericana y con la Selección en Eliminatorias. ¿Cómo describiría lo que siente?
- (Ríe) No sé... felicidad, lo único. Quiero disfrutar el momento y seguir trabajando, ya que todos los días hay que medirse tanto en los entrenamientos como en los partidos.

- Hace tres años, Unión La Calera tuvo su último descenso a la B. Hoy es líder del Torneo Nacional y da batalla en el plano internacional. ¿Se asimila donde están parados?
- Sí. Es el trabajo, el compromiso y la humildad lo que te lleva a querer aprender y conseguir grandes cosas todos los días.

- ¿Cómo se vivió en la interna la clasificación ante Deportes Tolima? En la cancha, varios jugadores se emocionaron...
- Yo también me emocioné, pero no llegué a las lágrimas. Fue un partido muy duro, un equipo muy difícil, fuerte, con buenos jugadores arriba. Aguantamos el chaparrón. Esos son los partidos coperos. De repente hay que arroparse un poquito y defender el resultado. Gracias a Dios pudimos clasificar.

- Alexis Martín Arias tuvo un gran partido...
- Sí, pero en realidad todos. No puedo recalcar solo a uno porque somos un equipo. Hasta los que entraron en el segundo tiempo anduvieron bien. Es un conjunto.

- Más allá de lo futbolístico, ¿cuál es el papel de Juan Pablo Vojvoda en el rendimiento a nivel general del equipo? ¿Cómo se comporta con el futbolista? ¿Qué método utiliza para darle confianza?
- La verdad es que él es muy cercano al jugador. Es bien frontal, no vende humo y te dice lo que hay que hacer. No inventa nada. El profe lee bien los partidos, analiza a los rivales, está en todos los detalles. Él le da confianza al jugador y lo motiva. Es un líder para nosotros y estamos muy contentos con su trabajo.

- ¿Y qué le ha dicho a usted?
- Él me dice que nunca me conforme, que siempre vaya por más. Me exige mucho y eso hace que mi nivel siempre se eleve. Así que espero seguir bien para llevar a La Calera a grandes cosas en lo nacional e internacional.

"El fútbol es una oportunidad de vida (...). Son los sueños que uno tiene de niño".

- ¿Cuál es su principal motivación en este momento, que es el mejor de su carrera?
- Mi hija. El fútbol es una oportunidad de vida, y quiero darle un buen futuro a ella y a mi familia. Pero son también los sueños que uno tiene de niño, de ser futbolista profesional, querer estar en la Selección, ganar campeonatos, jugar en el extranjero. La mayoría quiere eso. Y ya con el transcurso del tiempo se va abriendo el apetito y uno quiere conseguir cosas porque es competitivo. Espero poder cumplirlo con la ayuda de Dios.

- ¿Cómo analiza específicamente el presente de Andrés Vilches? En Colo Colo no anduvo, ahora se reinventó en La Calera y también ha sido nominado a la Selección…
- Bien, no me sorprende. Tiene una calidad enorme en los entrenamientos y en los partidos. Creo que el profesor le ha dado la confianza y él ha respondido de buena manera. Es un jugadorazo y gracias a Dios lo tenemos en nuestro lado.

- ¿Ahí también apunta al trabajo de Vojvoda en lo mental? Como le decía, Vilches salió muy golpeado de Colo Colo...
- Yo creo que Andrés también tiene mucho que ver, porque él se lo propuso. En los entrenamientos se mata trabajando todos los días. Creo que hay un trabajo detrás de todo, lo que la gente a veces no ve. El profesor le ha dado las herramientas. También está el área física, el cuerpo técnico, los psicólogos, el utilero. Hay un sinfín de personas detrás de los jugadores.

- ¿Qué tanto aporta tener nombres como Alexis Martín Arias, Santiago García y Gonzalo Castellani?
- Son jugadores de primer nivel. Santiago es un jugadorazo, Gonzalo también y qué decirte de Alexis. Nos afiatamos bien como equipo y hemos podido llegar a buen nivel. Debemos sostenerlo e ir por más, porque se nos vienen cosas aún más difíciles y tenemos que estar a la altura.

- ¿Cómo evalúa el trabajo de la dirigencia de La Calera?
- Bien, y está a la vista que se han dado los resultados. Lo dirigencial va de la mano con lo futbolístico.

- ¿Y cómo es la relación? Si es que existe, obvio.
- Normal, como un empleado con su jefe. Tampoco quiero profundizar en ese tema.

- Los hinchas, eso sí, están molestos con la dirigencia por el cambio de insignia...
- No es un secreto de que ellos están disconformes. La insignia anterior los representaba. Creo que hay un tema más legal, que no sé muy bien los detalles, pero si me preguntas a mí, me gustaba más la insignia de antes. Tampoco puedo hacer mucho, pero obviamente el hincha está enojado porque le cambiaron su escudo. Ojalá las aguas se puedan calmar y pueda haber más paz en ese sentido.

- De aquí en adelante, ¿a qué apunta?
- Quiero seguir en este buen nivel y superarlo aún más. También quiero seguir siendo considerado en la Selección, que es un plus para mi carrera. Ojalá se vengan puras cosas buenas. Más allá de jugar en otra liga, vivo el presente. Mi cabeza no vuela más allá.