LA ROJA

El fenómeno Brereton

Fue uno de los mejores ante Paraguay y el público lo despidió con una ovación. El aporte del chileno-inglés, a esta altura, resulta indiscutible.

0
El fenómeno Brereton
ANDRES PINA/PHOTOSPORT

Ben Brereton fue uno de los jugadores más aplaudidos de la noche en la victoria por 2-0 de Chile frente a Paraguay. El delantero cumplió una buena presentación, sobre todo en el segundo tiempo, y culminó su labor con la apretura de la cuenta. Fue su estreno como titular en el país y el chileno-inglés dio otra muestra de que se insertó plenamente en la dinámica colectiva del equipo. 

Como titular, Brereton actuó conformando una dupla de ataque junto a Alexis Sánchez ante Perú y contra los paraguayos el DT Martín Lasarte lo ubicó en su puesto original de puntero izquierdo. Sin embargo, tras la salida de Luis Jiménez se instaló de centrodelantero y así anotó la primera cifra. Donde sea, el aporte del ariete del Blackburn Rovers paulatinamente va quedando claro en el conjunto nacional.

Opción de pase constante

Desde el comienzo de su etapa en la Roja, uno de los rasgos futbolísticos que primeramente llamó la atención fue la movilidad del delantero. No se entrega a la marca y sus desplazamientos no cesan en busca de generar las opciones más favorables para recepcionar el balón. Por lo mismo, en la construcción de la maniobra ofensiva es una alternativa constante de habilitación. Sin embargo, todavía por momentos queda la sensación de que podría ser más incluido en el avance hacia la portería rival.

Verticalidad

Seguramente por su formación en el fútbol inglés, el repertorio de desmarcaciones de Brereton exhibe un sello distintivo y a la usanza británica. Sus movimientos, en la mayoría de las ocasiones, son en profundidad. Es un delantero que "pica" constantemente al espacio, de manera abrupta ante la sorpresa de su marcador. Por eso, cuando el ataque chileno dispone de espacio, el delantero del Blackburn Rovers asume un rol de mayor hegemonía en la labor ofensiva.

Compromiso defensivo

Brereton tiene incorporado, como parte esencial de su juego individual, el retroceso por la franje izquierda para colaborar defensivamente con el lateral del sector si el trámite así lo exige. Contra Paraguay, incluso despejó un par de balones en el área que revestían peligro, sacando ovaciones del público. Es, por lo tanto, un puntero o extremo moderno, que recorre la banda de línea de fondo a línea de fondo y esto posee una incidencia favorable cuando la Roja debe defender en bloque bajo de presión.

Presencia

Una de las dificultades permanentes de Chile ha sido su respuesta en el juego aéreo, sobre todo al momento de defender la portería de Claudio Bravo. Con su 1,85 metros de estatura, Brereton es un aporte relevante en los balones detenidos. Regularmente, asume el rol de hombre libre a la altura del primer palo y su corpulencia le permite marcar terreno en cada envío.

Resolutivo

El chileno-inglés no se complica la vida con el balón en los pies y seguramente esto también es producto de su formación. Su norma es actuar, la mayoría de las veces, con acciones de control y pase, lo que agiliza y vuelve resolutivo el paso del balón por su sector. Su técnica es suficiente, permitiéndole garantizar la continuidad de las maniobras, cosa que es clave cuando los avances adquieren un desarrollo cabal hacia la portería rival.