COPA AMÉRICA

La ciudad que espera el arribo de Vidal: “Que venga, por favor”

La simpatía de los hinchas de Flamengo por el volante chileno es notoria. "Nosotros somos un equipo de raza, y Vidal está marcado por eso", dicen.

Rio de Janeiro
0
La ciudad que espera el arribo de Vidal: “Que venga, por favor”

"¿Eres de Chile?", pregunta Walace, mientras conduce un vehículo de Uber en Río de Janeiro. La afirmativa respuesta provoca un mensaje inesperado: "Yo soy hincha de Flamengo. Que venga Arturo Vidal, por favor", dice el hombre de 30 años entre risas. El volante de la Roja, que ha reconocido públicamente su interés por jugar en el cuadro brasileño, generó simpatía entre los fanáticos locales. En esta Copa América se nota con claridad.

El trayecto continúa y el conductor insiste: "Ahora que se va Gerson, debe llegar Vidal". Ese es el argumento más repetido entre los hinchas de Flamengo en Río de Janeiro. La partida del mediocampista brasileño al Olympique de Marsella dejó un vacío. "Sería ideal que Vidal llegue en su lugar, porque es de la misma posición. Estoy seguro que Arturo haría historia y sería un ídolo de nuestra hinchada", agrega Lucas, guía turístico de 29 años.

Pedro tiene 25 años y es profesor de historia. Conversa brevemente con AS en Taquara, un barrio de la zona oeste de Río de Janeiro: "Me encantaría ver a Vidal en Flamengo. Es un muy buen jugador, técnico y con mucha trayectoria. Sería el rostro del club. Creo que él tendría un matrimonio perfecto con los hinchas. Flamengo es el equipo de la raza y Vidal está muy marcado por eso. ¡Te esperamos, Arturo!", señala con su camiseta puesta.

Pedro es hincha de Flamengo: sueña con ver a Vidal en Brasil.

Vidal era uno de los más aplaudidos durante los movimientos de la Selección en primera fase. Cuando se subía o se bajaba de un bus, siempre habían brasileños con la cámara encendida para tomarse una fotografía con el ex Barcelona. Nunca lo lograban. La seguridad en Copa América, especialmente por los protocolos de Conmebol, impedía cualquier acercamiento. Pero el jugador saludaba a la distancia con algún gesto y ellos se iban felices.

El cariño de los brasileños hacia Vidal traspasa distintos lugares. En Cuiabá, antes del duelo frente a Uruguay, dos jóvenes llegaron al hotel para expresar su admiración por el jugador. "¡Por favor, Arturo, ven a Flamengo!", gritaba Gabriel, de 17 años. El mismo que ingresó con Alexis al partido contra Australia por el Mundial 2014.

La figura de la Roja celebra goles y títulos de Flamengo en redes sociales. Tiene imágenes con la camiseta y ha dejado más de alguna respuesta que ilusiona a los fanáticos: "Me gustaría jugar ahí, porque es el mejor equipo de Sudamérica. He compartido con otros futbolistas y me han contado lo grande que es el club", aseguró hace algunos meses. Incluso, según información publicada por AS, los dirigentes del elenco brasileño tenían el interés de reunirse con Vidal durante esta competencia.

La atracción por Vidal se multiplica en Copacabana. "¿De Chile", pregunta Alexander, garzón de un restaurant ubicado frente a la playa. La historia del conductor se repite. "Quiero que Vidal venga", sentencia. Carlos es brasileño y vende camisetas justo afuera de ese lugar. Utiliza una chaqueta de la Roja, mientras ofrece productos de Flamengo. Él coincide sobre el chileno: "Tiene que venir". El futbolista aún no define el futuro de su carrera, pero está claro que tiene un destino pendiente.

Carlos vende camisetas en Copacabana.