COLO COLO

De rechazado a salvador: el karma de Colo Colo con Valdivia

El volante es la gran esperanza de Gustavo Quinteros para salir de la crisis. El entrenador siente, en la interna, que el club tiene escasas armas para escapar del fondo.

0

Jorge Valdivia vivió los últimos duelos de Colo Colo como un hincha más: observó, arengó, festejó y lo sufrió. El volante llegó al Monumental como el último refuerzo del mercado de pases, y en pocos días se transformó en la gran esperanza de Gustavo Quinteros. Pese a que quedó fuera de la banca, el ‘Mago’ fue citado en los dos partidos anteriores. La presión es notoria.

Según supo AS, el técnico visualiza pocas opciones en el plantel para revertir la situación. El sufrido triunfo ante Unión Española despertó una esperanza, pero cambia poco el escenario global. Las lesiones golpean al cuerpo técnico, y las alternativas no han estado a la altura. Valdivia es la gran carta de Colo Colo. Así lo ha manifestado el entrenador en la interna. Públicamente, también lo dijo: “Lo queremos pronto”, dice.

El propio entrenador, eso sí, asegura que le dará un espacio para su adaptación. No quiere correr el riesgo: “Queremos verlo bien y no ponerlo a jugar para perderlo por una lesión. Hay que darle los minutos necesarios y no abusar para que no tenga problemas musculares”, explica Quinteros. El jugador, que ha sufrido múltiples molestias físicas durante el último año, no tiene margen y su club lo necesita.

Javier Parraguez, una de las figuras albas en el Santa Laura, resumió este lunes lo que representa el 'Mago' en Colo Colo: "Es demasiado importante tenerlo en nuestro equipo. Es un jugador que te puede dar dos o tres pases gol por tiempo. Yo lo veo así. Tengo que estar esperando qué va a decidir, porque es un jugador distinto".

Jorge Valdivia, como un hincha más en el Monumental

El radical giro en un año

Lo curioso es que el ex volante de la Roja había dejado Colo Colo a fines del 2019. En esa oportunidad, Valdivia se fue con polémica: acusó que Blanco y Negro mintió y que no le dio espacio para negociar una renovación. En el Monumental dejaron partir a uno de sus referentes, porque Mario Salas y Marcelo Espina no lo tenían entre sus planes.

La salida de Valdivia, sumado al caso de Gonzalo Fierro, Agustín Orión y Jaime Valdés, era el reflejo de una política que buscaba rejuvenecer el plantel. El proyecto 60-40 dejaba al 'Mago' lejos de Macul, y con un quiebre que parecía irreversible.

La historia no cambió con tanta rapidez. Mientras la crisis se extendía, el ex jugador de Mazatlán apareció como opción. El propio plantel lo propuso. La respuesta inmediata fue negativa, especialmente por la demanda que Valdivia tiene el 1° Juzgado de Letras de Santiago. Sin embargo, ante la posibilidad de fichar a Ángelo Araos, Blanco y Negro volvió a mirar al ‘Mago’. Y casi como anécdota, el club pone toda su ilusión en la experiencia de un futbolista que hace un año desechó.