PREOLÍMPICO 2021

El sueño olímpico de la Roja se acabó con una derrota ante Brasil

Pese a la superioridad del primer tiempo, la Selección de Mateo Garralda tropezó ante el poderoso Brasil. Así, quedó sin chances de clasificar a Tokio 2021.

El sueño olímpico de la Roja se acabó con una derrota ante Brasil

El sueño olímpico de la Selección de balonmano se acaba de terminar. La Roja no pudo repetir la hazaña de los Juegos Panamericanos de Lima y perdió ante Brasil por 26-24 en el último partido del grupo. Tres encuentros disputados en el Preolímpico 2021, tres perdidos. La Roja quedó sin opciones de clasificar a Tokio y puso fin a la última meta de una generación que cambió la historia.

Chile demostró su mejor versión en la primera parte del encuentro. A tal punto que antes de los diez minutos, la Selección de Mateo Garralda ya tenía la ventaja que necesitaba para seguir con vida: cuatro goles de diferencia. La brillante actuación de los hermanos Feuchtmann (Emil y Erwin) dejaba al portero brasileño sin opciones, y la superioridad quedaba en evidencia.

Los arqueros también estuvieron a la altura. Felipe Barrientos y Felipe García, quienes se turnaban en el pórtico, respondieron cuando la Roja sufría los ataques de Brasil. Eso, sumado a la estrategia en defensa, amargó al rival en múltiples ocasiones. El primer tiempo terminó con un triunfo para Chile por 17-11. El marcador dejaba al balonmano cerca de sus primeros Juegos Olímpicos.

Sin embargo, el panorama cambió drásticamente en la segunda parte. Chile se desconcentró y Brasil lo aprovechó para acortar la diferencia. En 12 minutos, ambos países estaban separados por solo dos goles.

La Roja, sin Marco Oneto, quien se lesionó en el primer tiempo, se complicó cada vez más. Brasil, al contrario, utilizó toda su fuerza para defender el arco. El portero fue figura con atajadas clave ante los movimientos de Erwin Feuchtmann, Benjamín Callejas y Esteban Salinas. Una y otra vez. Y en el sector rival, Brasil casi no falló. Así, cuando faltaban 13 minutos, el duelo ya estaba igualado.

La arenga de Garralda y Oneto en el final tampoco ayudó para despertar: “Necesitamos una revolución”, dijo el histórico. Brasil mostró calidad y experiencia, y borró la ilusión chilena. Por primera vez en el partido, y cerca de la agonía, el rival se puso en ventaja. La alerta por la hora cumplida dejó a Brasil con un 26-24, y así, se derrumbó el último objetivo de un proceso que partió hace más de 20 años.