Entrevista AS

Abreu se confiesa: la opción de dirigir en Chile, su sello como DT y la influencia de Pellegrini

El ex delantero uruguayo fue ofrecido a clubes como Curicó Unido y Wanderers. En diálogo con AS reveló que la idea lo entusiasma: "Podría disfrutar".

0
Abreu se confiesa: la opción de dirigir en Chile, su sello como DT y la influencia de Pellegrini

Sebastián Abreu (44) vive días agitados. El 'Loco' se encuentra de vacaciones en Madrid, disfrutando de los atractivos turísticos que ofrece la capital española, pero también trabajando. El histórico ex jugador uruguayo no deja de lado su rol como director técnico y aprovechó su vínculo con Luis Suárez para visitar el complejo deportivo del Atlético, ubicado en Majadahonda: "Le prometí a mis gemelos que vendríamos, porque 'Lucho' es padrino de uno de ellos y hace tiempo no se veían".

Desde la península ibérica, Abreu atiende a AS. El 'charrúa' ha hecho noticia por estos días en Chile porque, según información recabada, fue ofrecido para dirigir en el fútbol nacional, específicamente en Curicó Unido y Santiago Wanderers, dos clubes que están comprometidos con el descenso. Una situación que a él no lo incomoda y que, al contrario, parece entusiasmarlo: "Me siento preparado. A veces hay que tomar el fierro caliente y mostrarle a los demás que puedes revertir situaciones adversas".

- ¿Qué le llama la atención del fútbol chileno?
- Primero que todo, estoy contento de que hayan sondeos. Creo que tengo puntos a favor para ir al fútbol chileno, porque siempre existe una ventaja en aquellos lugares por donde ya pasaste. Conocer la idiosincracia, por ejemplo, o la cultura futbolística, los jugadores, las infraestructuras de los equipos chilenos, que son muy buenas. También conozco la parte futbolística: sé que hay juego asociado desde fondo, posesión de balón, se utilizan proyecciones de laterales. Además que no hay equipos grandes y chicos. O sea, sí en historia, pero no en planteamiento táctico. Cualquiera le gana a cualquiera. Creo que es un lugar donde podría disfrutar.

"Me tocó vivir las dos caras de la moneda como DT. Sé qué hay que hacer cuando peleas arriba, y también cuando estás abajo"

- Curicó y Wanderers son dos equipos complicados en la tabla. ¿No le asusta eso?
- Hay que poner en contexto que ya dirigí a dos equipos. En uno, el Santa Tecla de El Salvador, nos tocó ser campeones; y en el otro, Boston River, tuve que pelear el descenso. Entonces, en el corto tiempo que llevo entrenando, ya me tocó vivir las dos caras de la moneda, y eso al final es experiencia que uno acumula. Sé lo que hay que hacer cuando estás peleando arriba y también cuando estás peleando abajo. Así que, en ese sentido, me siento preparado. Además, hay que entender que en el fútbol uno no siempre va a encontrarse con la posibilidad ideal.

- ¿Qué es lo que espera en caso de arribar a Chile?
- En esta etapa en la que estoy iniciándome, espero darle continuidad a lo que yo pretendo como línea de juego. Eso sí creo que es muy importante. Que haya una sinergia entre la identidad del club y lo que yo propongo. Y tener una infraestructura que permita desempeñarse, como buenos campos de juegos. A partir de ahí, poder mejorar al jugador desde lo físico, lo táctico y lo colectivo. El fútbol chileno me agrada y, como te digo, está la ventaja de haber pasado por ahí.

"Pellegrini despertó mis ganas de ser DT"

El 'Loco' comenzó su carrera como estratega en 2019, a sus 42 años y cuando aún era futbolista. Sin embargo, desde los inicios de su etapa como jugador supo que, una vez fuera de la actividad, se iba a dedicar a la dirección técnica. Una situación que fue impulsada nada menos que por Manuel Pellegrini. Ambos coincidieron en 2001, cuando el 'Ingeniero' comandó a San Lorenzo de Almagro.

"Hubo tres momentos importantes para que yo tomara esta decisión, pero cuando hice el clic fue con Pellegrini, allá en San Lorenzo. Él me enseñó muchas cosas que yo no tenía presente, que no sabía hasta entonces. Me mostró una metodología de entrenamiento. Nuestra relación llegó a tal punto que durante mucho tiempo estuvimos compartiendo información. Cuando estuvo en el Villarreal, él me mandaba pendrives, para que yo entendiese como estaba trabajando. Lo mismo en el Real Madrid", confesó Abreu.

- ¿Cuáles fueron los otros dos momentos?
- Bueno, después reafirmé mi intención de entrenar con Juan Manuel Lillo, en Dorados de Sinaloa en 2005. Y termino de confirmar todo cuando estuve con el 'Cholo' Simeone, allá en River Plate en 2008.

- ¿Y cuál fue el que más lo marcó? ¿A quién le gustaría parecerse?
- Me gustaría parecerme a Sebastián Abreu (risas). Quiero ser auténtico, tener mi propia identidad, obviamente tomando ciertas cosas que he aprendido de otros entrenadores. Hoy se habla mucho de GPS, de videoanálisis, de drones, torres de análisis y... ojo, no quiere decir que no los utilice, son herramientas súper importantes, pero creo que lo primordial es tener manejo de grupo. Con eso, todo lo demás se va a potenciar. Si el futbolista no está convencido de lo que está haciendo, no funciona. Y eso es lo que tienen los entrenadores que te nombré, como Pellegrini, Miguel Ángel Russo o el 'Maestro' Tabárez. Saben hacer que el futbolista se compenetre con la idea, saben cómo llegar, y luego todo es mucho más fácil.

- ¿Cree que, al tener usted una trayectoria extensa como futbolista, el jugador se identifique y le sea más fácil hacer llegar su idea?
- Es complejo, en realidad. Porque hemos visto de todo en la dirección técnica: entrenadores que jugaron y les fue bien, otros que les fue mal. O entrenadores que nunca jugaron y les fue de maravilla. También algunos sin experiencia que tienen éxito, como Scaloni en Argentina. Haber jugado no siempre es garantía, aunque sí puedo aportar la experiencia de vida. Sé lo que es estar en equipos grandes, en equipos chicos, peleando Champions, Libertadores, descensos... Me ha tocado vivir de todo, pero eso no asegura que vayas a ser un buen DT. Tienes que prepararte, escuchar mucho.

- Sobre el final de su carrera como futbolista ejerció como jugador-técnico. ¿Cómo fue vivir ese rol tan inusual?
- Es importante el aspecto estadístico ahí. En el Santa Tecla fuimos campeones, yo siendo jugador y entrenador interino, y te lo repito porque partir la carrera como DT es lindo, es relevante. Y porque creo que el haber sido parte de ese plantel como jugador fue algo que me ayudó. La directiva me propuso asumir ese doble rol y yo era parte del grupo, sabía como sentían mis compañeros, y el conocimiento de las personas ayudó a que hubiese un mejor entendimiento.

"Simeone ha elevado mucho su nivel como entrenador y poder compartir con él es lindo"

- Me contó que hace unos días fue a la práctica del Atlético. ¿Conversó con Simeone?
- Sí, muchas cosas. Fui para aprender de él. Hablamos sobre qué había cambiado él en sus equipos con el paso del tiempo, cómo maneja el trabajo grupal, cómo hacer que todos tengan espacio en el equipo pese a las edades, que todos se sientan importantes. Y me dijo que lo más crucial es no asumir la responsabilidad de todo como DT, sino que hacer entender que es un trabajo compartido entre jugadores, dirigentes, etc. Me conversó también sobre aspectos tácticos. Ahora último él ha usado mucho la línea de tres en defensa, entonces le pregunté cómo la prepara y entrena. Hay muchos ámbitos que él ha ido modificando. Yo lo tuve en 2008 y ahora estamos en 2021, ha pasado mucho tiempo. Ha elevado mucho su nivel y poder compartir con él, ser testigo de la exigencia de sus entrenamientos, es lindo. Ver que todo lo que se practica es con base en una situación real de partido, que posiblemente ocurrirá el fin de semana, es increíble.