Entrevista AS

"Mi referente es Arturo Vidal; también vengo de una familia humilde y nunca nadie nos ayudó"

Cristhofer Mesías, uno de los futbolistas más regulares de Cobresal, cuenta su historia. "Me gustaría llegar a un equipo grande", dice el volante. Hoy sonríe y es ambicioso. Antes la pasó mal.

0
"Mi referente es Arturo Vidal; también vengo de una familia humilde y nunca nadie nos ayudó"

Cobresal ha vuelto a exhibir su lado competitivo en el Torneo Nacional. Sin ir más lejos, seis de sus nueve victorias en el certamen las ha conseguido en los últimos ocho duelos. Así, Gustavo Huerta y compañía entregan señales que esperanzan a sus hinchas. "Creo que estamos haciendo bien las cosas. Por lo general, se espera que estemos un poco más abajo. Nosotros creemos que podemos pelear cosas importantes y eso lo queremos demostrar", relata Cristhofer Mesías (23).

El volante (de polerón blanco en la foto principal) es uno de los futbolistas más regulares de Cobresal y, en ese contexto, atiende a AS: "Mi momento es positivo. Creo que he venido haciendo bien las cosas. El profe está confiando harto en mí y quiero demostrar en cancha que estoy para jugar todo el torneo". El zurdo registra un gol y una asistencia en el campeonato, y ha llamado la atención con su técnica y remate de distancia. Ahora sonríe y es ambicioso. Pero antes debió pasarla mal.

"Hoy en día se nos llena la ambición de entrar a la Copa Libertadores".

- ¿La Copa Sudamericana es la obsesión de Cobresal o hay apetito por la Libertadores?
- Como primer objetivo, nosotros siempre nos planteamos a principios de año una copa internacional. Hoy en día, hablándolo y viendo cómo se ha dado el campeonato, se nos llena la ambición de entrar a la Copa Libertadores.

- Me hablaba de que Gustavo Huerta ha confiado en usted. ¿Qué le ha dicho él?
- Me ha ayudado mucho en varias situaciones, en varios procesos. Me dice más o menos lo que tengo que hacer dentro de la cancha, lo que quiere de mí, que me suelte más en cuanto al ataque, ya que en lo defensivo trabajo bien, y que tengo las condiciones y las capacidades para ser un jugador importante.

- Ha jugado como volante y lateral izquierdo. ¿Dónde cree que luce más o dónde se siente más cómodo?
- Yo creo que donde me necesite más el equipo. Pero si ya es una opinión un poco más personal, me gusta jugar de volante porque siento que puedo aprovechar una virtud mía, que es el disparo de media distancia. Quizás de lateral se pierde un poquito eso, pero también se puede llegar a rematar. Solo que en el mediocampo es más probable que pase.

Mesías celebra un gol por Cobresal.

- ¿Quién es su referente en el fútbol? ¿A quién mira o a quién intenta imitar?
- Siempre he dicho que Arturo Vidal. Por todo lo que pasó, por dónde salió y por cómo es hoy en día.

- La historia de vida, ¿no?
- Claro. Por ahí uno también viene de una familia humilde. Nunca nos ayudó nadie. Entonces, me refleja eso y también el sacrificio que él demuestra dentro de la cancha, que, creo, también quiero demostrar.

- ¿Cómo fueron sus inicios en el fútbol?
- Estuve en las cadetes de Unión Española. Antes también había estado en las cadetes de Fernández Vial, con el profe Carlos Ramos, pero después llegué a Unión a los 11 años. Ahí estuve hasta los 15, y después llegué a Cobresal, a los 16. De ahí no paré hasta que me subieron al primer equipo.

- ¿Y cómo fue el cambio de ciudad? Usted es de Santiago (Puente Alto) y pasó a El Salvador...
- Súper difícil. Al principio uno no lo siente tanto, porque anhela estar en el primer equipo. Pero después, al año, año y medio, uno empieza a echar mucho de menos a la familia. Yo soy súper apegado a mis papás. Entonces, fue un proceso súper complicado, en el que necesité ayuda psicológica para enfrentarlo.

- ¿Qué sentía?
- Lo que pasa es que yo soy de esas personas que trataba de no comentarle mis inseguridades a mi familia, o si tenía un día malo. Entonces, trataba de guardarme todas las cosas, lo que fue un error. Después fue un cúmulo de situaciones que te van superando. Gracias a la ayuda psicológica, uno empieza a mirar de otra manera las cosas y cómo hay que enfrentarlas, qué hay que hacer. Por lo mismo, también tomé medidas. En este caso, le dije a mi pareja que se viniera a vivir conmigo, para así no sentirme tan solo y tratar de hacer las cosas bien.

"Si no estás al 100 de la cabeza, es difícil que compitas de la mejor manera".

Cristhofer Mesías sufrió estando a más de 1.000 kilómetros de sus padres, y a eso se sumó otra situación. "Era complicado, porque ellos estaban pasando un mal momento", cuenta. Él deseaba acompañarlos, pero no se pudo. Así, se trató de su momento más duro en el fútbol, ya que, dice, era complejo "estar lejos de la familia y competir al máximo nivel. Si no estás al 100 de la cabeza, es muy difícil que compitas de la mejor manera". Ahí recalca la importancia de la salud mental.

- ¿En el tiempo que estuvo complicado le dieron ganas de volver a Santiago y dejar este sueño del fútbol?
- No sé si eso me lo cuestioné. Creía que tenía que madurar. Entonces, lo miraba siempre de ese lado, un poco más positivo. Menos mal nunca me planteé esa pregunta, de querer irme y dejar el fútbol. Sí quizás el irme a un equipo que esté un poco más cerca, buscar más minutos.

- ¿Y ahora cómo se siente?
- Estoy súper bien, súper tranquilo, súper contento con el momento. Estoy viviendo con mi pareja, y eso me ayuda harto. Mis papás están súper bien, ya no están en esos problemas personales de los que te hablaba antes. También han venido a verme. Entonces, de cierta manera, eso me deja tranquilo y se están dando bien las cosas para yo competir de una buena manera.

- ¿Mantiene el trabajo con psicólogo o ya no?
- Sí. El club es bastante preocupado en ese sentido. Acá hay dos psicólogos, y me han ayudado mucho. Sigo manteniendo las sesiones, las charlas. También fui a psicólogo particular en Santiago, porque yo mismo sabía que tenía que buscar ayuda. Entonces, hasta el día de hoy lo mantengo, porque yo digo que es un trabajo más, como un entrenamiento más. Es como estar bien físicamente.

"Juan Carlos Gaete tiene las capacidades para demostrar su talento en Colo Colo".

- ¿Cómo ha visto a Juan Carlos Gaete, quien retornó a Cobresal tras no tener espacio en Colo Colo?
- Él sabe lo que juega. En realidad, todos sabemos. Lo hemos visto competir, cómo destaca. Él también lo tiene súper claro. No sé que le habrá pasado en Colo Colo. Yo creo que él tiene las capacidades para demostrar su talento, sus condiciones allá. Pero no sé si allá tiene la cercanía que tiene acá con el profe (Gustavo Huerta), que lo conoce hace mucho tiempo. Quizás eso lo hace competir más. Cuando viene acá, siempre trabaja bien, juega bien los partidos, responde. Entonces, son puras cosas positivas.

- Y respecto a Pablo Cárdenas, que es otro futbolista que ha destacado bastante. Según la prensa peruana, él estuvo siendo seguido por la Selección de ese país. ¿A usted qué le parece?
- Al Pablo lo conoce de hace tiempo. Hemos compartido muchísimo. Él siempre se ha entrenado bien. Desde que llegó acá, yo y otros compañeros más hemos tratado de ayudarlo bastante. Hoy en día es un jugador súper maduro. Creo que le falta mucho todavía, sí. Pero maneja muy bien ese puesto (lateral derecho), tiene personalidad y ha mejorado mucho su técnica. Físicamente, siempre ha sido bien dotado. Entonces, puede marcar la diferencia en ese puesto. Y con respecto a la Selección, es una decisión de él, personal. Yo la verdad es que no sabía que tenía familia allá. Ahora se ha seguido harto esa noticia, y creo que él tiene que tomar la mejor decisión y donde se sienta más cómodo.

- ¿Cómo es vivir en un campamento minero para alguien de Santiago?
- Es difícil (ríe), porque hay súper poquitas cosas. Lo entrete del día es ir al supermercado a darte la vuelta y devolverte a la casa. Es un poco complicado, pero el pueblo de acá es lindo. Después uno lo aprende a querer. Y la tranquilidad, eso que no está en Santiago, aquí sí está. Aquí puedes dejar tu casa abierta y tu auto estacionado afuera, y no va a pasar nada. Eso es lo lindo de El Salvador.

- ¿Y cómo mata el tiempo?
- Juego harto play. Paso tiempo en pareja, trato de tener una buena relación. También tengo un emprendimiento de ropa, así que mato el tiempo ahí. Compro ropa al por mayor y la vendo acá a mis compañeros, a gente de la ciudad. Me ha ido bien. No me quejo.

"Me gustaría llegar a un equipo grande y jugar por la Selección".

- ¿Cuáles son sus grandes sueños en el fútbol?
- En realidad son metas. A corto plazo, terminar el campeonato jugando, que sea un buen campeonato. A mediano plazo, consolidarme en el equipo titular, y ya algo más grande, obviamente llegar a un equipo grande y después salir de Chile. También jugar por la Selección y ese tipo de cosas.

Mesías comparte junto a su familia en El Cobre.