In Ben we trust

Benjamin Brereton Díaz nunca ha jugado un partido por eliminatorias, sin embargo, hoy aparece como la principal carta de gol de la selección chilena en períodos de urgencia.

La vida le cambió a Ben Brereton Díaz en los últimos meses. Pasó de ser un espigado delantero inglés que daba señales de dar un salto en su carrera, a un atacante que juega por Chile y que pese a tener pocos partidos en su bitácora, se ganó un espacio no sólo entre los analistas sino entre la afición. Breteron hace comerciales despidiéndose de La Reina porque va a defender a un país sudamericano, pide sándwich tradicionales con un castellano que aún no resulta fluido, es protagonista de sponsor de ropa interior. Brereton es simpático. Cuando vino al país se fue a dar una vuelta por la Plaza de la Dignidad, solicitó que le agregaran el apellido de su madre (Díaz) en la camiseta que luce en el Blackburn Rovers, pidió empanadas el pasado 18 de septiembre a través de redes sociales.

Ben Brereton Díaz hace goles. Muchos. Y Chile necesita esos goles de manera imperiosa.

Con Eduardo Vargas fuera de la convocatoria, el inglés aparece como la carta goleadora con mejor presente. La Roja recuperará en esta fecha triple a Alexis Sánchez, el futbolista más gravitante del equipo. Breretron, que llegó a la Copa América como una apuesta, que empezó como suplente para después quedarse con el puesto, que anotó el gol en la única victoria de Lasarte en un partido por los puntos, llega a esta tripe fecha en una situación mucho más consolidada, instancia que se ganó con un rendimiento goleador superlativo. Antes de jugar por Chile, Brereton Díaz había convertido 9 goles en 88 partidos oficiales disputados. Tras su participación en la Copa América, lleva 10 goles anotados en 11 duelos jugados.

Atribuirle toda la responsabilidad a Brereton es injusto, como lo sería cargarle toda la mochila a un solo futbolista. Pero en el caso del delantero sería aún más exagerado, pues hace apenas unos meses era un desconocido total para la afición, para la prensa, un jugador que buscaba ganarse su lugar en la Championship, Segunda División de la Premier League. Es probable que pronto Brereton de un salto en su carrera a un club con mayores ambiciones. Vale varios millones más que hace un par de meses. Su capitalización es producto de su desempeño, de nadie más.

En Perú confían en Gianluca Lapadula Vargas, delantero del Benevento, hijo de peruana, que defiende la albirroja hace un buen rato. Chile confía en Brereton Díaz, este hijo de chilena que milita en el Blackburn. Cuando no hay muchas alternativas, hay que buscarlas incluso en los sitios más inesperados. A veces esas historias son las que terminan mejor.

Más que nunca, confiamos en Ben.