ENTREVISTA AS

El ex Cobreloa que hoy es dueño de una fábrica: "Cuesta, pero se ven los frutos"

Retirado ya hace algunos años, Juan Luis 'Limache' González incursiona hoy en La Serena con un llamativo emprendimiento: "Es el proyecto que yo quería".

0
El ex Cobreloa que hoy es dueño de una fábrica: "Cuesta, pero se ven los frutos"
Cedida

En 2014, Juan Luis 'Limache' González se despidió para siempre del fútbol, dejando atrás dos décadas de trayectoria con un paso por la Selección y cuatro títulos nacionales de Primera División. El ex volante de La Serena, Cobreloa y Everton, entre otros clubes, se volcó entonces a sus asuntos personales en la ciudad de la Región de Coquimbo y hoy, con un pasar tranquilo, se ilusiona con un nuevo emprendimiento individual.

"En estos momentos estoy fuera del fútbol con una empresa que inicié de prefabricados de bloques. Mi amigo Sebastián Castellón se ha portado un siete conmigo, me ha apoyado en todo y yo también a él. Hacemos una buena dupla y él me dio la mano para el proyecto que yo quería", señala 'Limache' González a AS.

- ¿Qué tal esta vida al margen del fútbol?
- Estoy dedicado al 100 por ciento a este proyecto y estoy feliz. Cuando salí del fútbol dije 'Tengo mis manos buenas para trabajar en lo que sea' y la verdad que eso me llevo a formar la empresa. Espero también que se active luego el fútbol (como DT), porque mi meta es volver y dirigir en el fútbol profesional o en Primera B para empezar de abajo, como digo yo, un trabajo de hormiga, de a poquito, hasta llegar a lo más alto.

- ¿Cómo marcha la empresa?
- Llevo como seis meses y es poco tiempo todavía, pero la verdad es que no me quejo. Me ha ido bien y por ahí, cuando tú empiezas con una fábrica, cuesta al principio, pero después se ven los frutos. Lo mismo que vi yo en los estudios del INAF (para entrenador) cuando empecé. Me costó, pero después se ven los resultados. Hay que seguir poniendo el pecho, poniendo el hombro como dice uno y seguir adelante. El dicho que yo tengo es ‘Siempre a ganador’. Eso lo tengo claro y lo llevo adelante.

- ¿Es por ahora su único proyecto laboral?
- También tengo un complejo de canchas sintéticas. Ahí juego con mis amigos, tengo un buen grupo que se formó. Eso es importante. En las tardes me voy para allá y conozco mucha gente. Es como otra familia, es como si todos estuvieran en su cancha jugando. Eso también es bonito y sigo inserta así en el fútbol de alguna forma.

- ¿Ha sido complejo el panorama en medio de la pandemia? Afortunadamente, el país parece que comienza a reactivarse.
- Sí, eso es fundamental, que podamos salir de a poco de esta situación tan dura que es el Covid. Así se activan muchas cosas, no solamente en la empresa que tengo yo. En todas las empresas se activan las cosas y les vamos dando trabajo a mucha gente que, por ahí, quedó en el camino por todo esto de la pandemia y los tuvieron que echar.