Natación

"Quiero ser el mejor nadador en la historia de Chile": la gran promesa que asoma en el país

Con solo 17 años, Eduardo Cisternas ya piensa en grande. Los dos récords nacionales que logró durante marzo son solo un paso para su gran objetivo.

"Quiero ser el mejor nadador en la historia de Chile": la gran promesa que asoma en el país

Eduardo Cisternas no duda cuando le preguntan cuál es su gran objetivo. "A mi me gustaría ser el mejor de la historia en la natación chilena. Es algo que debo trabajar y nunca sacar los pies de la tierra". 

Por ahora, ya ha dado pequeños pasos para llegar hasta ahí. En marzo pasado, logró batir los récords nacionales de 400 y 1500 metros en el Sudamericano adulto de Buenos Aires. Con sólo 17 años, rozó la marca b exigida para poder optar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

Pero él no se conforma. "La verdad es que no me sentí muy bien en el campeonato, pero lo tomo como algo positivo. Cuando me encuentre bien, a mi máximo nivel y compitiendo con rivales duros como los que estuvieron en Buenos Aires, mis marcas podrán bajar aún más. Todavía puedo dar más de mí.

- ¿Quedó con la espina clavada de no haber logrado un podio?
- Si, la verdad es que sí. En el 1500 quedé cuartos por solo seis seguidos. Puede parecer harto, pero es una prueba tan larga en la que seis segundos no son tanto. Después en el 400 también quedé cuarto por 20 centésimas. Cuando vi los resultados estando en el agua, no podía creer que estuve a tan poco de una medalla. Igualmente quedé contengo con los tiempos.

- Los 3:55,78 que logró en los 400 metros están muy cerca de la Marca B para Tokio 2021…
- Exacto, la marca para Tokio es de 3:53,58. Con mi entrenador pensamos que los 800 metros era la mejor prueba para que yo pudiera hacer la Marca B, pero justamente esa fue la prueba en la que no pude nadar enfocado y concentrado, como suelo hacerlo. Terminó siendo el 400 la prueba en la que estuve cerca y bueno, me quedo feliz. Al final quedamos con dos pruebas muy cerca y de la marca y me abre las opciones.

- Ahora se le viene el Panamericano Juvenil de Cali, ¿va a ir por la medalla?
- Difícil pregunta. Es un Panamericano bastante especial por el tema de la pandemia. Por lo que me dijeron, no será una competencia junior, hasta los 18 años, sino que entrarán nadadores de hasta 21 años. Entonces competirá gente grande, mientras que yo iré teniendo 17 años. Vamos paso a paso, primero voy a buscar la final, la cual será muy dura, casi a nivel de unos Panamericanos adultos como los de Lima. Voy a esperar, trabajar y soñar con algo más.

- ¿Y en qué distancia se siente más cómodo?
- A mi me gusta más la prueba de los 400 metros, la se nadar muy bien y se me hace muy cómoda. No me lleno de nervios y la puedo pensar entremedio. El 400, 800 y 1500 me gustan mucho y no me causan mucha diferencia. En las tres me veo haciéndolo bien.

El peso de ser la promesa de la natación chilena

Eduardo Cisternas (derecha) junto a Mariano Lazzerini.

- Con solo 17 años, ¿cómo maneja la presión y expectativas de ser la gran promesa de la natación chilena?
- Harta gente me comenta eso, pero a mi no me genera mucha presión. Yo soy una persona bastante calmada para ver las cosas a futuro. Práctico natación porque me gusta, me da beneficios personales y académicos. Una persona importante para mí me comentó una vez que tengo que disfrutar lo que estoy haciendo, las presiones vienen después. Todavía me falta mucho por recorrer y aún no debo presionarme tanto.

- Desde hace muchos años que Kristel Köbrich es la mayor exponente de la natación en Chile. El en el caso de los hombres, no existen una figura que acapare los focos. ¿Le gustaría ser ese ícono para las nuevas generaciones?
- Kristel fue, es y será por mucho tiempo la principal exponente de la natación en Chile, sea en hombres o mujeres. Es una persona muy sabia y buena en lo que hace. Por parte de los hombres, hay una generación juvenil muy buena y cada vez están saliendo mejores nadadores. A mi me gustaría ser el mejor nadador en la historia de Chile. Es algo que debo trabajar y nunca sacar los pies de la tierra.

- En los próximos años se vienen los Panamericanos de Santiago 2023 y los Juegos Olímpicos de París 2024, ¿se ve clasificando a estas citas?
- A largo plazo son objetivos que me gustaría cumplir y son bastantes realistas. Al paso que voy ahora, se ve como algo que puedo lograr. Sería muy bonito competir en los Juegos Panamericanos de acá. Ojalá poder ir a París 2024 y tener todas las Marcas B posibles, incluso poder trabajar para lograr una Marca A. Te puedo decir una relación. En el Sudamericano Adulto de ahora, solo dos personas pudieron hacer una Marca A en una prueba: Kristal y Delfina en el 1500.

- Con lo que menciona de que solo dos competidoras lograron realizar la Marca A para los Juegos Olímpicos, ¿cómo se explica esta diferencia de nivel entre Sudamérica y el resto del mundo?
- Para este Sudamericano faltaron los brasileños, solo mandaron su selección juniors, que sigue siendo increíblemente fuerte y tuvieron varios ganadores. La diferencia está más que nada en la cultura deportiva. Hay muchos nadadores a los que no les gusta entrenar en la madrugada, y también aquí la personas creen que solo hacer pesas te ayudará a ser más rápido, pero no es así. En Estados Unidos los nadadores no hacen pesas hasta los 18 o 21 años, porque ellos tienen estudio que demuestran que las las pesas no lo son todo y que a temprana edad hacen mal para la salud. Ahí se puede ver que en Sudamérica está implantado eso de hacer mucho trabajo de musculación y muy poco trabajo en agua. Es un tema de cultura.