ENTREVISTA AS

"Un completo desconocido": las confesiones del DT revelación de Primera

César Bravo dirige por segunda vez a Unión tras ascender desde el fútbol joven y los resultados lo respaldan: "Nunca me lo esperé".

0
"Un completo desconocido": las confesiones del DT revelación de Primera
FELIPE ZANCA/PHOTOSPORT

César Bravo cumple su segundo interinato en Unión Española luego de la salida de Jorge Pellicer. Lo que parecía otra breve etapa al mando del plantel se ha extendido más de lo esperado para el DT del fútbol joven hispano, a raíz del buen desempeño de los rojos: ascendieron a la séptima posición y disputan también las semifinales de la Copa Chile. Bravo se consolida en la banca del elenco de Santa Laura pero -en buen chileno- para nada se cree el cuento. 

"Nos hemos sentido bastante bien, apoyados y respaldados por los jugadores en cuanto al trabajo y a la idea que estamos mostrando. La idea a los jugadores les ha sentado bastante bien, se han sentido cómodos. Es una idea que a ellos les parece también, porque es como sienten el fútbol. Se ha creado un buen lazo, siempre hay cosas también que debes tratar de sobrellevar por los que no juegan o no van citados. A la larga, yo creo que se ha creado un buen ambiente y hay un buen entendimiento del cuerpo técnico hacia los jugadores y viceversa", manifiesta el técnico hispano a AS.

- ¿Cuáles son los conceptos básicos que intenta desarrollar?
- Bueno, tratar de jugar hacia adelante, que la posesión sea acompañada de una progresión, avanzando lo más rápido posible. Esto es parte de lo que he tratado de hacer en todos los equipos que dirigí, en Cobreloa desde las cadetes hasta el primer equipo, incluso cuando estuve acá en las inferiores de Unión. Presionar en zona alta, no dejar jugar, evitar que salgan jugando. Y después que ellos se diviertan, que tomen esto del fútbol como una diversión, pero con la responsabilidad que esto significa. Jugar en el fútbol profesional es muy distinto que en el fútbol joven, pero creo que ellos lo han entendido con esa soltura que uno les ha dado. Que se atrevan, que tomen decisiones, más de lo que uno entrena, de lo que uno hace. Que no sea tan rígido.

- Antes tuvo algunos interinatos en Cobreloa, en el Ascenso. ¿Qué herramientas obtuvo en esa etapa para afrontar este desafío en Primera División?
- Muchas, porque no es lo mismo dirigir un plantel joven que un primer equipo y uno también, a veces, comete muchos errores. Por la juventud o por creer que se encuentra capacitado cuando no lo está para nada. Las experiencias de la vida te van ayudando y sobre todo en el fútbol, donde cada día aprendes algo nuevo o sumas algo. Como dicen los sabios, uno nunca termina de aprender y menos en el fútbol. Más encina, se trata de aprender para traspasar, que es lo que se hace en el fútbol. Las tecnologías y metodologías nuevas que hay uno también las tiene que aprender para poder traspasar y estar activo.

"Las experiencias de la vida te van ayudando y sobre todo en el fútbol, donde tú cada día aprendes algo nuevo o sumas algo nuevo"

- Llegó en 2019 al club. ¿Pensaba que en tan corto tiempo iba a estar a cargo del plantel profesional?
- La verdad es que nunca lo pensé. Yo en mi carrera nunca he querido dirigir una Sub 20 para estar cerca del primer equipo. En Unión era un completo desconocido para la gente del club y, a la larga, había dirigido solamente un año y medio por todas las cosas que han pasado en el país. No había mostrado todo mi trabajo, pero siento que la gente de acá vio algo en mí, eso le generó confianza. Insisto, esta oportunidad nunca la esperé, no planifiqué llegar al primer equipo de la manera que se dio y por el poco tiempo que llevo.

- ¿Cuáles son sus expectativas hoy como DT de Unión Española?
- La idea nuestra ahora es terminar lo mejor posible la primera rueda, que es el momento en que se nos va a evaluar, ahí se va a ver qué es lo que se viene. Más allá de lo que nosotros queramos, la idea es seguir disfrutando, no me planifico más allá. Yo tenía otras expectativas cuando llegué al fútbol joven de Unión, tratar de llegar a las selecciones menores de Chile. Siempre lo he dicho y hoy en día ese sueño ya no está, porque hay técnicos. A lo mejor más adelante se puede dar, pero es difícil. Por ahora, me queda disfrutar lo que es Unión Española hasta la cuando la dirigencia lo estime conveniente, hasta cuando yo también me dé cuenta de que puedo aportar. Si no, volver al fútbol joven, que es lo que a mí me gusta y me apasiona. Tampoco me complica estar dirigiendo un equipo de Primera División, y más con la historia que tiene Unión, y tener que volver al fútbol joven. No me complica, no me desilusiona. El fútbol profesional tiene sus cosas y, por el ego de uno, te gusta estar ahí, pero no me quita ilusiones. Donde yo mejor pueda aportar lo voy a hacer profesionalmente. Trabajaré de la misma forma en el primer equipo o en la Sub 8 o la Sub 9.

"La idea de juego pasa mucho por los jugadores y que se les haga familiar y ellos se sientan cómodos como lo han hecho hasta ahora"

- Su sello hoy en Unión es la presencia de una gran cantidad de jugadores jóvenes del club.
- A mí me ha caracterizado darles la oportunidad a los chicos jóvenes, siempre y cuando se lo merezcan. El fútbol profesional no es de dar chances solo por darlas. Si tú llevas tiempo trabajando en el fútbol joven, pasas al primer equipo y no ocupas futbolistas jóvenes o que vengan de cadetes, te estuviste mintiendo toda la vida. Es mi pensamiento, mi política y mi filosofía. Te pueden dar una mano si tratas de instaurar tu manera del jugar en el primer equipo y más cuando tu estuviste tiempo preparándolos.

- ¿La idea de juego se ha facilitado por la presencia de todos estos muchachos?
- Creo que sí, pero no solamente por eso, también por las ganas y los deseos que tienen los jugadores. Aparte en Unión hay jugadores con capacidad, porque tú puedes tener tu idea pero si no tienes los músicos, eso no va a resultar.