SELECCIÓN CHILENA

El sorprendente '9' de la Roja

Jiménez asoma como titular ante Bolivia y la señal de Lasarte de que cree en el capitán de Palestino como eje del ataque es gigantesca. Atributos de juego no le faltan.

0

Con el fin del Campeonato 2020, Luis Jiménez cerró también la mejor temporada desde que regresó a Chile. Nunca antes, el experimentado volante, de 36 años, exhibió un desempeño tan determinante en el accionar de Palestino y el lapso más relevante de su campaña lo cumplió actuando de centrodelantero, una novedad táctica. Tan bien anduvo, que el DT Martín Lasarte no dudó en convocarlo a la Roja y se vislumbra como titular en el amistoso contra Bolivia.

De '10' a '9'

La llegada de Carlos Villanueva a Palestino obligó al DT José Luis Sierra a generar un contexto táctico de convivencia con Jiménez. El paso inicial fue mantener al capitán tricolor como único '10' y 'abrir' al ex audino como extremo o puntero por la derecha, en el marco del sistema 1-4-2-1-3. La propuesta solo duró algunos minutos en el 3-1 a Colo Colo, oportunidad en que Sierra puso en práctica la fórmula. La tendencia a centralizarse de Villanueva lo hizo terminar 'chocando' con Jiménez, debilitando así el flanco derecho como opción ofensiva. 

Entonces, el DT ubicó definitivamente a Jiménez de '9' y el ex audino retornó a su puesto de siempre, detrás de los tres atacantes como generador de juego. El inédito centrodelantero, de manera inmediatamente, se sintió a sus anchas: siempre ha sido un '10' que puede jugar de '9' y no un '10' que puede actuar en cualquiera de los otros puestos adelantados del mediocampo, como ocurre con Villanueva.

Hecho para el puesto

Jiménez cerró el año 2020 con 12 goles, una cifra importante en vista de que solo en la segunda parte de la temporada incursionó en el eje del ataque. Sin embargo, lo más trascendente fue la exhibición de atributos funcionales para el puesto, que generan además expectativas de que pueda ser una opción válida para la Roja con miras a las Eliminatorias, considerando su actual forma futbolística.

Al capitán tricolor le agrada el juego entre los centrales rivales y no le hace el quite a la disputa cuerpo a cuerpo con los zagueros. Es fuerte y protege adecuadamente el balón. Su capacidad técnica le facilita las recepciones de espalda al arco oponente y perfilado y de cara al portero rival es lúcido para definir. Se desmarca lo justo y necesario, pero con inteligencia para intervenir en el momento justo. No es un cabeceador nato, aunque no rehuye la disputa aérea, y eso de que 'baja' para participar en la construcción es solo una ficción: claramente es un asumido punta-punta por el centro de la ofensiva.

¿Disputar las Eliminatorias?

Que Lasarte lo haya incluido en su primera convocatoria para el microciclo de febrero y ahora que vaya a ser el titular contra Bolivia son indicios claros de que el DT uruguayo confía en Jiménez. La poblemática del '9' ha sido un asunto de peso en la Roja desde la etapa de Reinaldo Rueda. En las cuatro primeras fechas de las Eliminatorias, Eduardo Vargas y Felipe Mora se repartieron la titularidad, pero ambos fueron sustituidos en todos los encuentros, lo que da indicios de que el desempeño no fue el esperado.

Por momento futbolístico y contenidos tácticos para el puesto, el capitán de Palestino emerge hoy como una opción válida para intervenir en las Eliminatorias. Además, su recorrido por grandes liga del mundo aminora todo amenaza de respuestas mentales inadecuadas a la trascendencia de la contingencia. Sin embargo, la duda que persiste es si es factible extrapolar buenos rendimientos en la liga chilena al plano internacional y de selecciones, junto con el tema de su edad (cumplirá 37 años en junio próximo). Está en desuso la presencia de jugadores de campo tan experimentados en la clasificación a un Mundial, por lo menos en Sudamérica.