CHILENOS POR EL MUNDO

Figura en la Copa, otra dieta y titular fijo: el gran cambio de Vargas

El delantero del Mineiro brilló en el paso a semifinales de Libertadores y, lo más importante pensando en la Roja, dejó claro que vive días favorables.

0

Atlético Mineiro superó en ambos partidos a River Plate, exhibiendo una inesperada superioridad, y avanzó a semifinales de la Copa Libertadores. Eduardo Vargas fue titular en ambos encuentros (triunfo por 1-0 en Argentina y 3-0 en Belo Horizonte) y evidenció que pasa por un muy buen momento. Esto sin duda genera esperanzas con miras a la triple fecha de las Eliminatorias que deberá afrontar con la Roja en septiembre.

Hoy la sensación es que Vargas está distinto. El cambio se hizo palpable tras retornar de una nueva experiencia de aislamiento, a raíz de un segundo contagio de coronavirus. En julio pasado fue notificado de Covid positivo y recién pudo retornar a los entrenamientos y a la actividad competitiva a fines de ese mes. En agosto actuó en el Brasileirao en dos ocasiones y por la Copa de Brasil lo hizo en una oportunidad, pero sin duda que lo mejor han sido sus dos buenas presentaciones contra River Plate. 

Semifinalista de la Libertadores

Contra los argentinos, Vargas actuó en la posición de puntero izquierdo en el contexto del sistema de juego 1-4-2-1-3 empleado por el DT Cuca con Atlético Mineiro. Sobre todo en el duelo de visita disputado en el Monumental de Buenos Aires, el chileno mostró un irrestricto compromiso defensivo, realizando extensos y constantes repliegues para colaborar en la marca con el lateral Guilherme Arana. Una faceta que no es habitual observarle en la Roja.

En el plano ofensivo también destacó. Inteligente para movilizarse por el frente de ataque, Vargas complicó permanentemente a los argentinos con desplazamientos en diagonal y sorpresivos cambios de velocidad preferentemente hacia el eje de la línea ofensiva. En ambos partidos, solo no pudo convertir, a través de estas acciones, debido a las buenas atajadas del arquero Franco Armani.

Vargas fue también una opción de pase confiable y segura. Exhibió movilidad constante, lejos de los días en que por pasajes se entregaba a la marca de su oponente directo. Luego, y con el balón en sus pies, mostró precisión y destinos trascendentes en la siguiente jugada. Su vínculo táctico con el centrodelantero Hulk también resultó llamativo: el chileno logró buena capacidad de combinación con el '9', habilitándolo en profundidad desde la posición centro izquierda para las apariciones del brasileño con pelota dominada dentro del área.

Sentirse bien

En medio de este buen momento, el chileno reconoció un cambio importante en aspectos de su vida personal que, sin duda, inciden en el buen momento de forma que exhibe. Se le aprecia más afinado en su contextura física y con capacidad de recorrido en el terreno de juego similar a la de sus mejores años en Universidad de Chile, bajo la conducción de Jorge Sampaoli.

"Tengo la cabeza concentrada en comer bien, entrenar bien y la verdad es que me siento mucho más ligero en la cancha y en los entrenamientos. Estoy más dispuesto, no me siento tan cansado como antes, me siento muy bien", dijo en su momento.

"Dije de la noche a la mañana: 'voy a dejar de comer cosas malas, voy a empezar a comer mejor, voy a entrenar mejor, voy a dar el 100% en los entrenamientos, en los partidos'. Quiero intentar hacer cosas buenas para el club y ser bueno conmigo mismo", agregó el delantero.

Con Alexis Sánchez virtualmente fuera de la próxima convocatoria por lesión, Vargas tendrá un rol crucial, como eje del ataque, en los partidos clave que enfrentará la Roja próximamente por las Eliminatorias. Lo más probable es que junto a Ben Brereton comande la ofensiva y el buen nivel que muestra siembra algo de tranquilidad en staff liderado por el DT Martín Lasarte.