Entrevista AS

"Tenía ganas de dejar el fútbol; estuve mal": la historia de un portero que brilla en Chile

Con varias atajadas, Martín Perafán ha dado cuenta de sus capacidades. Es el meta argentino de Curicó Unido. "Estoy en un momento muy importante. Trato de brindar seguridad", dice.

0
"Tenía ganas de dejar el fútbol; estuve mal": la historia de un portero que brilla en Chile

Martín Perafán (34) vive su segunda etapa fuera de Argentina. El portero reforzó a Curicó Unido y, hasta ahora, su buen nivel genera grandes expectativas en la Región del Maule. Esto, pese a que el club aún no llega al peak de su rendimiento. "Creo que estoy en un momento muy importante, con madurez y experiencia, en un fútbol muy competitivo. Lo estoy disfrutando mucho. Trato de ser lo más sólido posible, brindar seguridad y hacer lo que el cuerpo técnico me pide", dice el trasandino a AS.

- ¿Cómo han sido sus primeras semanas en Chile?
- Estoy contento. Desde un principio que llegué a Curicó me han hecho sentir muy bien. Fue un recibimiento muy especial. Eso me ayudó a una rápida adaptación. Es un club con mucha convocatoria.

- ¿De qué manera se gesta su llegada a nuestro país? ¿Palermo lo llama?
- Yo estaba con algunas diferencias con mi último club. Buscaba algo en el exterior, porque creo que ya había cumplido una etapa en el Nacional B de Argentina. Curicó era una de las alternativas. Sin duda que después de un llamado de Martín, que tenía buenas referencias sobre mí, no dudé mucho en aprovechar la oportunidad. Ser dirigido por él es un plus, una motivación extra. Es mirar al banco y saber que hay un técnico que como jugador logró lo que cualquier futbolista sueña. Ojalá que pueda aprender o recibir sus mejores consejos, absorberlos y tenerlos para el resto de mi carrera. Es una gran persona.

- ¿Para qué está Curicó Unido esta temporada?
- El torneo pasado, Curicó se quedó en la puerta de jugar una competencia internacional. Es un club muy ordenado, muy prolijo. Me parece que ha progresado un montón. Tiene muchas cualidades importantes, un predio increíble, un estadio, el apoyo de su gente. Son herramientas necesarias para cumplir objetivos. Me parece que el objetivo es ir partido tras partido. Ojalá que por diciembre se pueda estar en los puestos para competir por una copa internacional.

- ¿Qué le pareció lo que sucedió con Bayron Oyarzo? Lo suspendieron por hacer un reclamo en su cuenta de Instagram...
- No coincido. Creo que ha sido muy injusto. Me parece que, lamentablemente, uno tiene que acatar órdenes y seguir consejos. Pero no me parece correcto lo que pasó. Ojalá que quien tenga que poner manos en el asunto, recapacite. El gremio (Sifup) ya empezó a poner sus herramientas, y espero que se arregle la situación.

- Considerando las palabras de Bayron, ¿cree que les robaron ante la UC?
- No creo en la mala fe. Me parece que los árbitros son seres humanos y se pueden equivocar, como también nos pasa a nosotros. Esto es un deporte, y estamos expuestos todo el tiempo. Me parece que fue un error importante, bastante grave, donde no se tomó cartas en el asunto, y ojalá que no vuelva a pasar, por el bien del fútbol chileno.

Su momento más duro: 'retenido' en un equipo

La carrera de Perafán contempla un paso por 2 de Mayo, en Paraguay, y un amplio listado de equipos argentinos de distintas categorías. Antes de arribar a Chile, eso sí, el golero no la pasó bien. El dueño de su pase, quien también es el presidente y propietario de Agropecuario, su último elenco, en la Segunda División trasandina, no lo quería dejar salir. El arquero estaba 'atado': "El último tiempo fue complicado, muy duro. Había hecho méritos suficientes para poder dar un salto".

"Yo tenía contrato vigente con el dueño de mi último club, y varias veces me impidió salir. Eso me puso mal. Hasta por momentos tenía ganas de dejar de jugar al fútbol. A veces hay mucha gente que se adueña de los jugadores por tener un contrato y no piensan en lo que uno realmente quiere. La pasé muy feo. Por lo menos se pudo solucionar", añade el meta, quien en el pasado tuvo posibilidades para emigrar a Bolivia, Ecuador y Perú. Pero todo se esfumó por los caprichos del empresario.

"Por mis buenos momentos, él creía que yo tenía que estar en su club o en otra institución. Mi opinión personal y mi decisión quedaban en segundo plano. Me parece que tengo una edad bastante madura como para depender de alguien. No tengo 20 años, y las posibilidades se acortan", profundiza Perafán, que a Chile llegó cedido. "Me dejó venir a préstamo y le tuve que firmar un año más de contrato. Para que te hagas una idea. Ojalá podamos tener un gran año para que Curicó ejecute la cláusula en diciembre, que es baja, y pueda quedarme", manifiesta.

- ¿No siente que el nexo del que me habla es un poco tóxico? Por el hecho de que no lo quería soltar...
- Estoy totalmente de acuerdo. Lo que pasa es que uno no puede pretender que se actúe como uno piensa. Él tendrá sus motivos. Para mí era muy difícil de entenderlos. Pero ya está. Quiero pensar en todo lo lindo que se va a venir.

- ¿Quién lo sacó de la idea del retiro del fútbol?
- El pilar siempre es la familia. Mi mujer, mis hijas. Siempre me sentí acompañado. A través de los años, en las buenas y en las malas. Son decisiones que se toman en caliente cuando las cosas no se dan. Hay que poner paño frío y pensar que uno es privilegiado en este deporte. La carrera es larga y corta a la vez, y hay que disfrutar al máximo.

Perafán se queda con el balón en un duelo del Torneo Nacional.

- ¿Está con su familia en Chile?
- No, estoy solo. La familia está en Argentina por el momento. Vamos a ver si después de junio andan por acá. Por la pandemia, ha sido complicado, ya que a uno no le gusta estar lejos de la familia, lejos de sus hijas. Cuando me tocó venir para Chile, con mi mujer hicimos el sacrificio y tomamos la determinación de estar un poco distantes, a ver qué pasaba. Vamos a hacer un esfuerzo hasta diciembre. Quizás, en julio voy a ver si puedo viajar o si ellas pueden venir. Si me toca quedarme en Chile, por ahí nos planteamos otra decisión.

- Al tenerlo lejos, ¿cómo han estado ellas de ánimo? Me imagino que hacen harta videollamada, mensajes...
- Todo el tiempo. Pero no es fácil. Es una experiencia complicada con la familia, pero al mismo tiempo uno está convencido de que este sacrificio vale la pena. Todo lo que hago es por el bienestar de ellas tres.

La faceta musical de Perafán

El arquero de Curicó también tiene un gusto por el canto. "Es un hobby con un grupo de amigos del barrio, que se dedican a la cumbia. Yo, de cara rota y de disfrutar los momentos, los asados, quizás más de una vez agarro el micrófono. Pero no pasa más de eso. Me gusta cantar y joder un rato con ellos. Después de jugar al fútbol, veremos si nos divertimos un rato (con el canto)", cuenta Perafán, que en el camarín tortero saca a relucir dicha faceta. "Soy muy alegre, un flaco muy transparente, que siempre está bien arriba. A veces me pongo a cantar. Es una manera de transmitir alegría. Que el compañero se ría, la pase bien, a uno lo llena de satisfacción", cierra.