Chile

Los 5 conflictos que marcaron la Era Rueda en la Roja

Su llegada se inició con un clima interno complejo entre jugadores. Vivió un estallido social, marginó a históricos y vivió un cambio de mando de la ANFP.

0

Reinaldo Rueda finaliza su estadía en la Roja. Y se va con una irregular performance en cuanto a resultados, en la que destacó las semifinales de Copa América, sumado al feble inicio en las Eliminatorias.

Pero su paso por Chile, además, estuvo marcado por varias polémicas, que se desarrollaron dentro y fuera de la cancha, que influyeron –en algo- en su relación interna.

Conflicto Bravo-Vidal

El primer problema que tuvo que resolver Rueda fue el quiebre de la relación entre Claudio Bravo y Arturo Vidal, que se inició al término de las Eliminatorias anteriores.

Rueda habló con varios jugadores e incluso se refirió públicamente al tema. “Ambos son profesionales y dejarán sus problemas de lado por el bien de Chile”, dijo. Así fue y ambos coincidieron en las nominaciones, hecho que le otorgó mayor tranquilidad al DT. Eso sí, la relación jamás volvió a ser la misma.

Eduardo Vargas y Marcelo Díaz, los marginados

El inicio de su proceso estuvo marcado por la polémica marginación de Eduardo Vargas, histórico goleador de la Selección. Si bien, el presente del ariete no era de los mejores en México, tampoco tenía por detrás otros delanteros que le hicieran sombra.

Se habló de problemas extrafutbolísticos, pero nunca se oficializó, al menos de parte del entrenador. Con el paso de los meses volvió a ser parte del equipo, pero en los últimos partidos fue borrado de la nómina.

Lo mismo ocurrió con Marcelo Díaz, pero en este caso se afirmó que fue el plantel el que le pidió al DT marginarlo, debido a las filtraciones que podían ocurrir desde el interior del camarín. El volante siempre negó los hechos, pero lo cierto es que nunca fue considerado por el entrenador.

Estallido Social

Reinaldo Rueda tuvo que afrontar la crisis social provocada en Chile a fines de 2019, que le impidió realizar el trabajo que tenía contemplado. Incluso debió lidiar con la suspensión de un amistoso frente a Perú que fue aprobado por la gerencia de la ANFP (en ese momento con Sebastián Moreno a la cabeza), a petición de los jugadores del equipo.

El hecho incomodó al seleccionador, pero cedió en relación a los graves hechos sociales que se vivieron. La inactividad se amplió debido a la Pandemia, estando varios meses sin actividad.

Cambio de mando en ANFP

El clima político interno acompañó los primeros meses de la gestión de Rueda. Si bien no afectó su trabajo, sí tuvo que lidiar con los cambios que se produjeron. Primero con la salida de Arturo Salah (quien lo contrató) y especialmente luego que Moreno confirmara su salida del cargo.

Así, Rueda se quedó sin la confianza que había depositado Moreno, por lo cual tuvo que hablar con Pablo Milad, nuevo timonel, para conocer los detalles del cambio. Ambos mantuvieron una relación cordial. Sin embargo, bastó una racha irregular de resultados para que Milad le diera la oportunidad de salir del equipo.

El comunicado del Inter de Milán

La condición física de Alexis Sánchez fue el principal problema en su última etapa en la Roja. El chileno, según su visión, fue forzado a jugar en su club, lo que incluso motivó a una fuerte respuesta en una de sus intervenciones en rueda de prensa.

El tema escaló tanto, que el propio club lombardo emitió un comunicado rechazando los dichos del cafetalero. Lo cierto es que Sánchez se quedó sin jugar el duelo frente a Colombia, por molestias musculares.