Entrevista AS

La chilena que hace historia en USA: "Soy parte de la Roja, pero no me invitan a entrenar; no lo entiendo"

Isabel González será la primera basquetbolista nacional en llegar a la NCAA, la prestigiosa liga universitaria. En nuestro país, eso sí, vive una realidad completamente distinta.

0
La chilena que hace historia en USA: "Soy parte de la Roja, pero no me invitan a entrenar; no lo entiendo"

Una chilena hizo historia en Estados Unidos. Es Isabel González (23), quien estudiará en la Universidad de Illinois Chicago (UIC) y será la primera basquetbolista nacional en la NCAA, la reconocida liga en donde chocan las múltiples casas de estudios superiores. Una que en el plano masculino vio crecer a Sammis Reyes, por ejemplo. Pero lo cierto es que ella, en la División I, buscará brillar con las 'Flames'.

"Estuve con muchas dudas al principio, de que si estaba adentro o no. Estaba como en shock, porque este era mi sueño. No estaba segura de que estaba pasando. Me llegaron los papeles y después fue como ¡estoy adentro!", expresa la pívot en diálogo con AS, recordando el momento en el que supo que su postulación a la UIC, que incluyó un email con sus highlights, había arrojado un resultado positivo.

Isabel González, de 1,84 metros, también vivió su estación previa en el país norteamericano: allí llegó en 2019 para integrarse a Connors State College y jugar la edición junior de la NCAA. Sin embargo, quería más. "Todavía no le tomo el peso (ríe)", dice la seleccionada nacional sobre su nuevo salto, y trata de buscarle una explicación: "Yo creo que es porque nunca pensé lo que iba a poder lograr".

Isabel González, al medio, en Connors.

Ahora, la jugadora chilena estudiará Enfermería, y justamente la UIC es Top 25 en el área de salud en Estados Unidos. Eso resulta mucho más motivante para ella, que tiene claro cuál será su próximo paso en lo netamente académico. "Voy a terminar (la carrera) en dos años, y me dieron uno más (de beca). Ahí voy a sacar un magíster", cuenta González, quien en el futuro anhela llegar a una liga europea.

- ¿Qué tanto ha luchado por este sueño?
- Mucho. Mi mamá me ha ayudado mucho, mi familia. Si necesito kinesiólogo, ellos me llevan. Si necesito un preparador físico, me lo consiguen. Entreno todos los días en la mañana. Ahora, de hecho, estoy con un preparador físico. Siempre he sido motivada desde chica, porque desde los 11 años empecé a entrenar básquetbol. Siempre después del entrenamiento de dos horas, me quedaba dos horas más lanzando o haciendo cosas. En los dos años que estuve en el college, en las veces que no teníamos entrenamientos con mis compañeras, y teníamos todo el día libre, yo misma trataba de motivarlas para que me acompañaran a entrenar.

- ¿Cómo reaccionó su familia cuando la aceptaron en la universidad?
- Fue mucha emoción, ya que mi familia siempre ha estado para mí, en todos los momentos difíciles y buenos en el básquetbol. Siempre fue un apoyo incondicional. De hecho, mi padrastro, Eduardo Miranda, siempre estuvo conmigo desde que inicié en el básquetbol. Ha sido un pilar fundamental. Él siempre me entrenaba. Si necesitaba ir a correr, él me acompañaba. Para todo. Han gastado mucho dinero en mí.

- ¿Qué tan lejos ha sido estar lejos de su gente?
- No fue tan difícil, porque los llamaba todo el día, en cada momento que tenía libre. Igual el año pasado fue horrible para mí, porque mi tía falleció hace dos meses. Fue muy difícil. Tuvo cáncer. Fue un año distinto porque quería venirme a mi casa, no quería estar más en Connors. Gracias a Dios, llegué a Chile y pude despedirme.

- ¿Qué sabe de la División I de la NCAA?
- Por lo que me han comentado los entrenadores, porque yo también he preguntado, entrenamos dos veces al día y una vez hacemos pesas, en las mañanas.

- Me imagino que el nivel le debe sacar harta diferencia a la liga chilena, ¿no?
- Sí, mucho. En Chile no hay mucha dedicación.

"Soy jugadora de la selección chilena, pero nadie me ha invitado a entrenar. No entiendo por qué. Lo necesito".

- ¿Señala a quienes encabezan este deporte o al Estado? ¿Cómo lo ve?
- Una vez salió una publicación de un atleta que estaba entrenando en la calle y Carabineros lo tomó lo preso, porque, creo, no andaba con el pase de movilidad. Y yo hace poco publiqué algo, porque eso me llegó mucho. He estado entrenando en cancha de cemento, por el tema del virus también. En el CEO (Centro de Entrenamiento Olímpico) también están entrenando, pero nadie me ha invitado.

Isabel González, molesta en redes sociales, a raíz de una noticia que involucra a otro deportista.

- ¿Eso le ha molestado?
- Sí, obviamente. Harto. Soy jugadora de la Selección y no entiendo por qué no me invitan. Y siendo una jugadora que va a llegar a la División I (de la NCAA)... Necesito entrenar básquetbol, pero nada.

- ¿Apunta a la Federación?
- Yo creo que debe ser el entrenador (Warren Espinosa). Si un entrenador quiere que una jugadora llegue bien a Estados Unidos, para que llegue preparada, obviamente tiene que hablar con ellas para que vayan a entrenar.

- ¿Cómo ha sido su camino en lo deportivo?
- Muy duro. Siempre he sido muy esforzada, porque yo vivo en Pudahuel, y los entrenamientos son en Puente Alto, en el CEO (Ñuñoa). Siempre tuve que hacer ese esfuerzo como para ir a todos lados. Entrenaba en las mañanas, en las tardes, en distintos lugares. Mi familia también me acompañaba a los entrenamientos. Mi abuela también va. De hecho, ahora me están invitando a entrenar en el (CD Sergio) Ceppi, y queda en Gran Avenida.

- Igual es lamentable que la inviten de otra parte y no de la Federación, que debería ser lo principal...
- Sí. Eso es verdad. Pero bueno. Una nunca sabe qué es lo que pasa...

Isabel González, en la Selección. Es la tercera, de derecha a izquierda.

- ¿Qué cree que le falta al básquetbol femenino en Chile?
- Preparación, porque se vienen los Panamericanos del 2023, y ahora se debería estar entrenando. Pero nada. Algunas tienen universidad, otras trabajan. Entonces, igual es difícil.

- ¿Quién es su referente en el básquetbol?
- De hombres, me encanta cómo juega Stephen Curry, y de mujeres, Diana Taurasi.