Universidad Católica

Los cuatro pilares que tuvo la gran noche de la UC en Liniers

Los Cruzados redondearon un gran partido, pero hubo un cuarteto que destacó por sobre la media. Ellos explican, en gran parte, el triunfo en Buenos Aires.

Universidad Católica dio el primer paso para meterse en las semifinales de la Copa Sudamericana. Con una sólida actuación, el cuadro de Ariel Holan derrotó a Vélez en Liniers y sacó una buena ventaja de cara a la vuelta que será en San Carlos de Apoquindo. Si bien todo el equipo cruzado rindió de buena manera, la UC tuvo cuatro pilares que explican su iluminada presentación en Argentina. Estos son. 

Matías Dituro

Matías Dituro estuvo notable cuando se le necesitó, cada vez que la defensa cruzada falló (las pocas veces), el portero respondió a cabalidad, sobre todo con la jugada más polémica del partido, cuando sacó un balón en la línea en el primer tiempo, que para muchos debió haber sido validado como gol por el VAR.

Ignacio Saavedra

Ignacio Saavedra anuló totalmente a Thiago Almada, la máxima figura que tiene Vélez y que es sondeado por clubes de Europa, como el Manchester United. 'Nacho' sigue demostrando que tiene nivel de selección. Su rendimiento en el mediocampo cruzado no para de elevarse. 

Edson Puch

Edson Puch brilló en delantera y complicó de sobremanera a la defensa del cuadro de Liniers. Su partido se resumió en la jugada de su gol, donde entró muy fácil al área y remató sin oposición al arco de Domínguez.

José Pedro Fuenzalida

En el papel, su función tenía que ser en el mediocampo junto a Saavedra y Aued, pero la libertad que tuvo José Pedro Fuenzalida aportó muchas cosas al equipo de Holan en ataque. A diferencia de lo que hace en otras ocasiones, en este partido se movió por todo el frente de ataque, en lugar de estacionarse por la banda derecha, lo que le dio más espacios a Zampedri y Puch. De hecho, en el gol de Zampedri, llegó a pivotear un centro en el primer palo de la banda izquierda de los cruzados.