COPA AMÉRICA

Las dos caras de Brereton, el delantero sensación de la Roja

No solo definió con clase y le dio el triunfo a Chile ante Bolivia. También se esforzó y colaboró en defensa. Tal como lo había hecho contra Argentina.

cuiabá
Las dos caras de Brereton, el delantero sensación de la Roja
@CopaAmerica

Eduardo Vargas, Jean Meneses, Mauricio Isla, Arturo Vidal, Gary Medel y Erick Pulgar llegaron rápidamente a celebrar con Ben Brereton. El delantero de 22 años, que marcó el gol de la Roja ante Bolivia, se gana el cariño de sus compañeros. No solo por la simpatía que genera al interior de la delegación chilena, también por el sacrificio que ha demostrado estas semanas. Tanto en Chile, como en Brasil.

Brereton proyecta humildad, timidez y ganas de aprender, según cuentan en la burbuja de la Selección. Pero en la cancha se transforma. El jugador corre, genera peligro, lucha, es preciso en los pases... y define con calidad. En las prácticas ya lo había dejado en evidencia. Su tarea convence al cuerpo técnico de Martín Lasarte: "Aprovechó su oportunidad", dijo el DT en la última conferencia de prensa.

Brereton: un defensa en la Roja

Sin embargo, el futbolista de Blackburn tiene una segunda cara. La de un atacante que colabora incansablemente para resguardar el arco de Claudio Bravo. El capitán lo tiene claro: fue uno de los que abrazó a Brereton después del encuentro por la segunda fecha de Copa América. Roberto Navajas, preparador de arqueros, también se acercó a felicitarlo. Y no es casualidad.

Brereton retrocedió durante múltiples momentos ante Bolivia: luchó, ganó en altura y despejó dos tiros de esquina, recuperó balones, salió limpiamente y se trasladó de área a área. Como en el final de primer tiempo, cuando inició una jugada desde el sector de Chile, asistió, volvió a recibir y comandó un ataque que terminó en cabezazo de Arturo Vidal. El esfuerzo era notorio.

Otra expresión de ese sacrificio ocurrió en el minuto 57. En medio de una jugada cerca del área chilena, Brereton recibió un golpe de Jeyson Chura. La jugada continuó pese a que él se encontraba en el suelo. Bravo lo intentó animar, pero el jugador quedó cojeando. Se levantó y cuando volvió a subir, nuevamente complicó el arco de Carlos Lampe. El futbolista llegó al área, eludió a un jugador y lanzó un centro corto que no encontró a ningún chileno.

Brereton está en todas partes. Contra Argentina ya había dado algunas luces. Lionel Messi chocó contra sus despejes cuando Chile quería asegurar el empate. Ahora, en Cuiabá, el delantero volvió a ayudar. Al retirarse, el nacido en Inglaterra recibió aplausos de la delegación. Se puso el peto y partió a la banca por los próximos minutos: "Hizo un gran trabajo, terminó agotado", cerró Lasarte.