ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Entrevista AS

"Si no estuviera con el remo, haría crossfit o fisicoculturismo"

En Estados Unidos, Victoria Esther (23) sigue entrenando a la espera de lejanas competencias: "La preparación para unos Panamericanos no es el mismo año, sino que dos o tres antes. Así se gana el oro".

Actualizado a
"Si no estuviera con el remo, haría crossfit o fisicoculturismo"

Durante febrero el 2020, Chile brilló en la Copa América de Remo realizada en Valdivia, logrando 16 medallas de oro. Una de ellas fue obtenida por Victoria Hostetter (23), quien también aportó con dos preseas de plata, siendo una de las nacionales más destacadas del certamen.

Más de un año después de esa gran actuación, la pandemia ha provocado que gran parte de las competencias se hayan postergado o cancelado. En el caso de Hosetter, la oriunda de Puerto Mott decidió trasladarse el año pasado a Estados Unidos, donde entrena y trabaja al mismo tiempo. En su llegada a suelo norteamericano, su sorpresa con el manejo del Covid-19 no fue menor: "En Chile estaba todo cerrado y no puedes salir de casa sin permiso, pero acá está todo abierto y la gente anda por la calle sin mascarilla".

Habiendo vivido de cerca la realidad de la pandemia en dos países distintos, la deportista tiene una opinión clara en cuanto a la decisión de vacunarse o no. "El Covid-19 es una virus que te puede matar y la vacuna te da una protección para no tener un riesgo extremo. No entiendo a la gente que no quiere vacunarse", asevera Hostetter en dialogo con AS Chile.

- ¿Cómo ha sido este año 2021 para usted?
- Ha sido bueno y malo a la vez. Me han pasado hartas cosas buenas, he creído un montón, pero con el lado de no poder competir me ha costado mantener la motivación. Se suponía que las competencias estaban encima, pero después se terminan aplazando un año. Entreno con la mente puesta en eso, cancelan el evento y después hay que volver a entrenar y esperar. Aún así, ha sido bueno en el sentido que como deportista he crecido un montón, fortaleciéndome mentalmente y creciendo en la base del remo. He podido mejorar los tiempos y marcas.

- En todo ese tiempo que no ha podido dedicarae al remo, ¿a qué ha destinado todas esas horas?
- El año pasado fue cuático porque estaba entrenando en Curauma y se venía el preolímpico. Yo iba a ser la singlista que iba a ir, pero a dos semanas de viajar empezó la pandemia. Nos mandaron a la casa y ahí estuve entrenando en un ergómetro, jurando que todo iba a pasar en un mes más y todo iba a volver al a normalidad. Jamás pensé que llevaríamos dos años en esto de pandemia. Por esa fecha decidí venirme a los Estados Unidos porque tenía pega acá y podía seguir entrenando. Al no tener competencia, podía trabajar para ganarme unas 'lucas' y además seguir entrenando. De junio a diciembre lo pase acá, después me vine a Chile porque se suponía que habría un sudamericano, pero lo cancelaron. Pase el verano entrenando con la selección en Valdivia, sacándonos la cresta. Hasta fin de año no habrá competencias senior.

- ¿Cómo mantiene el ánimo después de estrenar a tope y que finalmente las competencias sean canceladas?
- Honestamente, en el momento me cuesta un montón. Me 'bajoneo' y no quiero entrenar, no le veo el punto. Pero he aprendido algo. Mi meta ya no es un Sudamericano. Mi meta es Santiago 2023. Yo tengo que empezar a trabajar ahora, aunque la competencia sea en dos o tres años más. El Panamericano 2023 si se realizará y debo llegar preparada para ello. Es inevitable estar triste o desmotivada cuando se cancelan las competencias, pero ahí es cuando una tiene que madurar y hacerse más fuerte. Por eso digo que la pandemia me ha hecho muy fuerte en ese sentido. Hay que tener la motivación de seguir dando el 100% en los entrenamientos. La preparación para unos Panamericanos no es el mismo año, sino que dos o tres antes. Así se gana el oro. Todo esto se acabará en algún momento, las competencias volverán y una tiene que estar preparada para ese momento.

- Sobre su estadía en Estados Unidos, ¿cómo ha llevado el tema de cuidarse en un país con tantos casos de Covid-19?
- Cuando llegué el año pasado me chocó demasiado lo “light” que eran con el tema, porque yo venía de Puerto Montt y Santiago, donde la gente andaba con mascarilla, lentes, guantes y todos los elementos, y pensaba que la gente en Estados Unidos andaría más protegida porque su situación era peor, pero al momento de llegar a Miami veo que la gente con suerte andaba con mascarilla. Quedé muy choqueada. En Chile estaba todo cerrado y no puedes salir de casa sin permiso, pero acá está todo abierto y la gente anda por la calle sin mascarilla. Ya con las vacunas, toda la gente que recibió la vacuna no necesita llevar la mascarilla. En el café donde trabajo toda la gente entra sin mascarillas, en el supermercado igual.

- ¿Qué opina de la gente que han manifestado su intención de no vacunarse?
- Yo creo que si o si hay que vacunarse. Es algo tan obvio para mí, no puedo creer que haya gente en contra de algo que va a hace que esta pandemia se acabe. Entiendo que haya miedos al ser una vacuna nueva, pero con la tecnología que hay en día se explica. Es estúpido no querer tener algo que te puede salvar y que terminará la pandemia. No serás un riesgo para ti ni para los demás. El Covid-19 es una enfermedad que te puede matar y la vacuna te da una protección para no tener un riesgo extremo. No entiendo a la gente que no quiere vacunarse.

Tokio 2021, las pesas y el ciclismo

- ¿Cómo ve a sus compañeros que estarán en Tokio 2021?
- Estoy muy feliz y orgullosa por ellos. Eber Sanhueza es de Puerto Montt, mi ciudad, y nos conocemos hace un montón de tiempo. Lo vi desde chico remando, ambos con 13 años, y es demasiado increíble pensar a lo que hemos llegado los dos, especialmente él. Yo se que van a dar su 110% y, les vaya como les vaya, van a estar ahí y eso ya es un logro tremendo. Es un sacrificio y trabajo que se hace muchos años. Son tremendas personas y deportistas.

- En sus redes sociales se ve que le gusta harto el tema del ciclismo y las pesas…
- Durante este último tiempo el ciclismo ha sido importante para mí. Es un deporte parecido al remo, donde se traba el cardio y las piernas. Como ahora no he podido remar, he tratado de no estar siempre en el ergómetro y tratar probar algo distinto. La bicicleta me ha ayudado muchísimo y es algo que me encanta. Me compré una bicicleta de hecho. El tema de las pesas, para el entrenamiento se hacen mucho si o sí. Ahora, en el último tiempo he hecho más de lo habitual. Me gusta mucho estar en el gimnasio, hacerme fuerte y ver cuanto puedo levantar. El año pasado me pasé un poco y me costó volver al remo, porque ahí se necesita estar ágil y no exagerar en la fuerza. Tuve que calmarme un poco porque no soy fisicoculturista, soy remera. Si no estuviera con el remo, haría crossfit o fisicoculturismo. O quizás sería ciclista.

- Viendo hacia el pasado, ¿cuál ha sido el momento más lindo en su carrera?
- Yo creo que fue la primera vez que gane un sudamericano, el 2016 como juniors. Había llegado a la selección, pero no había competido porque no quedé escogida en el proceso selectivo para el sudamericano 2015. Eso me marcó y desde ahí me saqué la cresta para quedar y ganar una medalla. Cuando gané el oro fue como si estuviera en otro mundo. También para los Juegos Sudamericanos en Cochabamba. Hicimos historia en esa regata.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?