ENTREVISTA AS

"Paulo está bien, lo vi más alegre, más contento después de lo que pasó"

El zaguero de River Plate y la Roja dejó Chile para reintegrarse al elenco argentino, tras el reposo por una miocarditis a raíz del contagio de coronavirus: "Espera ahora que las cosas avancen".

0

Paulo Díaz se reintegró hace pocos días a River Plate. El chileno fue uno de los más 20 jugadores contagiados de coronavirus hace un tiempo y luego debió extender su alejamiento de la competencia tras un diagnóstico de miocarditis, que incluso lo marginó de las Eliminatorias y la Copa América con la Roja. Entonces, optó por volver a Santiago y refugiarse junto a su familia y sus amigos en la comuna de La Florida.   

El padre del zaguero de River Plate, Italo Díaz, dialogó con AS y contó cómo fueron los días del central chileno en el país. "Después de un año y medio, por fin lo pude ver, por el tema del virus. Mira, está bien, yo lo vi más contento, más alegre después de lo que pasó, cuando le comunicaron que iba a tener que esperar un tiempo más para volver a entrenar. Igual es lógico, a veces hay operaciones, lesiones y te pierdes cosas importantes. Eso te amarga", manifestó el progenitor del también seleccionado chileno.

"Yo creo que el hecho también de que haya estado con la familia, con sus amigos, con su hermana, su mamá, eso le cambia el ánimo a cualquiera. Está de mejor ánimo, sonriente y a la espera de los exámenes. Hasta el miércoles tenía permiso con la gente de River. También aprovechó de hacer unos trámites acá, sobre todo con el tema del pasaporte que le vencía", agregó Italo.

-¿Le afectó cuando le indicaron que tendría que esperar más tiempo para volver a jugar?
-Sí, claro. No quería conversar mucho, estaba afectado, pero yo le dije ‘Mira, las cosas pasan por algo. Anda a saber qué puede pasar después, a lo mejor te da más fuerte’. Primero está la salud. Yo siempre les digo a todos mis hijos que las cosas pasan por algo. Como le pasó a Nico (zaguero del Mazatlán en México) tres semanas antes del llamado (a la Roja), lo tuvieron que operar.

-El infortunio de Paulo es que todo sucedió justo en medio de su mejor momento en River Plate. De hecho, anotó el gol del empate en el 1-1 ante Junior de Barranquilla por la Libertadores.
-Sí, lo que pasa es que él venía muy bien. Aparte él se sentía muy bien y todos lo reconocían también. Además las estadísticas, en un momento, decían que era uno de los mejores defensas del campeonato argentino. Incluso me mandaron unas estadísticas el otro día en las que también queda muy bien. Lejos era el mejor.

-No fue fácil que llegara a ese nivel y que se cortara por algo externo causa un impacto importante.
-Claro, eso también fue algo que lo afectó, pero ya está mejor de ánimo. Espera ahora que las cosas avancen y pueda salir todo bien no más. Acá solamente tenía que descansar. O sea, nada de trote, nada de nada, cero.

-¿Si todo sale bien entonces volvería pronto a entrenar?
-Mira, si él sale bien se integra a la pretemporada. Aparte Paulo me contó que ese día cuando jugaron en Colombia la situación era muy complicada. Me dijo que 'Nos contagiamos por todo lo que estaba pasando o por el viaje, fueron como 14 horas, o por el camarín que era muy chico'. Se empezó a sentir mal y llamó, fue el primero que llamó, y le hicieron el examen. Salió positivo y al otro día en la mañana, porque ellos entrenaban en la tarde, llama Borré y no sé qué otro jugador más. También salieron positivos y entonces les hicieron exámenes a todos y había muchos contagios.