Temas del día Más temas

COLO COLO - U. DE CONCEPCIÓN

Llegó en silencio y hoy es la amenaza de Colo Colo

El panameño se convirtió en el tercer goleador del campeonato y su hegemonía en el ataque penquista es excluyente. Su rol puede ser clave en la 'final'  por la permanencia.

Llegó en silencio y hoy es la amenaza de Colo Colo
ANDRES PINA/PHOTOSPORT

Cecilio Waterman fue presentando como nuevo jugador de Universidad de Concepción en enero del año pasado, junto al DT Eduardo Acevedo y varios otros refuerzos. El panameño provenía del Plaza Colonia, en el fútbol de Uruguay, y el ex estratega charrúa del Campanil lo conocía por su extenso paso por la liga de ese país (llegó en 2011), así que confió en la capacidad goleadora y de juego del ariete centroamericano.  

Concluida la fase regular del Campeonato Nacional 2020, la decisión de sumar a Waterman al Campanil fue todo un éxito, a pesar de que llegó como un desconocido, y sin duda puede cumplir un rol clave en la 'final' por la permanencia ante Colo Colo. Solo se sabía que había anotado 16 goles en 2019 y que antes había actuado en Uruguay por Fénix y Defensor Sporting, con un breve paso en 2016 por la segunda división de México, en Venados de Yucatán.

Números destacados

El paso de la temporada convirtió a Waterman en el jugador más destacado de la escuadra penquista. Se alza como el tercer integrante del plantel con mayor presencia en el torneo con 31 partidos, actuando como titular en 30 encuentros. El arquero Gonzalo Reyes (33) y el lateral izquierdo Leandro Díaz (32) lo anteceden solo por una mínima ventaja.

Sin embargo, el principal aporte del delantero panameño radica, como lo esperaban en Concepción, en el plano ofensivo. Waterman exhibe un registro de 16 goles anotados en su primer año en Chile, una marca que ya quisiera el más prestigioso refuerzo del fútbol chileno. Quedó cerca del máximo anotador, Fernando Zampedri (20), y de Joaquín Larrivey (19), fichajes también en 2020 de Universidad Católica y Universidad de Chile, respectivamente.  

Doblete a los albos

El panameño no actuó en la última fecha contra Universidad Católica. Tal como otros hombres destacados del plantel penquista en busca de 'llegar más enteros' a la definición de este miércoles, en Talca, contra Colo Colo.

Waterman, al centro junto al ex DT penquista Acevedo, en su presentación en El Campanil.

La breve historia de Waterman ante los albos es favorable. En el 2-2 de la primera rueda, en el Monumental, anotó un doblete, mediante la ejecución de un penal y a través de un cabezazo. Durante la revancha, fue el único delantero en el bloque ofensivo, asistido desde atrás por el trío de volantes de Matías Cabrera, Bryan Carvallo y Jaime Carreño, un subesquema de ataque que probablemente se repetirá este miércoles. La cifra en el 1-1 la convirtió Cabrera.

Goleador, fuerte y potente

Indiscutiblemente, el ariete del Campanil resalta por su capacidad goleadora. Sin embargo, exhibe también otros contenidos individuales de juego que, sin duda, mantendrán en alerta a la defensa de Colo Colo.

Es un ariete movedizo en el eje del ataque, con eficientes movimientos de desmarcación dentro del área y en el frontis de esta. Técnicamente no es un superdotado, pero las acciones esenciales con el balón, en la posición de '9', las ejecuta sin inconvenientes. Como por ejemplo, el juego de espalda al arco rival (pocas veces le rebota la pelota en las recepciones) y las definiciones frente al arco rival (alterna entre remates colocados y potentes).

Fuerte y potente, por último el panameño posee un perfil de juego también favorable para el accionar de Contraataque. Detecta y ataca en buena forma los espacios con la defensa rival adelantada, yendo del centro hacia las puntas, y en situaciones de duelo individual ante los zagueros apuesta por imponerse mediante conducciones largas, gracias a su velocidad de desplazamiento.