LA ROJA

El secreto en la Roja detrás de la recuperación de Alexis

Mejoró su desempeño ante Paraguay, interviniendo incluso directamente en los goles de la victoria. El tocopillano otra vez puede ser gravitante contra Venezuela

0
El secreto en la Roja detrás de la recuperación de Alexis
PEPE ALVUJAR/PHOTOSPORT

Quedó claro que Ben Brereton, Mauricio Isla y Arturo Vidal fueron las grandes figuras de Chile en la importante victoria por 2-0 ante Paraguay. Sin embargo, Alexis Sánchez también se alzó como uno de los hombres destacados, elevando su desempeño respecto del nivel de juego mostrado en Lima contra Perú. Participó en la habilitación a Isla antes del gol de Brereton y, a continuación, asistió al lateral derecho de la Roja para que sentenciara el marcador con la segunda cifra.

Otro lugar

La novedad en la excelente presentación de Sánchez tuvo que ver con el sitio que ocupó en el ataque de la Selección. El DT Martín Lasarte volvió a formar una línea tres hombres en la ofensiva, con el tocopillano en compañía de Luis Jiménez y Brereton. Claro que el delantero del Inter de Milán actuó de puntero derecho, cosa que no ocurría desde la época de Marcelo Bielsa al mando de la escuadra chilena. Por supuesto que la ubicación incidió en su buen desempeño.

Una década después de actuar en el flanco derecho del ataque, evidentemente que hoy Alexis no es el puntero desbordador, incontrolable y anotador de antes. Su presente se vincula con el perfil de un delantero con mayor desarrollo de la capacidad de gestación de juego y no tanto con la finalización de las maniobras ofensivas. De allí el surgimiento de la percepción en torno a que podría ser el nuevo '10' de la Roja, actuando por ejemplo detrás de una posible dupla de ataque con Eduardo Vargas y Brereton. 

En todo caso, la prevalencia del pase por sobre el dribling y el gol no significó que Sánchez desechara por completo el duelo individual con su marcador. Por momentos contra los paraguayos, encaró al lateral Santiago Arzamendia y mal no le fue, pero las acciones no tuvieron una injerencia relevante en el trámite del partido. Sí posibilitaron fijar el juego por el sector, sobreviniendo a continuación el desarrollo de combinaciones en profundidad para generar riesgo en la portería rival.   

Vieja sociedad

Sánchez es hoy un puntero gestor de juego, a través de asociaciones, y no el hombre penetrante de hace una década atrás. Por lo tanto, la compañía de Isla, viniendo desde atrás en su permanente proyección al ataque, vuelve a jugar en su favor. Sin embargo, el cuadro táctico actual es distinto: el lateral va por afuera en la franja derecha y el tocopillano se cierra para habilitarlo o servir como apoyo cuando el hombre de Flamengo busca la combinación en altura. Años atrás alternaban en la profundidad ofensiva para crear peligro.

El escenario es ampliamente favorable para el delantero del Inter. Instalado en la zona intermedia entre la punta y el eje del ataque, aprovecha las dudas de los defensores para asumir su custodia, puesto que no entrega referencias de marca. Entonces, cuenta con tiempo y espacio para maniobrar en un sector de la cancha con menor densidad defensiva en busca de la cesión que verticalice el juego por la derecha de Chile.

Tal posicionamiento también le permite al tocopillano explorar un ámbito de interacciones con el núcleo de volantes que actúan por el eje del mediocampo. Por eso, fueron recurrentes ante Paraguay las conexiones que logró establecer con Arturo Vidal y Charles Aránguiz. Asimismo, quedó en una situación propicia para buscar la conexión con Jiménez primero y luego con Brereton cuando el capitán de Palestino dejó la cancha. El vínculo no tuvo un desarrollo amplio, pero puede lograr consolidación. Además, es concordante con la tendencia a descender de Sánchez y buscar la conexión con él '9'.