COLO COLO

Los factores que hacen a Gil indispensable en Colo Colo

En solo cinco partidos de titular, el argentino-chileno se apropió del mediocampo albo, aportando contenidos de juego clave en el 2021 del Cacique.

0

Leonardo Gil fue uno de los jugadores clave en la nueva victoria de Colo Colo en el Superclásico ante Universidad de Chile. El argentino-chileno anotó la única cifra del encuentro, con un buen remate de zurda, pero el valor de su actuación no solo estuvo en el gol del triunfo. También contribuyó en el juego de los albos para sobreponerse al dominio inicial de la visita y revertir el trámite adverso del duelo, que selló la temporada 20 sin triunfos azules en el Monumental.

En todo caso, el desempeño de Gil no fue novedad en el Cacique. El zurdo debutó en la Supercopa ante Universidad Católica e inmediatamente aportó también con un tanto. Luego, Gustavo Quinteros le otorgó la titularidad y no ha salido más del equipo, adquiriendo una hegemonía en el fútbol desplegado por los albos que, transcurridas recién cinco fecha del Campeonato 2021, lo vuelve irreemplazable en el mediocampo. Tan temprana dependencia exhibe cinco claras razones tácticas.

Salida clara

Colo Colo intenta desarrollar un estilo de construcción de juego a partir de la línea defensiva y, en los pases iniciales de circulación del balón, Gil cumple un rol relevante. Siempre se ofrece para recibir la pelota desde la defensa, con precisos y constantes movimientos de desmarcación a la espalda del primer bloque de presión rival. Con el balón en los pies actúa con seguridad, no arriesga realizando giros que pongan en peligro a los albos. Lo concreto es que tiende a resolver a dos o tres toques, lo que agiliza la primera fase del juego de combinaciones que propone el Cacique en todas sus líneas.

Especie de '10' retrasado

En el sistema de juego 1-4-4-2 que de manera dominante emplean los albos, la figura del volante ofensivo fue reemplazada por dos mediocampistas externos. En este contexto táctico, Gil posee gran responsabilidad en la generación de fútbol por el eje de la cancha y cumple con la tarea en buena forma. Cuando las maniobras progresan se suma para participar en la hilación de combinaciones, mostrando lucidez e intensidad en la circulación. Posee buena zurda y maneja bien el balón, por lo que viniendo desde atrás regularmente sus habilitaciones tienen un destino correcto. 

Ida y vuelta longitudinal

Al lado de César Fuentes, Gil es el '6' con libertad para ir y venir y gasta su energía principalmente en desplazamientos con un marcado sentido vertical. Pocas veces se le aprecia por las zonas laterales, ya que sus recorridos son de área a área en el plano longitudinal. Con tandems por los franjas integrados por el lateral y el volante externo de cada sector, el argentino-chileno avanza y retrocede por el eje siguiendo de cerca la línea del balón. Esto le permite estar siempre cerca del foco del juego y su trascendencia se acrecienta.

Capacidad de remate

El volante de Colo Colo registra dos goles en su breve etapa con los albos. Marcó terreno de entrada, ratificando los antecedentes respecto de su buena pegada, con el gol ante la UC en la Supercopa. La victoria ante la U se resolvió gracias a su capacidad de remate, lo que lo otorga al Cacique una variantes para convertir cuando los rivales se repliegan en profundidad y llegar al arco oponente es una complejidad. Anota desde el borde del área, con disparos potentes y colocados. Probablemente, en la medida que logre mayor integración con sus nuevos compañeros, propiciar los remates del zurdo, mediante habilitaciones descendentes, será uno de los sellos en fase ofensiva. 

Rol defensivo

Como segundo '6', Gil contribuye activamente también en la recuperación del balón. A diferencia de Fuentes, no es un 'mordedor' y su aporte acontece desde el punto de vista posicional. Normalmente, se ubica de manera correcta por delante de la dupla de centrales, retardando la construcción de juego rival. Cumple una labor esencialmente disuasiva, que obliga al oponente a demorar la gestación de ataque o desviar el curso del balón hacia sectores que no comprometan la seguridad en defensa de Colo Colo. En la protección del arco de Brayan Cortés, el argentino-chileno trasciende por ubicación y no tanto por acciones de quite o anticipo.