Barnechea 0 - Coquimbo 1

Ramírez se convierte en héroe y el debut de los referentes es alegre

Beausejour y Carmona sumaron sus primeros minutos como aurinegros, y el venezolano marcó en la agonía. Paredes se ausentó por lesión. Los piratas son líderes junto a Puerto Montt.

Ramírez se convierte en héroe y el debut de los referentes es alegre
MARCELO HERNANDEZ PHOTOSPORT

En el debut de Jean Beausejour y Carlos Carmona, Coquimbo Unido consiguió una agónica victoria por 1-0 ante Barnechea en La Pintana, por la segunda jornada del Ascenso. Esteban Paredes, quien venía de convertir frente a Deportes Iquique en el Tierra de Campeones, se ausentó por una tendinopatía.

El primer tiempo del duelo tuvo muy poca claridad en el juego y contó con varias (quizás más de la cuenta) interrupciones por parte del juez Rafael Troncoso. Eso, por cierto, irritó en las bancas de suplentes, y Héctor Tapia, por ejemplo, lo hizo saber con varios reclamos. En ese contexto, lo más llamativo de la etapa fue una potente frase de Beausejour al árbitro.

"No hay que imponer, hay que educar", le dijo el lateral de la Selección. Esto, luego de que Troncoso le exigiera a Jhon Bravo que se suba las medias. La situación, que se dio a los cinco minutos, trajo como consecuencia un diálogo entre Beausejour y el juez, que finalmente le pidió perdón al joven ariete aurinegro: "Disculpe si se sintió pasado a llevar".

En el complemento, Tapia mandó a la cancha a Luis Pedro Figueroa en lugar de Bravo. Pero la tónica del juego continuó. Mucho toque, más no luces para romper en los metros finales. Por ello, la primera chance llegó por un remate de distancia: Gatica lo intentó a los 54'. Sin embargo, Moewes no tuvo problemas para quedarse con el balón.

Si hay algo que destacar, es que Carlos Carmona llegó a los 100 partidos con Coquimbo Unido. Su estreno con el Barbón había sido ante Cobresal, con apenas 16 años, el 7 de febrero del 2004. En aquella ocasión, los de la Cuarta Región se impusieron por 2-1 con tantos de Corrales y Bravo. El descuento fue obra de Ahumada, de penal.

Volviendo al Barnechea-Coquimbo, Jaime Pizarro realizó dos cambios para modificar el panorama: los atacantes De Olivera y Flores ingresaron por Di Pizio y Muñoz. El uruguayo pudo darle la victoria a los huaicocheros a los 90+3', pero falló ante Cano. Y eso pesó, porque un minuto después Ramírez marcó de cabeza. Los piratas triunfaron en el último suspiro y acompañan a Puerto Montt en la cima.