ENTREVISTA AS

Las sabrosas historias de Edson Puch y Maradona en Dubái

Mariano Donda, ex volante argentino que compartió con ellos en el Al Wasl, habló con AS. "Eran los dos espontáneos, jodían mucho", recordó.

0
Las sabrosas historias de Edson Puch y Maradona en Dubái

Diego Armando Maradona dirigió entre 2011 y 2012 al Al Wasl de Emiratos Árabes Unidos, cuadro donde coincidió con el chileno Edson Puch, con quien tuvo una particular relación. Así al menos lo recuerda el ex volante argentino Mariano Donda, que también pertenecía al plantel.

En diálogo con AS, Donda -aún muy afectado por la muerte de su ex DT- recordó las anécdotas que vivieron los sudamericanos junto al "10" en Dubái. El uruguayo Juan Manuel Olivera, ex goleador de Universidad de Chile, completaba ese grupo.

"La muerte de Diego me golpeó. Tiró de la cuerda mucho rato y al final la cuerda se cortó. Su entorno, creo, cometió errores. Lo expusieron de una forma innecesaria en el último tiempo. Cuando fue al estadio al partido de Gimnasia hace  poco, era evidente que no estaba bien",  recuerda con la voz quebrada el ex mediocampista trasandino, quien en 2011 estuvo muy cerca de llegar a Colo Colo.

"Hoy pensaba que tuve la suerte y la bendición de ser parte de los años de Maradona en el fútbol. El tiempo que pasé con él en Dubái lo considero un premio a mi esfuerzo. Una parte de mí y de muchos futbolistas se fue con su muerte. Futbolísticamente fue una estrella y como persona no me corresponde a mí juzgarlo. Agradecí tenerlo como entrenador, porque ahí defendía a muerte al jugador", agrega Donda.

- ¿Cómo era ser dirigido por Maradona?
- Me costó tres meses asimilar que él era mi DT. En la interna era uno más. Tomaba mate con nosotros, jodía con Edson Puch. Nos invitó a su cumpleaños, en los hoteles tomaba café y conversaba con nosotros.

- Uno imagina que con ustedes, los sudamericanos, pasaba más tiempo...
- Sí, totalmente. Nos quedábamos a jugar fútbol-tenis y se lucía con su zurda, porque en ese tiempo estaba muy bien de la rodilla. 

- ¿Muchas anécdotas?
- Sí, cuando me preguntan siempre cuento que donde Maradona iba, había 100, 200 ó 500 personas. Íbamos al desierto y estaba lleno de gente. Los entrenamientos parecían un teatro. ¡Era una locura!

- ¿Cómo era la relación de Puch con Maradona?
- Edson era un chico muy alegre y jodía mucho con Diego. Jugaba en una posición que a Maradona le gustaba, pero había que buscar el equilibrio entre los profesionales y los futbolistas árabes. Por eso, quizás, demostró sus cualidades, pero no tanto como hubiese querido él. Edson es espontáneo y Diego era espontaneo, juntos eran una locura (risas). Se desafiaban en fútbol-tenis, se "tocaban la oreja" y ninguno quería perder. Maradona era competitivo y no ganaba siempre. Verlo como un humano más era espectacular.

- ¿Cómo recordará usted a Maradona?
- Todo lo que viví con él estará siempre en mi cabeza, pero sabes: no me tomé ninguna foto con él. Hoy pensé eso, pero no me arrepiento. Preferí vivirlo a fotografiarlo.