PERÚ 2 - CHILE 0

La cáida de Alexis Sánchez

El goleador histórico de la Roja jugó uno de sus peores 90 minutos desde que debutó en la selección chilena. Después de un inicio en el que ilusionó, casi siempre decidió mal.

0

Que Alexis Sánchez no está en su mejor momento no es una sorpresa. El tema es que, lamentablemente, una de sus peores versiones en la Selección se dio en una de las noches más importantes de la Roja en los últimos años. El goleador histórico del equipo nacional jugó un pésimo partido en la derrota 2-0 contra Perú.

Se notó la falta de ritmo del tocopillano, que ha perdido lugar en el Inter de Milán de Simone Inzaghi debido a las lesiones y otras opciones que elige el entrenador neroazzurro (Lautaro Martínez, Edin Dzeko y Joaquín Correa). No jugaba 90 minutos desde el 4 de junio de este año, cuando le marcó en el 1-1 contra Argentina en Santiago del Estero. Como si fuera poco, apenas ha jugado 52 minutos en tres partidos de Serie A y 18 en la Champions League, es decir, menos de un partido completo.

En el Estadio Nacional de Lima, Alexis partió encendido. Fue así como se generó varias infracciones y se molestó con el árbitro y los rivales debido las múltiples faltas que recibió. Pero el saldo final fue muy malo: perdió 31 balones, ganó 8 de 16 duelos y solo acertó 37 de 55 pases, dejando en claro que apenas ha jugado en la temporada, por lo que su falta de ritmo fue evidente.

Por otro lado, su toma de decisiones también fue extrañamente mala. En reiteradas ocasiones buscó una alternativa errada a lo que pedía la jugada. Por ejemplo, en el primer tiempo, Marcelino Núñez esperó en la derecha varias veces un pase mientras estaba desmarcado, pero Alexis buscaba otro camino o no estaba preciso cuando lo buscaba.

¿Más hechos llamativos? Un tiro libre importante en el primer tiempo. Marcelino Núñez lanzó tres peligrosos centros en el inicio, por lo que estaba bien preparado para probar directamente al arco. Además, su buena pegada en Universidad Católica, donde ha marcado golazos, eran antecedentes suficientes para tener su chance. Nadie asegura que haya sido gol, pero podría haber probado algo distinto.

Alexis Sánchez, exceptuando su etapa en Arsenal, nunca se ha caracterizado por ser un gran pateador de tiros libres. ¿Resultado? Un remate intrascendente y, posteriormente, una pérdida de balón que casi puso en peligro a Chile.

¿El resto? La misma imagen que se repite una y otra vez en la Roja hace varios años. Retrocedió para jugar cerca de los volantes e intentar meter balones largos para Ben Brereton y luego Felipe Mora. Entre sus imprecisiones y la solidez peruana, no hubo forma de conectarse con los puntas. Simplemente no era su noche.

Lo preocupante es que no hay más margen de error. El domingo Chile juega una final ante Paraguay, mismo rival que hizo ver muy mal a la Roja en la pasada Copa América y que se cierra muchísimo en el fondo. Si se sigue la lógica, Alexis seguirá enganchándose, porque los guaraníes no dejarán espacios. Bajo ese panorama, el jugador del Inter deberá estar más preciso y lúcido para tomar mejores decisiones. Chile lo necesita bien, sobre todo cuando las chances de ir a Qatar se han esfumado bruscamente.