ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

U. DE CHILE

El error que nadie ve en la U

Los azules exhiben mínimo peso en ataque y cada intento de solución falló siempre por el mismo error. Solo les quedan cuatro partidos para hallar una salida.

Actualizado a
El error que nadie ve en la U
JAVIER SALVO/PHOTOSPORT

Pasó lo que todos los hinchas de Universidad de Chile no deseaban y la crisis ahora sí que es de gran calibre en el cuadro azul. Los dirigidos por Cristián Romero cayeron en el epílogo contra Ñublense y la amenaza de tener que disputar el partido por la promoción cada vez es más real. El elenco estudiantil se mantuvo a solo tres puntos de distancia de Curicó, cuadro que viviría ese trance, y todo indica que este domingo las dificultades no cesarán cuando le toque enfrentar a Universidad Católica, flamante el líder del Campeonato Nacional.

Se esperaba un cambio en el rendimiento de los azules, a raíz de la asunción de Romero en lugar de Esteban Valencia, a pesar del mínimo tiempo de trabajo con sus nuevos dirigidos del DT entrante. Sin embargo, la única diferencia, respecto de la línea de funcionamiento anterior, estuvo en la banca, debido a la debutante conducción técnica. La U volvió a exhibir la falencia futbolística que la llevó a enredarse con la problemática del descenso y no ha sido correctamente resuelta desde la etapa de Rafael Dudamel.

Error fundamental

El gran déficit del elenco universitario radica en la fase ofensiva. De hecho, la UC, que amenaza con sobrepasar a Colo Colo en la recta final 2021, registra las misma cantidad de goles recibidos (34), lo que trasunta que en la protección de su portería la U no tiene grandes problemas. Pero en la tabla de posiciones hay 12 equipos entre ambos y los cruzados han anotado 26 tantos más que su rival de este domingo. Y eso que en el ciclo de Gustavo Poyet al nuevo puntero también le costaba muchísimo convertir.

La visualización de la problemática táctica se encuentra absolutamente clara y por supuesto que también es parte crucial de la gigantesca dificultad. Sin embargo, otro aspecto relevante del inconveniente tiene que ver con las soluciones fallidas implementadas y esto guarda relación con el enfoque o mirada, de las direcciones técnicas, para abordar las falencias detectadas.

Ha predominado una mirada parcial de la temática futbolística. La lógica del análisis pasó por corregir las deficiencias en ataque interviniendo únicamente en la delantera. De allí que todo se ha concretado en la disyuntiva de si la U debe atacar con dos o tres hombres para lograr una mayor incidencia en las aproximaciones al arco rival.

Problema de bloque

Las dificultades tácticas en ofensiva de los azules no solo se remiten a los que tienen como misión central atacar. El déficit va más allá y abarca al bloque ofensivo en su totalidad, vale decir, todos los que tienen entre sus tareas y funciones de partido involucrarse en las llegadas a la portería oponente.

Ante Ñublense, los integrantes de este sector del conjunto azul se encontraban claramante referenciados. El trío de atacantes compuesto por Joaquín Larrivey, Franco Lobos y José Gatica. En la zona media, el volante ofensivo (Marcelo Cañete) y el mediocampista mixto (Mario Sandoval). Finalmente, a estos cincos hombres se agregaron ambos laterales (Augusto Barrios y Diego Carrasco).

Por lo tanto, las intervenciones en busca de mejores niveles de prestaciones en ofensiva deben involucrar a todos los protagonista del cuadro azul cuando este posee el balón e intentar llegar a la portería rival. La gestión de la nueva conducción de Romero, seguramente, se encamina en esa dirección, con el desarrollo de correcciones amplias y no tan acotadas en el plano táctico.

El caso más reciente y que tiene relación con lo que hoy que vive la U lo protagonizó hasta hace muy poco la UC. Con Poyet en la banca, el puntero se mostraba espeso, trabado y sin lucidez en la ofensiva. Entonces, Cristian Paulucci intervino en la conformación de la dupla de volantes mixtos (Marcelino Núñez y Felipe Gutiérrez), que es parte esencial del bloque ofensivo, y el equipo comenzó con su gran transformación. 

Por lo mismo, la inclinación a configurar la problemática de los azules con la dialéctica de dos o tres delanteros es también parte del problema. Las innovaciones deben poseer mayor amplitud, incluir a todos los que atacan durante el desarrollo de un partido. La sensación es que mientras eso no ocurra, los resultados seguirán siendo adversos. 

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?