Entrevista AS

La campeona de ajedrez que fue electa constituyente: "Este es mi triunfo más importante"

Damaris Abarca, la primera jugadora profesional de Chile, fue seleccionada en el Distrito 15: "Celebré recién cuando había casi un 100% de mesas escrutadas".

0
La campeona de ajedrez que fue electa constituyente: "Este es mi triunfo más importante"

Damaris Abarca (31) ha luchado por visibilizar la labor de la mujer durante toda su vida. En 2006, por ejemplo, fue dirigente estudiantil durante la denominada 'Revolución Pingüina'. En 2017, a través de una columna de opinión, se manifestó públicamente en favor del aborto y las causas feministas. Un año más tarde, fue escogida la primera presidenta a nivel sudamericano en una Federación de Ajedrez y, ahora, festeja un nuevo triunfo, no sin antes batallar: será una de las 155 personas que compongan la Convención Constituyente.

La mejor ajedrecista del país logró un cupo en el Distrito 15. Pese a la tendencia exhibida el domingo en la noche, que anticipaba un triunfo de la deportista, ella revela que tomó todo con mesura: "Nosotros en el ajedrez tenemos un dicho, y es que 'no ganas la partida hasta que firmas la papeleta'. Mi equipo me decía 'ya estás dentro' y yo esperé hasta que hubiese casi un 100% de mesas escrutadas para celebrar (risas). Había mucha emoción. Estoy muy feliz de que el pacto Apruebo Dignidad haya obtenido el cupo".

- ¿Por qué cree que triunfó?
- Yo nunca había participado de este tipo de elecciones. Dirigenciales sí, pero no para un cargo político. Me sentí muy contenta durante todo el proceso. Hice mucho terreno, fue primera vez que me tocó y creo que haber sido electa solo coronó la conexión que tuve con la gente, que por algo votó por mí. Es una satisfacción no solo para mí, sino para todo el equipo que está detrás, porque finalmente uno pone el rostro, pero hay muchos sueños de otras personas. Estoy feliz también porque ganamos muchos independientes, muchos de los que somos partidarios de movimientos transformadores.

- En redes sociales agradeció a personas que no tienen cargos políticos, pero que de todas formas han estado comprometidas con el proceso, como José Maza y Anita Tijoux. ¿De qué forma colaboraron ellos con usted?
- Sí, son personas con las que, de alguna manera, he estado ligada en distintos espacios. Con Anita (Tijoux) compartimos el hecho de ser fanáticas de Colo Colo, ambas pertenecemos al Club Social y Deportivo. De hecho, levantamos la Constitución Alba. Nos mueven los derechos sociales. Tenemos la visión de que hoy el deporte es un privilegio, es puro lucro, y no debe ser así. Yo tenía un programa hace un tiempo que se llamaba 'Jaque y Mate con Damaris', donde invité a varias personas reconocidas a jugar. De hecho, estuve con la alcaldesa electa de Santiago, Irací Hassler, sin saber lo que se venía, solo por jugar ajedrez (sonríe). Creemos en un Chile más proactivo, un Chile que piense antes de que las cosas malas sucedan. Y con el profesor José (Maza) también. Lo admiro mucho. El viernes fue la última persona que me hizo campaña en la Radio Usach. Él estuvo muy involucrado, muy comprometido. Como tú dices, son personas que, si bien no tienen militancia, sí tienen una posición muy política en la vida.

- ¿Cómo espera integrar el deporte a la discusión?
- Pienso que el mundo del deporte no puede quedar ajeno a este proceso tan importante. En toda la candidatura nosotros lo tomamos como una bandera de lucha importante. Hemos levantado espacios respecto a eso como el Movimiento por el Deporte, el Deporte en la Constitución y otros. Me siento muy esperanzada de que podamos avanzar con esta actividad como derecho social. El deporte es transversalmente positivo, es bien recogido súper bien desde todos los sectores. Además, poder enseñar la cultura de lo físico, el impacto social que tiene. Finalmente, no es algo meramente competitivo, sino que tiene un impacto en muchos ámbitos: desde el sentido de pertenencia que genera, hasta el desarrollo de habilidades cognitivas sociales. Es súper potente.

- ¿Qué opinión tiene del desplome del oficialismo y la centroderecha en general en esta elección?
-La gente realmente despertó. O sea, para que no hayan logrado ni el tercio, es un mensaje muy claro. Uno tiene que pensar que estos procesos son súper complejos. Ser candidato es muy difícil, porque también hay un respaldo económico importante a los mismos de siempre. Además, las campañas son muy traicioneras, muy engañadoras. Tú no veías las propuestas de la gente del Rechazo, sino que solo mensajes bonitos. Si la persona no investiga, puede terminar votando por ellos en base a esos mensajes. Ellos juegan mucho con ciertos privilegios, que también me parece que hay que salir a discutirlos en la Convención. Obviamente estoy muy contenta de que no hayan sacado ese tercio tan importante. Lo otro que quiero destacar es que la gente ya cambió la mirada sobre el rol de la mujer y reconocen que podemos participar en espacios políticos. En el Distrito 15 quedamos tres mujeres y dos hombres. Luchamos y ya nos vamos instaurando.

- Leí que su abuelo fallecido fue fundamental para usted en cuanto a los valores que le inculcó y que contribuyó en su formación política...
- ¡Sí, pero cuando hablo de él me pongo a llorar! Él era obrero, vivió en el campo y no tuvo estudios, aprendió a leer por cuenta propia, ya más adulto. Empezó a trabajar muy chico, tuvo que construirse a sí mismo. Siempre tuvo que buscar maneras distintas de trabajar, porque la pensión no alcanzaba. Pese a todo esto, siempre fue muy político. Nunca dejó de ir a votar en pro de la clase trabajadora. Él me impactó mucho, porque fue una persona muy generosa, consecuente y preocupada del resto. La frase "no me importa" nunca la escuché de él. Siempre se involucró en todo. Yo antes vivía en España, y viajaba a Chile a votar en la elección que fuese, y ahí conversábamos. "¿Por quién vas a votar?", "¿Y por qué razón?"... aprovechábamos de debatir.

- Sobre el ajedrez, ¿espera continuar compitiendo? ¿Seguirá presidiendo la Federación?
- Espero seguir en competencias. Soy parte de la Selección, y el próximo año es el Mundial de Rusia. Yo voy a seguir practicando, entrenando, quizá no al mismo nivel o con el mismo tiempo que antes, pero lucharé porque quiero estar en Rusia, que además será una vez que ya haya finalizado la Convención. Lo de la Federación es algo que tengo que analizar con la Asamblea, ellos finalmente decidirán. Durante este tiempo incluso estuve en pausa, más allá de que sí tomaba determinaciones en ciertas cosas. Pero el ajedrez no lo dejaré y, de hecho, hay varios constituyentes con los que he jugado, como Daniel Stingo, así que seguramente habrá algunas partidas por ahí (risas).

- ¿Este triunfo es similar a cuando obtuvo el Campeonato Nacional de Ajedrez con apenas 20 años, o es más importante?
- Creo que este es mi triunfo más importante. En verdad, como que todavía no caigo bien en el tema de los nervios, que antes me pasaba mucho más. Me acuerdo que la primera vez que fui campeona estaba súper feliz. Pero después de eso también perdí muchas veces, entonces creo que hoy estoy más madura, mucho más preparada. Estaba consciente que así como me fue bien, también podría haberme ido mal en la elección. Es un gran logro, igual que en el ajedrez, pero este es mucho más trascendente. Igual, yo hago un paralelo siempre. Cuando compito y voy a Olimpiadas o lo que sea, y me toca jugar o recibir un premio, pienso no solo en mí, en mi familia o en los más cercanos, sino también en Chile. Cuando me toca llevar la bandera en alguna competencia, yo me emociono, y no siento ese patriotismo egoísta. Incluso pienso en todas aquellas personas que quedan en el camino, que no logran clasificar. Hoy me pasa igual, sobre todo con quienes quedaron fuera del proceso y que son independientes, partidarios de movimientos transformadores, etcétera. Esta Convención, paritaria además, va a apoderarse de los ojos de todo el mundo, y eso es muy motivante.