COLO COLO

La gran apuesta de Mosa despierta las primeras dudas

El empresario se fijó en el argentino-boliviano a fines del 2019, cuando Mario Salas aún dirigía en el Monumental. Ya lleva 11 partidos dirigidos.

La crisis de Colo Colo sufrió un nuevo golpe con la derrota ante La Serena en el Monumental. El cuadro albo perdió ante uno de sus principales rivales y se hundió en el fondo de la tabla. Las miradas comienzan apuntar hacia Gustavo Quinteros, quien este martes cumplió dos meses en actividad. El recuento de su paso por el Monumental no genera mucho optimismo.

El balance (leer: Quinteros no ayuda en la debacle) indica que el argentino-boliviano ha dirigido 11 encuentros en Colo Colo: suma seis derrotas, tres empates y dos triunfos. Es decir, solo ha conseguido 27,3 por ciento de rendimiento. Un panorama muy distinto a lo que el mismo entrenador se había propuesto: avanzar hacia los siete mejores del Torneo. Ese fue el objetivo que estableció junto a Marcelo Espina, el gerente deportivo.

Si bien en el Monumental reconocen que los problemas internos del club (sumado a la paralización por el uso de la Ley de Protección al Empleo) afectaron al plantel, en el directorio de Blanco y Negro creían que el nivel mejoraría con el nuevo DT. “Es cierto, no esperábamos estar en el último lugar con Gustavo”, afirman. Incluso, el panorama del club empeoró desde la llegada del ex UC. Son las primeras dudas en el trabajo del último técnico campeón en Chile.

Esto, considerando que Quinteros fue la gran apuesta de Aníbal Mosa. El empresario se fijó en el DT cuando Mario Salas aún dirigía a Colo Colo. Una vez que se concretó la salida del ‘Comandante’, Blanco y Negro se contactó rápidamente con el entorno del técnico. Pero su estadía en Xolos de Tijuana hizo imposible una negociación. El resto de la historia es conocida, y pese a que involucró otros nombres para asumir la banca, la opción de Quinteros siempre estuvo en primera línea.

De todas formas, la continuidad de Quinteros parece firme. Al menos por ahora. En Macul creen que, pese a las dudas, sería poco serio cambiar al entrenador: “No podemos cambiar de técnico tantas veces en un año”, apuntan fuentes en Macul. Él aún tiene esperanzas: “Confío en que podemos sacar esto adelante”, dijo después de la dura caída ante La Serena. Este sábado, ante Unión Española, tendrá una nueva oportunidad de cambiar el escenario.