FÚTBOL CHILENO

La obra de Paulucci en la UC

Bajo la conducción del argentino, los cruzados registran 100% de rendimiento y acechan al líder Colo Colo. ¿En qué intervino el nuevo DT?

0
La obra de Paulucci en la UC
ANDRES PINA/PHOTOSPORT ANDRES PINA/PHOTOSPORT

Universidad Católica volvió involucrarse en la disputa del liderato, tras el excelente triunfo que los dirigidos por Cristian Paulucci obtuvieron ante La Calera. Por deferencia de gol, el elenco cruzado desplazó a su rival del sábado pasado en el Nicolás Chahuán y, con cinco puntos de diferencia, es el nuevo escolta de Colo Colo en el Campeonato Nacional.

Los cruzados cambiaron del cielo a la tierra luego del adiós de Gustavo Poyet desde la banca estudiantil. Ganaron los 4 partidos disputados y convirtieron 13 goles, recibiendo solo 3 anotaciones. Uno de los grandes artífices de todo es, sin duda, el nuevo DT Paulucci, quien fue el primer ayudante del uruguayo en su paso por San Carlos de Apoquindo. La UC mejoró notablemente el desempeño futbolístico, lo que evidencia que muchas cambiaron en el tricampeón.

Estabilidad posicional

Lo primero que realizó Paulucci fue insistir en la utilización del sistema de juego 1-4-1-2-3, ordenamiento posicional en la cancha que fue el eje de los dos títulos precedentes de los cruzados bajo la conducción de Gustavo Quinteros y Ariel Holan. Poyet partió con la misma fórmula táctica, pero luego insistió en otras propuestas, incluso con la presencia de tres centrales, aumentando el desconcierto y la irregularidad.

El plantel se encuentra estructurado bajo los requerimientos del sistema posicional mencionado. Por lo tanto, intentar con otros formatos tácticos no dio los resultados que el DT uruguayo esperaba debido, por ejemplo, a la alta presencia en ofensiva de hombres que actúan por las puntas. Lo mismo sucede en el mediocampo, a raíz del buen número de volantes mixtos, generando un universo de jugadores propicio, esencialmente, para la organización espacial implementada por Paulucci.

El factor Zampedri

En términos ofensivos, la etapa de Poyet en la UC será recordada por la orfandad que en muchos partidos exhibió Fernando Zampedri. Como la gestación de juego no concretaba a cabalidad, principalmente en el sector medio, los cruzados en muchas ocasiones eran dominados, lo que obligaba al retroceso permanente de los punteros. Entonces, el '9' debía lidiar solo contra la defensa rival.

Salvo el 2-0 contra La Calera, el argentino no es un ariete de elaboración y concreción, por cuenta propia, de acciones ofensivas. Al contrario, regularmente precisa ser habilitado y sobre todo desde los costados en vista de su buen juego aéreo. Hoy, el panorama es distinto: los punteros atacan más que antes y con ello crecieron las opciones de habilitaciones para Zampedri, iniciando la ruta para volver a ser el hombre clave del ataque de la UC.

Gutiérrez, Fuenzalida, Lanaro...

Paulucci no se hizo ningún problema y su gestión del plantel se ha caracterizado en estas cuatros fechas del torneo por el respaldo absoluto a los referentes del plantel. Con el argentino al mando del equipo los con más recorrido retomaron el protagonismo en la campaña, cosa que comenzó tal cual con Poyet pero luego fueron perdiendo espacio en la búsqueda del DT por encontrar soluciones a las dificultades futbolísticas.

Por lo mismo, figuras como Felipe Gutiérrez, José Pedro Fuenzalida y Germán Lanaro han vuelto a ser el eje del funcionamiento colectivo en la nueva era que se vive en San Carlos de Apoquindo. La sensación general es que Paulucci ha recuperado el rol de los líderes futbolísticos en el terreno de juego, generando una atmósfera más concordante con los exitosos ciclos pasados y que bajo la mano de Poyet no habia sido el mismo.