Entrevista AS

"Las que están en Tokio es porque se han sacrificado por más de 10 años y se lo merecen"

Romina Parraguirre fue seleccionada sub-20 y parte de los Odesur 2014. Hoy, desde Australia, la arquera habla de la participación de la Roja en los JJ.OO.

0
"Las que están en Tokio es porque se han sacrificado por más de 10 años y se lo merecen"

Durante noviembre y diciembre de 2008, Chile albergó la Copa Mundial Femenina de Fútbol Sub-20. Esa competencia marcó el inició de una serie de cambios en el país en cuanto al balompié femenino y fue además el inicio de una generación de jugadoras que haría historia por la Roja.

Dentro de ese grupo que participó en el Mundial Juvenil se encuentraba Romina Parraguirre (30). La arquera, hoy situada en Australia, priorizó sus estudios por sobre su carrera de fútbolista. Aún así, se dio el gusto de compartir con las jugadoras nacionales que están en los Juegos Olímpicos de Tokio.

"Podría haber sacrificado un poco más y quizás hoy estaría con ellas, pero como digo, las que están ahí es porque se han esforzado por más de 10 años y se lo merecen. Las aplaudo. Yo no me quise sacrificar, o sacrifiqué otras cosas. En la selección la pasé bien, entrené con Tiane Endler. Hoy es un honor decir que pude compartir con ella", confiesa a AS la actual guardameta del North Epping Rangers.

- En 2008 le tocó ser parte del Mundial Sub-20 y esa misma generación ha tenido un montón de éxitos en Copa América, Mundial de Francia 2019 y ahora con los Juegos Olímpicos de Tokio, ¿cómo ha visto la campaña de sus ex compañeras?
- Las sigo harto y estoy muy orgullosas de todas aquellas que llevan más de 12 años trabajando en la selección. Lo que hoy tienen es algo que se merecen al 100%. Lo digo por lo que veo de afuera y por lo que viví dentro. Ellas han tenido la constancia de salir adelante en equipos en Chile o en equipo extranjeros. Espero que sigan ganando todo. Toda jugadora quisiera estar en unos Juegos Olímpicos.

- Pese a tener todo en su contra, el equipo ha ido rompiendo muros y barreras, como por ejemplo esa etapa oscura con Sergio Jadue, donde no tuvieron apoyo…
- Ahí juega mucho el tema psicológica de nosotras. Me acuerdo que cuando estábamos en la selección y debíamos entrenar doble jornada en Quilín, la siesta la dormíamos en la cancha sobre una colchoneta. A pesar de todo lo malo que tuvimos que vivir, siguen luchando y entrenando, y es por eso que hoy van a vivir los Juegos Olímpicos.

- Habiendo vivido varios procesos con las jugadoras que estarán en Tokio, ¿no tiene una espinita clavada por pensar que podría haber estado con ellas?
- No estoy con esa espinita porque en el momento en que dejé la selección, por el 2017, fue por un tema de que no podía vivir del fútbol y me dediqué a trabajar, haciendo clases en colegios, y a estudiar. Después me vine a Australia a estudiar inglés. Me dediqué a jugar fútbol, pero tratando de hacer otras cosas para aportar a mi vida. La decisión siempre fue por mí, no porque un técnico me dejara de lado. Podría haber sacrificado un poco más y quizás hoy estaría con ellas, pero como digo, las que están ahí es porque se han sacrificado por más de 10 años y se lo merecen. Las aplaudo. Yo no me quise sacrificar, o sacrifiqué otras cosas.

- ¿Qué opina de la polémica entre Ryann Torrero y Tiane Endler?
- La verdad es que fue decisión técnica del profe Letelier. Ahí prefiero omitir y no opinar nada. Él está ahí porque es de los mejores entrenadores que hay, así que sabrá lo que hace. Prefiero omitir comentarios porque cualquier cosa puede pasar a llevar a una de las dos arqueras. En momentos de polémicas lo único que hay que hacer es apoyar.