Fútbol Chileno

Fue despedido, regresó y es la gran amenaza de Colo Colo

El DT Francisco Meneghini vive con éxito su segunda etapa en La Calera: recuperó al plantel y, si su equipo vence a la UC, asumirá el liderato.

0
Fue despedido, regresó y es la gran amenaza de Colo Colo
RAUL ZAMORA/PHOTOSPORT RAUL ZAMORA/PHOTOSPORT

Colo Colo cayó inesperadamente contra Ñublense en el Monumental y el liderato en la tabla de posiciones del Campeonato Nacional se comprimió. El gran ganador de la fecha 23 fue Unión La Calera, ya que la escuadra dirigida por Francisco Meneghini, tras un buena victoria como visita por 3-1 ante Antofagasta, quedó a solo dos puntos del cuadro albo. Hoy, la sensación es que los cementeros brindarán también una dura lucha en su intento por lograr el primer título de Primera División.

La gestión de Meneghini ha sido clave en el actual momento del escolta del Cacique. El DT argentino retornó a La Calera en julio, luego de ser despedido en septiembre de 2019, señalando entonces que "como cuerpo técnico, no estamos de acuerdo". El estratega asumió con la escuadra recientemente eliminada por Temuco en la segunda ronda de la Copa Chile y tras una baja performance en la Copa Libertadores: a pesar de integrar un grupo altamente competitivo, igual resultó decepcionante su cometido (2 empates, 4 derrotas y apenas un 11,1% de rendimiento).

Buena campaña

El impacto de la labor del ex DT de Audax Italiano fue inmediato. Antes de la primera derrota en el torneo, registró una racha invicta de 6 partidos (4 triunfos y 2 empates), obteniendo 12 de los 18 puntos en disputa. Todo se interrumpió, eso sí, con una inesperada derrota por 4-1 frente a Universidad de Chile, en el Nicolás Chahuán. Durante el tramo inicial del duelo, el local abrió la cuenta y controló las acciones, pero tras la paridad decayó y el partido fue manejado por los azules.

Durante el nuevo ciclo, Meneghini vivió una breve etapa de complicaciones. Luego de igualar ante Colo Colo (1-1), los caleranos perdieron contra Unión Española en el Santa Laura (2-1) y a continuación sucedió lo inesperado. Santiago Wanderers los venció 1-0 en casa, logrando la primera victoria del torneo. Fue un golpe duro el traspié ante el colista absoluto, pero rápidamente el equipo se recompuso: sumó tres triunfos en los últimos duelos del campeonato.

El balance general de la gestión de Meneghini arroja 24 puntos en 13 encuentros jugados, con 7 victorias, 3 empates e igual cifra de derrotas. El porcentaje de rendimiento asciende a 61,5%, la escuadra cementera anotó 20 goles y recibió 16 tantos en la portería defendida por el argentino Alexis Martin. Este sábado, en caso de vencer a Universidad Católica en el Nicolás Chahuán, le arrebataría el liderato a Colo Colo, que en la jornada siguiente visitará a Palestino.

Plantel y estilo

Uno de los sustentos de la buena campaña de Meneghini ha sido, indiscutiblemente, el buen nivel del plantel calerano. Los escoltas del torneo tienen jugadores clave que se han constituido en pilares del buen rendimiento. Además, el grupo se enriquecerá con la llegada de Gonzalo Jara desde México para reforzar la zaga, a raíz de la lesión de Santiago García.

En el arco, Martin entrega plenas garantías y Christian Vilches mantiene la regularidad que lo distingue en la defensa y ha sido muy bien asistido por Erick Wiemberg. Jayson Vargas es el hombre dominante en el mediocampo y cuenta con el apoyo también destacado de Gonzalo Castelani. Finalmente, en la ofensiva Meneghini cuenta con tres arietes de primer nivel para la liga chilena: Octavio Rivero, Andrés Vilches y Sebastián Sáez. El primero sufrió una grave lesión de rodilla, pero el 'Sacha' Sáez volvió con todo y se ha hecho presente en el marcador con goles importantes. 

El DT calerano implementa un fútbol con énfasis en el juego asociado para aproximarse al arco rival y gran hincapié en el sentido colectivo. Durante la fase de defensa, sus dirigidos circunstancialmente emplean la presión tras pérdida. Cuando esto no ocurre, lo común es la conformación de un bloque medio de recuperación del balón con el propósito de defender lejos del propio arco y también, en la etapa de transición ofensiva, poseer cercanía con la meta adversaria. El ritmo de juego es coherente con los rasgos mencionados, lo que trasunta que la intensidad no es una de las cualidades hegemónicas del conjunto cementero, pero sí la necesaria para sostener el nivel de juego.