ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Entrevista AS

Radicada en Brasil y sueña con una medalla: las metas de la revelación chilena

La tenista Bárbara Gatica (24) vive el mejor momento de su carrera, su ranking se ha disparado y sueña en grande. "Espero jugar los Juegos Olímpicos junto a Guarachi".

Actualizado a
Radicada en Brasil y sueña con una medalla: las metas de la revelación chilena

El 31 de julio será una fecha que Bárbara Gatica (238°D) probablemente nunca olvidará. Ese día, en Polonia, la tenista nacional logró coronarse campeona del W60 de Grodzisk Mazowiecki junto a su compañera, la brasileña Rebeca Pereira (238°D). Además, la chilena también alcanzó las semifinales del cuadro de singles. La mejor semana de su carrera.

Esos siete días le significaron a Gatica ingresar a las 250 mejores del mundo en el ranking de dobles y 400 de individuales. Algo que la santiaguina buscaba desde hace años: "Tuve unos años de mi carrera en los que estuve estancada en un ranking y no podía salir de ahí, eso me afectaba mucho mentalmente. De un momento a otro salí de ese ranking y ahora estoy completamente en otro nivel".

Los triunfos y su gran momento no hacen más que ilusionar a la joven deportista de 24 años, quien tiene claro su ejemplo a seguir y objetivos a futuro. "Guarachi es un ejemplo seguir y espero llegar al nivel donde ella está, encontrarnos y jugar los Juegos Olímpicos juntas", afirma la tenista en dialogo con AS.

- Desde hace algunos años se encuentra radicada en Brasil, ¿cómo surgió la posibilidad de vivir allá?
- Hace un tiempo estaba entrenando con Camila Silva y ella iba a irse a España, y yo no podía costear los gastos de irme a vivir allá y seguir entrenando con ella. Justo en ese tiempo, donde yo no sabía que hacer, se acercó mi entrenador actual, Felipe Porto, y me preguntó si quería hacer la pretemporada en Brasil. Me dijo los precios, pero yo no podía costearla. Ahí me hicieron un descuento y les dije que sí. Mis papás hace tiempo que querían que no siguiera entrenando en Chile y me fuera al extranjero. Hablé con ellos y me dieron una respuesta en menos de cinco minutos. En Chile no había nadie del mismo nivel con quien yo pudiera entrenar.

- ¿Cómo vivió esa semana en Polonia donde sale campeón de un W60 en dobles y llega a semis en individuales?
- Fue difícil. Habíamos perdido la final pasada el sábado en un partido horrible. Estábamos muy nerviosas porque era la primera final W60 que hacíamos y veníamos jugando muy bien. Justo ese día que jugamos la final teníamos que tomar el tren para llegar en la noche a Polonia y jugar al otro día. No pudimos tomar el tren y tuvimos que viajar de Republica Checa a Viena, y de ahí viajar el domingo en la mañana. Llegamos a las 12 y el partido era a las cuatro de la tarde. Jugamos el primer partido sin expectativas y resultó ser la mejor semana de nuestras carreras. ubo un partido, el de cuartos de final, que no cómo lo gane porque físicamente estaba muerta.  Lo bueno es que entraba a la cancha y lograba superar ese cansancio físico con mi mente.

- Me imagino que al momento de levantar el trofeo deben haber pasado hartas cosas por su cabeza, el título le significa un avance grande y se le abren más puertas…
- Fue un título especial porque veníamos de dos finales perdidas, lo mismo el año pasado, entonces teníamos la espina clavada cada vez que jugábamos una final. Es importante porque avanzamos muchas posiciones en dobles y en singles también para mí. Lástima que en las semifinales el cansancio habló más fuerte. Se me pasaron muchas cosas: las semanas pasadas, el esfuerzo de llevar en Europa dos meses. Es bueno que los resultados lleguen, se siente que el esfuerzo vale la pena. Este torneo nos ayudó a ver que estamos en el nivel y poco a poco llegaremos más arriba.

Años difíciles, el apoyo y su meta en Santiago 2023

- Hace un par de años no pasó por un buen momento, estando estancada entre las 400 y 500 del mundo, ¿no pensó en colgar la raqueta, considerando todo el gasto y sacrificio que implicaba en usted?
- La verdad es que sí, todos los tenistas pasan por semanas en las que piensan en retirarse. Es difícil, a veces ves que tienes todo en tu contra; no tienes el dinero y nadie te apoya económicamente; pierdes un partido que quizás podías haber ganado. Todo eso pasa por tu cabeza, a mí me pasó muchas veces. Tuve unos años de mi carrera en los que estuve estancada en un ranking y no podía salir de ahí, eso me afectaba mucho mentalmente. De un momento a otro salí de ese ranking y ahora estoy completamente en otro nivel. Pasa por la cabeza el tema de retirarse, pero al día siguiente se viene el pensamiento de que se está en el camino correcto y que las cosas van a llegar. La fuerza que te da la familia y tu entrenador te permite seguir día a día.

- Usted no proviene de una familia pudiente, ¿cómo lo ha hecho para sostener su carrera, especialmente durante esos años estancada?
- Actualmente solo cuento con el apoyo del Plan Olímpico del IND junto a la Federación de Tenis. No es mucho, pero me sirve para poder jugar estos torneos y hacer algunas giras. El resto viene del bolsillo de mis papás. Ha sido difícil, siempre hemos sido una familia simple. Nunca he tenido un auspiciador que me ayude con mis gastos tenísticos, espero tenerlo en algún momento y que llegue alguien para ayudarme y no tener que sufrir tanto.

- ¿Ve en Alexa Guarachi un ejemplo y una meta?
- Si, obvio. Desde que conocí a Alexa en la Fed Cup que ella me dije que jugara todas las semanas y lo intentara, porque una o dos semanas iban a cambiar mi año y ranking. Ella estaba en lo cierto, en tres semanas nuestro ranking cambio mucho y casi estamos en el top 200. Guarachi es un ejemplo seguir y espero llegar al nivel donde ella esta, encontrarnos y jugar los Juegos Olímpicos juntas. También los Juegos Panamericanos de Santiago 2023, nos estamos preparando para eso y la idea es poder sacar una medalla en singles y dobles. Es muy importantes para nosotras poder jugar en nuestra casa, en Santiago frente a nuestro país.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?