U. DE CHILE

La nueva apuesta fallida de la U en el mercado de fichajes

Para la segunda rueda, la U apostó por tres incorporaciones que, más allá de un partido puntual de uno de ellos, no han podido marcar la diferencia.

Una racha en la que conquistó solo 4 puntos de 18 posibles provocaron el despido de Hernán Caputto, quien no logró encontrar el rumbo en el retorno al fútbol tras una larga cuarentena de seis meses. Junto con el cambio de técnico, la dirigencia de Azul Azul oficializó tres incorporaciones de cara a la segunda rueda, para darle otra cara al equipo, pero dicho efecto aún está lejos de alcanzarse.

Los refuerzos fueron el colombiano Reinaldo Lenis, el uruguayo Cristian Barros y el argentino-chileno Brandon Cortés, y cada uno se encuentra en una situación diferente en la recta final del torneo, donde a la Universidad de Chile le urge conseguir resultados.

Reinaldo Lenis fue, sin duda, el refuerzo que más oportunidades tuvo. Logró sacar ventaja en un balón parado frente a Audax Italiano para anotar de cabeza un gol importante, y luego fue la figura azul en el triunfo por 2-0 contra la Universidad de Concepción, donde marcó un doblete.

Sin embargo, su aporte al desarrollo futbolístico de la U ha sido bajo. Muchas veces pareciera que si no tiene el espacio para ganar en velocidad, sencillamente no puede incidir en el juego. Y así le ha venido pasando, quedando marcado por un Superclásico donde tuvo una mala intervención ofensiva y, en general, fue opacado por Gabriel Suazo, jugador de Colo Colo que también llegaba muy cuestionado. Su gran problema es que al menos en esta campaña no tendrá revancha, pues se desgarró frente a Deportes Iquique y estará tres semanas de baja, justo lo que falta para que termine el torneo.

Brandon Cortés, por su parte, tuvo minutos en los dos partidos que dirigió Marcelo Jara (victoria contra Santiago Wanderers y derrota con Unión La Calera) y también en los dos primeros partidos de Rafael Dudamel (empate con Everton y el triunfo frente a Audax). De ahí en más, perdió el poco protagonismo que le habían dado. Alternó entre la banca y la tribuna, pues muchas veces se quedó fuera de la nómina. Con Palestino, hace algunos días, volvió a ver acción, pero como en todo su paso por la U, su rendimiento fue intrascendente.

Por último, a Cristian Barros tampoco lo ha acompañado la suerte, pero sabe que tendrá la posibilidad de cambiar su destino. El uruguayo ha sido el gran damnificado por el hecho de que en la U hayan seis jugadores extranjeros en el primer equipo. Jugó contra Deportes La Serena (cuando Matías Rodríguez quedó fuera de la nómina) y con Palestino (pues el técnico le dio descanso a Lenis y Walter Montillo). El ex Defensor Sporting ha mostrado movilidad, pero le ha costado complementarse colectivamente con un equipo que muestra pocas ideas. Ahora, en la recta final, seguramente será tenido en cuenta y sin el problema del cupo de extranjero, pues los azules no contarán con Lenis por lesión.