COLO COLO

Caso de Iván Rossi lleva a Colo Colo al Tribunal Constitucional

Una multa por $2.301.403 molestó a Blanco y Negro, quien ya había sido sancionado con más de $76.500.000 el año anterior. El 15 de diciembre ingresó un requerimiento.

Blanco y Negro se enfrenta al Departamento de Extranjería y Migración, una vez más. Una sanción por la estadía de Iván Rossi en el fútbol chileno obliga a Colo Colo a pagar $ 2.301.413. La resolución fue firmada en abril, y el club fue notificado el 24 de junio. El mencionado monto se suma a otros $76.667.399 por casos diferentes. En la concesionaria se molestaron y el 15 de diciembre del 2020 presentaron un requerimiento en el Tribunal Constitucional.

La historia partió en febrero del 2019, cuando el Departamento de Extranjería y Migración sancionó a Blanco y Negro con $74.504.412 por "dar trabajo a extranjeros que no cuentan con la autorización respectiva". El castigo hacía referencia al viaje de Estudiantes de La Plata para disputar la Noche Alba en el Monumental. El club llevó el proceso a la Corte de Apelaciones.

Mientras los abogados iniciaban el trámite, el Departamento de Extranjería volvió a aplicar una sanción: esta vez, por $2.162.987. La razón: “Dar trabajo a Gabriel Costa Heredia que no cuenta con la autorización respectiva”. En el Monumental se sintieron perseguidos. Fuentes al interior del organismo regulatorio explicaban que en el fútbol “necesitaban tener la documentación al día, al igual que todos los extranjeros en Chile”.

El país tenía 300 mil extranjeros indocumentados en abril del 2018, de acuerdo a la estimación del Gobierno. La nueva ley endureció el proceso. Sin embargo, a una persona le basta con realizar el trámite en el sitio web de Extranjería. Un futbolista lo debería hacer días antes de comenzar a entrenar, pues debe esperar tiempo para recibir la tarjeta oficial. Eso no ocurrió con Costa, ni con Rossi.

Colo Colo explica que Rossi “vino a desempeñarse como jugador profesional en calidad de “cedido” o mediante un “préstamo” proveniente del club River Plate” y acusa que sí “solicitó su autorización y la misma fue entregada por la misma Dirección de Extranjería” a fines de octubre. Pero la institución del Estado afirma que detectives de la PDI fiscalizaron al jugador el 15 de agosto del 2019. Es decir, dos días después de su presentación como refuerzo.

El club, al parecer, aprendió la lección, porque Nicolás Blandi, quien llegó en febrero de este 2020, solicitó a tiempo el permiso de trabajo como turista. Pero en paralelo, Blanco y Negro tomo acciones: además de la vía judicial, ingresó en el TC un “Requerimiento de Inaplicabilidad por Inconstitucionalidad respecto al inciso final del artículo 74 y los incisos primero y final del artículo 79, ambos del Decreto Ley N°1094 del año 1975”.

La abogada Camila Flores presentó junto al abogado Ignacio Ried un documento de 30 páginas donde Colo Colo explica su punto de vista. Afirman que dos normas de Extranjería infringen “la igualdad ante la ley” y quieren marcar un precedente. “A Colo Colo le hubiese costado más barato pagar las multas, que ir a juicios durante años”, aseguran conocedores del tema. Pero Aníbal Mosa y Alejandro Paul quieren dar la batalla. Hace una semana, el 22 de diciembre, el Tribunal Constitucional admitió a trámite el requerimiento (ver documento).