Entrevista AS

"El pajarón de mi papá": la insólita razón que privó a Dulcien de fichar por Fiorentina

A los 17 años, Johanns Dulcien partió a Italia para probarse en la 'Fiore'. Todo iba muy bien, pero un trámite que debía realizar su padre lo dejó sin cumplir el sueño.

0
"El pajarón de mi papá": la insólita razón que privó a Dulcien de fichar por Fiorentina
@jdulcien

Johanns Dulcien tenía 17 años cuando su vida estuvo, literalmente, a un papel de cambiar por completo. El talentoso mediocampista ofensivo había dejado una grata impresión en su prueba en la Fiorentina de Italia. Al punto que tanto la 'Fiore' como Palermo querían contar con él. Sin embargo, un problema con el pasaporte extracomunitario truncó, por completo, el sueño.

"Me querían varios equipos, pero el pajarón de mi papá… yo me voy a sacar el pasaporte solo, porque encontré el papel de mi tatarabuelo".

- ¿Y qué tiene que ver su padre?
- Él tenía que sacar la Visa porque yo tengo parientes franceses por parte de papá, pero no lo pudo hacer. Me quería la Fiorentina para el equipo Primavera. Era un negocio perfecto para todos, hasta para Colo Colo, pero mi papá no pudo. Esperamos, pero se acabó el tiempo después. Estaba el peruano Juan Vargas y otro más, que eran los extracomunitarios.

- ¿Se lo reprochó a su papá?
- Hasta el día de hoy. Le digo ‘¿Cómo tan ahue...?’ Es que lo pienso y digo ‘Dios mío’ (risas). Mi papá me dice que vuelva a jugar, pero no estoy seguro.

- Fiorentina pudo ser la oportunidad de su vida…
- A mí me marcó es club porque la ciudad me encantó. Florencia es muy patrimonial, el Gobierno paga para que se mantenga lo más exacta posible. La gente me trataba bien, en los entrenamientos entendí al tiro porque el italiano es fácil para tener una comunicación simple. Lo malo es que fui muy inocente…

- ¿Por qué?
- Jugué tres partidos: contra Palermo y otros más y en todos hice goles. En el último, que iba a ir el Inter de Milán y otros más, los hueones de la defensa me mataron a patadas. Ni siquiera podía pararme. Me la hicieron. Ese partido lo jugué mal. (Fernando) Felicevich me dijo que me querían Palermo y Fiorentina, pero había que sacar el pasaporte comunitario y ahí cagué.

La exótica aventura de Dulcien por Jordania

En 2017, Johanns Dulcien tuvo su primera y única experiencia oficial en el extranjero. ¿El destino? Exótico, al menos para esta parte del mundo. El ex Colo Colo partió al Sahab SC de Jordania. Fueron seis meses muy intensos, donde vivió cosas bastantes particulares.

"Se me pasó volando el tiempo, pero con los ahorros que tenía, aproveché para conocer Marruecos, porque me gustó mucho la cultura árabe. Allá paran los entrenamientos para orar. Yo me quedaba parado por respeto", dice.

-¿Cómo fue su experiencia en Jordania?
- Un representante que conocí en España me ofreció allá. Era buena plata. Era un equipo de Primera División que peleaba por no descender casi siempre y en ese momento estaba en la medianía de la tabla. Llegué, mostraron una foto mía y me llevaron a un auto que después me llevó a una casa de gente con turbantes, no entendía nada (risas). Después llegó el presidente y me llevó al hotel. No jugué mucho porque era puro pelotazos y hueones gigantes, brutos, no sabían dar una pared (risas). Pero eran muy pasionales. Lo que más me sorprendió fue que se llenaban los estadios.

- ¿Y en la vida diaria?
- Una linda experiencia. Conocí Petra, me di cuenta de cómo era el mundo. En Amman (ciudad de Jordania) multan todo el día, el Ejército está en todos lados, las mujeres tapadas, no puedes hablar con ellas, cigarros por todos lados, dejan fumar en los camarines, la comida exquisita, es otra cultura.

- ¿Alguna anécdota?
- Sí. En un entrenamiento estaba haciendo la media jugada, pero la cortaron porque tenían que rezar… y cagué poh hueón (risas). Quedé parado, con la pelota, solo.