CHILENOS POR EL MUNDO

Eduardo Vargas solo recibe buenas noticias

El delantero chileno se reincorporó a la disciplina de Atlético Mineiro tras superar el contagio de Covid-19 y el futuro se le presenta esperanzador.

0
Eduardo Vargas solo recibe buenas noticias
P. Souza

Finalmente Eduardo Vargas se recuperó del Covid-19 que lo aquejó por segunda vez en menos de un año y esta semana se reintegró a los entrenamientos de Atlético Mineiro en la "Cidade do Galo", pensando en los próximos compromisos del club.

El delantero, que se perdió los partido frente a Corinthians, Boca Juniors y Bahía, es parte de las prácticas del conjunto de Belo Horizonte y -en principio- no sería tomado en cuenta para el encuentro de este miércoles (nuevamente contra Bahía, por la Copa de Brasil), pero si para el fin de semana, contra Athletico Paranaense en el Mineirao.

Pero no fue la única buena noticia que recibió el delantero, pues una de ellas indica que el chileno tendrá menos competencia en el puesto, porque Atlético negocia la venta de Marrony al Midtjylland de Dinamarca.

Si bien en los últimos partidos jugados por Vargas ha actuado en otras posiciones de ataque, en algún momento de la temporada le tocó alternar con Eduardo Sasha y Marrony durante los pocos partidos en que Hulk no fue el centro delantero del "Galo".

Además, en una noticia fuera del campo de juego, Atlético Mineiro será uno de los primeros equipos en volver a recibir público en el estadio, pues la Prefectura de Belo Horizonte autorizará el 30% de público, siempre que cuenten con PCR negativo en las últimas 72 horas.

Si bien de momento la Confederación Brasilera de Fútbol (CBF) no está autorizando espectadores en los torneos locales (Brasileirao y Copa de Brasil), la medida beneficiará a Atlético Mineiro para afrontar la Copa Libertadores, pues enfrentará al River Plate de Paulo Díaz el próximo 18 de agosto. En el elenco mineiro pensaban llevar el partido a Brasilia (tal como lo hizo el Flamengo de Mauricio Isla con Defensa y Justicia, por los octavos de final), pero la medida del 30% de público en la capital de Minas Gerais hará que se desestime la alternativa de ir al Distrito Federal.