Entrevista AS

Snowboard, TV y un gran plan: la nueva vida de la reina de la montaña en Chile

Roberta Irarrázaval, siete veces Campeona Sudamericana de Snowboard, habló con AS sobre sus objetivos: "Estoy construyendo un refugio de montaña en el Cajón del Maipo".

0
Snowboard, TV y un gran plan: la nueva vida de la reina de la montaña en Chile

Roberta Irarrázaval (27) está tranquila, feliz y con un ambicioso plan en sus manos. Tras retirarse hace tres años del snowboard, la múltiple campeona sudamericana y nacional incursionó en televisión con "Snowflake", un programa de 13C donde la deportista nacional mostró lo mejor del montañismo alrededor del mundo.

Entre las montañas de la Cordillera de Los Andes, en el refugio Casa Corona ubicado en Farellones, Irarrázaval atiende a AS para hablar sobre su carrera deportiva, su paso por TV y sus próximos proyectos. Todo esto durante una jornada de trabajo entre la naturaleza, su hábitat por excelencia: "No tengo planes de viaje hasta que las cosas estén más estables. Al final, mis proyectos son súper afín con mi estilo de vida".

- ¿Cómo ha sido este 2021 para usted en lo personal y deportivo?
- Este 2021 ha sido muy diferente en términos de adaptación, pero mejor que el año pasado. Ha sido complicado por no ver a la gente que una quiere, pero he estado muy conectada con la naturaleza. En ese aspecto no cambió tanto, seguí estando acá en Farellones, el lugar donde vivo todo el invierno. O también los Baños Morales, que también es un pueblito súper aislado y conectado con la naturaleza. Alejados del coronavirus en muchos sentidos. Un año solitario, pero conectada con la naturaleza.

- ¿En qué está su carrera en el snowboard?
- Mi carrera competitiva terminó hace tres años. Ahí hablé con mis auspicios y la gente que apoya mi carrera y quedamos en seguir viajando en busca de material. El año pasado estuve en Rusia y el anterior en Japón. He podido viajar a lugares que no son donde el circuito te lleva, porque al final en las competencias una va siempre a los mismos lugares. Se me abrió un tipo de snowboard diferente. He descubierto un área maravillosa que siempre tuve latente, pero que no había podido dedicarle tanto tiempo. Este año he estado más que nada en Chile.

- ¿A qué se debió su retiro?
- Quería cambiar un poco de rumbo mi snowboard. Había competido desde los 15 años en el circuito del mundo y las olimpiadas. Es una etapa maravillosa que te da una fortaleza de carácter y de disciplina importante, pero llegó un momento en el que yo quería investigar otra cosa también. A parte, para competir tienes que estar en un momento de tu vida en el que realmente lo único que quieres es ganar. Tienes que estar 100% enfocada y ganar una olimpiada es la única prioridad en tu vida. Esa no era mi prioridad, entonces estaba al tres y al cuatro queriendo hacer otras cosas, pero al mismo tiempo queriendo cumplir al resto porque había muchas fichas puestas en mí. Al final di el paso y decidí hacer algo que era más importante para mí.

- ¿Había mucha presión sobre sus hombros?
- No se si presión, sea mía o del resto. Una siempre quiere dar lo mejor de sí. Yo tenía el apoyo de mi familia, de mi federación, había competido un montón de años y siempre me fue increíble. Representé a Chile súper bien, pero el momento de retirarse es difícil. La gente siempre espera más. No tuve tanto presión porque llegó un punto en que Chile tenía cupos asegurados para que otra gente pudiera participar en Copas del Mundo. Me retiraba y podía salir de las competencias sin que Chile se quedara sin representante.

- ¿Cómo se dio la oportunidad de tener un espacio en 13C con un programa de aventura?
- Este espacio en 13C se dio de una forma muy espontanea. Yo estaba de viaje en Rusia y me llama el director del programa para preguntarme si estaría dispuesta a hacerlo. A él lo conocía de hace muchos años. Le dije que sí, pero no era nada formal. Cuatro meses después me dice que quedé, sin piloto ni nada, así que había que hacerlo sí o sí. Hubo que hacerlo como fuera, partimos de hecho en Rusia. Estaba con un amigo filmmaker, Xabier Azcarate, que es muy bueno en lo que hace y él ya había hecho antes programas con este mismo director. Nos fuimos juntos, me fue guiando y sacamos hartas cosas de lifestyle e historias. Estamos en un escenario increíble.

- ¿Y sus planes ahora?
- Este año el programa está medio en pausa, hemos filmado cosas, pero nada ha salido al aire todavía. En este momento estoy construyendo un refugio de montaña en el Cajón del Maipo. En eso me he gastado toda mi energía. Me encanta ese lugar y la idea es crear un refugio para fomentar la cultura de montaña. Allá se puede escalar, se puede hacer rafting, andar en motos de nieve, tiene termas, etcétera. Quiero potenciar ese proyecto, viajar por Chile y hacer snowboard por aquí. No tengo planes de viaje hasta que las cosas estén más estables. Al final, mis proyectos son súper afín con mi estilo de vida. Este es un proyecto totalmente independiente.

- ¿Qué sitio la ha hecho sentir más libre?
- El lugar donde me he sentido más libre es Japón, en términos de snowboard. Japón es una isla maravillosa, con una gente para aprender todo el día. Un lugar donde a una le dan ganas de sacarle una foto a todo, porque cada cosa es alucinante. Además, es el país donde más nieva en el mundo y tienen una cultura de montaña increíble.