ENTREVISTA AS

El '10' que espera su chance en Colo Colo: "Es un orgullo estar aquí"

Rodrigo Cisternas es el volante creativo de la generación 2002, la misma que gana terreno en el primer equipo: "Soy paciente, ya tendré una oportunidad".

0
El '10' que espera su chance en Colo Colo: "Es un orgullo estar aquí"

La exitosa generación 2002 gana espacio en el primer equipo de Colo Colo. Mientras Jeyson Rojas se consolida, algunos jóvenes suman sus primeros partidos en el profesionalismo. Otros, como Rodrigo Cisternas, esperan su oportunidad. El volante creativo de 19 años fue uno de los jugadores que brilló en cada campaña del Fútbol Joven: alcanzó un promedio de ocho goles y 20 asistencias por torneo y jugó la Copa Libertadores Sub 20 del año pasado.

En el Monumental aseguran que Cisternas "maneja los tiempos del equipo, tiene una visión periférica, destaca en el uno contra uno, siempre juega hacia adelante y siempre sorprende con el pase filtrado". Esas características lo llevaron a la Roja. El joven futbolista participó en el Sudamericano Sub 15 de Argentina y disputó la Copa Cuatro Naciones en México con la Sub 17.

"Representar a Chile es el máximo orgullo para un deportista y yo tuve la dicha de jugar esos torneos. Le agradezco a los cuerpos técnicos, encabezados por Cristián Leiva y Hernán Caputto, que me dieron la oportunidad de estar ahí", reflexiona el propio Cisternas en diálogo con AS. El '10' también se ha desempeñado como volante mixto y como extremo izquierdo. Hoy sueña con tener una chance en Colo Colo, el club que defiende desde los nueve años.

- ¿Cómo llegó al Monumental?
- Fue el 2011. Estuve desde los siete años en la Escuela Colo Colo de La Florida y el 'profe' Luis Pérez Franco me seleccionó en un campeonato interescuelas para ir a entrenar a Colo Colo. Estuve dos semanas a prueba y quedé. Ya llevo una década.

- ¿Qué significa para usted estar en Colo Colo?
- Es un orgullo jugar en el club más popular de nuestro país. Además, me ha permitido un desarrollo como jugador y como persona, ya que cuenta con un equipo multidisciplinario que nos apoya permanentemente. Eso nos ayuda a estar concentrado al cien por ciento en nuestra actividad.

- ¿Qué siente cuando ve jugar en el primer equipo a sus compañeros de generación?
- Una gran alegría, porque sé del esfuerzo que hemos hecho todos, incluidas las familias. Hemos luchado por más de diez años para vestir la camiseta alba. Estoy contento por Julio Fierro, Vicente Pizarro, Jeyson Rojas, Luciano Arriagada, Bruno Gutiérrez, Fabián Alvarado y Nicolas Garrido, pero no solo por ellos...

- ¿A quiénes suma en esa alegría?
- Alexander Oroz, que está en Iquique, David Tati en la Universidad de Concepción y Diego Orellana en Santiago Morning. Todos los que te nombré forman parte de esa generación. Desde chicos nos decían que solo uno o dos llegarían a un primer equipo, pero esta serie ya rompió esa marca. Espero que quienes faltamos, yo y Danilo Díaz que jugó dos Sudamericanos y el Mundial Sub 17, ayudemos a aumentarla.

- ¿Está esperando esa oportunidad?
- Por supuesto. Es lo que uno desea desde el primer día que se pone esta camiseta. Por ello entreno todos los días, ya sea por zoom o presencial. Espero que llegue el día que me llamen y me tenga que presentar a entrenar con el primer equipo. Tengo que ser paciente, ya me tocará la oportunidad. Ese día debo demostrar por qué formo parte de la generación 2002.

- Es la categoría más exitosa...
- Imagínese que nuestra serie ganó 14 campeonatos nacionales. Derrotamos a la U, a la Católica, a Wanderers, a Unión Española y a Audax en distintas finales. Fueron momentos de gran felicidad. Lo mismo que en el torneo organizado por la U a fines del 2020, el único que hemos jugado en los dos últimos años. Salimos campeones y recibí el premio al mejor jugador. Quedé muy feliz, pero voy a seguir trabajando.